Salsódromo

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Salsódromo es el evento inaugural de la Feria de Cali y se realiza cada 25 de diciembre. Consiste en un desfile de bailarines pertenecientes a las mejores escuelas de salsa de la ciudad colombiana Santiago de Cali, en donde estos muestran sus habilidades con coreografías que mezclan ritmos como la salsa, el cha cha chá, la pachanga, el bolero, entre otros, combinando diversas figuras acrobáticas que acompañan el baile.

Recorrido[editar]

El desfile se da a lo largo de la Autopista Suroriental desde la carrera 63 hasta la carrera 40, completando un recorrido de 2 km en el que los espectadores se ubican a lado y lado de los bailarines en graderías o de pie para apreciar el show. El espectáculo inicia a las 6:00 p.m. y termina hacia las 10:00 p.m. El recorrido lo abre una caravana comercial en la que se pueden observar las carrozas de las distintas empresas patrocinadoras del Salsódromo.

Posteriormente, inicia el desfile de los bailarines con el abanderado del Salsódromo, Camilo Zamora, un bailarín solista que da inicio al espectáculo llevando un vestuario muy colorido y con accesorios luminosos acorde a la temática escogida cada año. En el 2016, el tema del Salsódromo fue ‘Al con paz del barrio’, haciendo alusión a la coyuntura social por la que pasa Colombia respecto a la construcción de la paz desde los hogares en torno al tema del Acuerdo de Paz entre el gobierno y las FARC.

En el desfile participan las 25 mejores escuelas de baile de la ciudad, divididas en 5 ‘alas’ o grupos de 5 escuelas cada una. Cada ala está encargada de representar, tanto con las coreografías como con la escenografía, un componente del tema principal del desfile. En el 2016, cada ala simbolizó un valor asociado a la paz, como lo son la unión, la solidaridad, la esperanza y la reconciliación.

Luego del abanderado, pasa un grupo de 200 ‘bailadores’, que son las personas que sin tener una formación artística formal, poseen grandes dotes para bailar diferentes ritmos y son conocidos en las discotecas de la ciudad por su talento para el baile. Luego cada ala inicia su presentación, en la que van avanzando a medida que bailan al compás de la música hasta llegar a cada una de las paradas del desfile, en las que se muestra una coreografía de 6 minutos en la que se mezclan 5 o 6 canciones de ritmos como la salsa, el bolero y la pachanga, para luego seguir el recorrido. Actualmente, el Salsódromo cuenta con 13 paradas distribuidas en los 2 km de desfile.

Tanto bailarines como bailadores llevan vestuarios coloridos, con apliques y telas brillantes que resaltan ante las luces que iluminan la calle del desfile. Las mujeres suelen llevar tacones dorados o plateados, tocados llamativos en su cabello y un maquillaje elaborado usando los mismos colores que llevan en sus vestidos, los cuales muestran la creatividad que tienen los diseñadores de cada academia de baile, pues se usan telas vaporosas, satín, faldas con boleros, flecos y un sinfín de estilos en su vestuario. Los hombres bailan generalmente con zapatos negros, plateados o dorados, pantalones en tela brillante, una camisa adherida al cuerpo y algunas veces usan chalecos de colores y sombreros.

Además, mientras realizan su presentación en cada parada, la alegría de quienes bailan se expresa en su rostro y en algunos gritos al unísono pronunciando cosas como “¡Vaya!”, “¡Va!”, entre otros, al tiempo que cambian de lugar varias veces mientras bailan.

Antes y después de la presentación de los bailarines, aparecen carrozas con cantantes y agrupaciones musicales de talla nacional e internacional, entre estos está el salsero Yuri Buenaventura (Cali), la Van Van de Cuba, el Gran Combo de Puerto Rico y otros artistas de la música que se han presentado en las distintas versiones del evento.

También desfilan otras carrozas tanto de tracción humana como de tracción mecánica con decoración alusiva al tema del Salsódromo, además de la carroza de los bailarines de Vieja Guardia, que son aquellos que bailan salsa desde hace más de 30 años. En contraste, los 4 mejores grupos infantiles de bailarines de salsa también tienen lugar en el Salsódromo. En total, aparecen alrededor de 1200 bailarines en escena.

Boletería[editar]

Para asistir al evento, salen a la venta las boletas a través de Colboletos, una empresa que tiene distintos puntos de venta en la ciudad, además de facilitar la compra de boletas online.

