Desastres naturales

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Notas de viaje > Desastres naturales
Saltar a: navegación, buscar
Este artículo no trata acerca de un destino concreto al cual se pueda viajar, sino que es una Nota de viaje.
El terremoto y tsunami de 2004 en el Océano Índico afectó a muchos turistas que estaban en centros vacacionales, como éste en la costa de Tailandia.

Si bien el objetivo de un viaje siempre es disfrutar de un momento agradable, no podemos ignorar que el azar puede ponernos en medio de situaciones peligrosas. La naturaleza no distingue de locales y turistas, por lo que siempre es necesario tener consciencia de los peligros naturales a los que nos enfrentamos y qué debemos hacer para superarlos exitosamente.

Recomendaciones generales[editar]

  • Mantenga la calma. Puede ser una recomendación muy básica, pero no por ello menos relevante.
  • Conozca de antemano las salidas y el personal de emergencia.
  • Si no conoce el idioma, intente reconocer cuáles son las principales señales de emergencia. Aunque en general están estandarizadas a nivel internacional, no necesariamente es así en todos los rincones.
  • Tenga a mano los contactos de la embajada o consulado más cercano a su país, que lo podrán ayudar en caso de ser necesario.
  • Aléjese de los escapes de gas y circuitos eléctricos

Recomendaciones particulares[editar]

Sismos[editar]

Si está en el interior de un edificio es importante
  • Buscar refugio bajo los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas o escritorios, o bien junto a un pilar o pared maestra.
  • Mantenerse alejado de ventanas, cristaleras, vitrinas, tabiques y objetos que puedan caer y golpearle.
  • No utilizar el ascensor, ya que los efectos del terremoto podrían provocar su desplome o quedar atrapado en su interior.
  • Utilizar linternas para alumbrado y evitar el uso de velas, cerillas, o cualquier tipo de llama durante o inmediatamente después del temblor, que puedan provocar explosión o incendio.
Si la sacudida le sorprende en el exterior es conveniente
  • Ir hacia un área abierta, alejada de edificios dañados. Después de un gran terremoto, siguen otros más pequeños, denominados réplicas, que pueden ser suficientemente fuertes como para causar destrozos adicionales.
  • Procurar no acercarse ni penetrar en edificios dañados. El peligro mayor por caída de escombros, revestimientos, cristales, etc., está en la vertical de las fachadas.[1]
  • Si se está circulando en automóvil, es aconsejable permanecer dentro del vehículo, así como tener la precaución de alejarse de puentes, postes eléctricos, edificios degradados o zonas de desprendimientos.
Posterior a la sacudida
  • Si se requiere comunicar con amigos o familiares, utilizar mensajes de texto por celular, chat, correos electrónicos o Internet en general. El exceso de llamadas puede congestionar las redes celulares y fijas.

Temporales[editar]

  • Evite conducir o transportarse por rutas montañosas, pues pueden ocurrir desprendimientos de rocas.
  • Manténgase al tanto de la situación a través de los medios de comunicación y continúe su ruta cuando tenga la certeza de que ha vuelto el buen clima.
  • En caso de estar en un hotel, evacuar de la manera que le indiquen personas con conocimientos previos.
  • Nunca bajar en ascensor ya que pueden ocurrir apagones o fallas en los servicios eléctricos y puede quedar atrapado en su interior

Notas[editar]

  1. En general, existen actualmente menos medidas preventivas contra terremotos en la construcción respecto de fachadas y cubiertas, que con respecto de las estructuras de los edificios
Este artículo es considerado útil. Tiene información suficiente para llegar y algunos lugares para comer y dormir. Un aventurero podría usar esta información. Sé valiente y ayuda a mejorarlo