Se vende desde 1 hasta 4 boletas por persona, con un valor que oscila entre los 90 000 $ y los 100 000 $ en pesos colombianos. Además, se entregan 16 000 boletas gratuitas en graderías para los familiares de los bailarines, deportistas destacados de la región y estudiantes sobresalientes de colegios públicos de la ciudad. También existe una zona gratuita para público de pie, la cual cuenta con un aforo de casi 100 000 personas.

Si desea adquirir una boleta para gradería, lo mejor es comprarla en cuanto salgan a la venta, esto es, en el mes de octubre, pues el Salsódromo es el evento más esperado de la Feria de Cali y por tanto sus entradas se agotan rápidamente. Salen a la venta alrededor de 10 000 boletas para graderías. Al comprar la boleta mediante cualquier medio de pago, se recibe un código o pin con el que se reclama la boleta en físico a partir del 18 de diciembre. Si ha solicitado su boleta a domicilio, está se hará llegar a su lugar de hospedaje.

Si por el contrario quiere ver el espectáculo en la zona gratuita, lo más recomendable es que llegue dos o tres horas antes del inicio del desfile para ubicarse en un buen lugar. No olvide ir con ropa cómoda y sin paquetes o grandes maletas para que disfrute del evento sin contratiempos. La asistencia total al evento es de más de 450 000 personas.

Transporte[editar]

Para dirigirse al lugar de inicio del desfile, usted cuenta con varias opciones, pues puede abordar un taxi a la salida de su hospedaje o pedirlo telefónicamente, si se encuentra cerca puede ir a pie y mejor si está acompañado de un guía turístico o un residente de la ciudad conocido. También puede ir en carro particular, solo que tendrá que asegurarse de conseguir un parqueadero cerca al desfile para que deje su carro, o también puede movilizarse en el MIO, el sistema integrado de transporte masivo de la ciudad.

El MIO, al igual que el Metro en otras ciudades, cuenta con diversas rutas que se desplazan a lo largo y ancho de la ciudad. Una de esas rutas es exclusiva para ir a la ‘Calle de la Feria’, como también se le conoce al lugar del desfile. Esta ruta funciona bajo el nombre de ‘Feria de Cali’ y opera solo entre el 25 y 30 de diciembre de cada año, y está disponible desde la 1 p.m. hasta las 11 p.m., así que puede usarla para dirigirse al Salsódromo y regresar a su sitio de alojamiento luego de que termine el evento, con la ventaja de que si la aborda en una parada en la calle, su viaje será gratis.

Esta ruta inicia su recorrido en la estación ‘Unidad Deportiva’, tiene su primera parada en la estación ‘Plaza de Toros’, y se dirige luego frente a las Canchas Panamericanas, donde la parada la hace en la calle, hace otras cuantas paradas y regresa al lugar de inicio. Cabe aclarar que dependiendo de cuán lejos se encuentre de la estación ‘Unidad Deportiva’ o de una parada de su recorrido, será necesario que haga algunos trasbordos usando varias rutas MIO para llegar a su destino, pagando un solo pasaje.

Historia[editar]

La primera versión del Salsódromo se realizó el 25 de diciembre de 2008, cuando inauguró la edición número 51 de la Feria de Cali comenzando a las 3 de la tarde y terminando hacia las 5 o 6 p.m. En ese momento, la administración de la ciudad decidió adoptar la idea del Sambódromo de Río de Janeiro para usarla en pro de destacar la fuerza que tiene salsa en Santiago de Cali como una gran industria que impulsa la cultura y la economía, además de hacerle honor a la frase popular de que Cali es la “Capital mundial de la salsa”.

Ese primer Salsódromo se llevó a cabo en la Avenida Roosevelt, y la iniciativa gustó a propios y visitantes. En esa oportunidad, desfilaron más de 1 200 bailarines de 26 escuelas de salsa de la ciudad, todas las edades mostraron su talento en el desfile. El recorrido de un kilómetro fue el escenario en el que se mostró la evolución cronológica de la salsa como un ritmo que tiene sus raíces en sonidos africanos que se han fusionado con otros hasta crear la salsa que se baila en Cali hoy día.

Para el año 2009, el espectáculo se trasladó para la Autopista Suroriental entre la calle 39 y la calle 70, la cual pasó a llamarse la Autopista ‘Corazón de la Feria’, por la que desfilaron alrededor de 1250 bailarines de las 28 mejores escuelas de salsa de la ciudad. En esa época se distribuyeron las escuelas en 10 alas acompañadas de 4 carrozas gigantes. Además, participó una escuela proveniente de Cuba y otra de Brasil, y se dispusieron graderías para que 22.500 personas pudieran apreciar el espectáculo.

Un año después, el Salsódromo se realizó entre las carreras 56 y 44 de la Autopista Suroriental, participaron 25 escuelas de baile: 15 con 50 bailarines cada una, y 10 con 20 bailarines cada una. Participaron 8 escuelas infantiles y 13 parejas representando a la Vieja Guardia. Se incluyeron 5 carrozas, una de ellas con el nombre de ‘La Carroza de la Caleñidad’, en la que iba la señorita Colombia de ese tiempo, Catalina Robayo. En esta oportunidad, los asistentes ingresaron de manera gratuita para ver el evento.

Para el 2011, la temática del Salsódromo fue dividir a las 24 escuelas escogidas en 8 grupos de tres escuelas cada uno, con el fin de que cada grupo representara uno de los siguientes ritmos: son, cha cha chá, pachanga, boogaloo, salsa, son, mambo y salsa fusión, para ofrecer un espectáculo variado. En las 4 carrozas fueron orquestas tocando en vivo y además los 4 mejores grupos infantiles bailaron en carrozas un poco más pequeñas que las de las orquestas. Para esta versión se decidieron vender 10 120 boletas para gradería con un valor 60 000 $ por la necesidad de satisfacer la demanda de turistas, del sector empresarial y poder financiar una parte de la Feria de Cali que en los 4 años anteriores había sido totalmente gratuita. Otras 8000 personas pudieron ingresar de manera gratuita.

En el 2012, el evento contó con un toque especial, pues la temática escogida llevaba el nombre de ‘Cali Mundial’, así que en vez de dividirse por ritmos, esta vez las escuelas de baile se agruparon en 8 alas, 7 de las cuales que simbolizaban un grupo de deportes diferente: deportes de vanguardia, de combate, de fuerza, pelota, artísticos, precisión, acuáticos. Por el contrario, la última ala llevaba el nombre de ‘Tiempos y Maracas’, en la que se mostró la esencia del baile caleño con canciones alegres y ritmo acelerado.

En esta versión bailaron 1.300 bailarines en el desfile, el cual contó con 10 paradas. Las boletas se vendieron a un valor de 59 000 $. Paralelamente se le rindió homenaje al fallecido compositor y fundador del Grupo Niche, Jairo Varela, a quien se le dedicaron la decoración de las carrozas, las canciones que bailaron las academias y la presentación del Grupo Niche.

Para el 2013, el tema del Salsódromo fue el ‘Despertar del Carnaval’, así que los bailarines de cada academia fueron divididos en dos grupos: uno de ellos bailaba una coreografía típica del evento con componente acrobático y vestuario colorido, y el otro llevaba un atuendo alusivo a las comparsas, a la alegría de los carnavales del mundo, así que llevaban tocados en sus cabezas además de otros accesorios, así que su baile fue diferente, sin acrobacia pero con un vestuario vistoso y la tarea de animar mucho más al público asistente.

El desfile lo abrió la orquesta de salsa de Richie Ray y Bobby Cruz. Por otro lado, las canciones bailadas en el Salsódromo eran en su mayoría del grupo Guayacán, que en ese momento pasaba por sus 25 años de carrera artística. Estuvo además el grupo musical Herencia de Timbiquí y 3 grupos de bailarines de salsa infantil engalanaron la Autopista Suroriental, por la que también desfiló la tradicional carroza de los bailarines de Vieja Guardia. Participaron 1300 bailarines, el espacio para público con entrada libre se adecuó mejor y las boletas de las graderías se vendieron en 80 000 $ cada una.

El 2014 fue un año en el que el Salsódromo cambió por completo, pues debido al desgaste físico de los bailarines en versiones pasadas se decidió cambiar el horario del evento. Así, en esta oportunidad el Salsódromo comenzó a las 6:00 p.m. y terminó a las 10:00 p.m. Para los bailarines, esta decisión fue acertada porque pensaron en su rendimiento físico, además cabe resaltar que en el nuevo horario sus vestuarios resaltarían más por su contenido de telas brillantes. Por su parte, el público pudo disfrutar de un show de luces de colores que ambientaron el desfile mientras los bailarines estaban en escena.

En el 2015, el Salsódromo hizo un homenaje a la evolución musical de la capital del Valle desde los años 60 hasta hoy, así que se bailaron ritmos como el rock and roll y el soul hasta llegar a la salsa.

Para el 2017, el Salsódromo celebrará sus 10 años, además de abrir la versión 60 de la Feria de Cali.

Página Oficial de la Feria de Cali Página Oficial de Colboletos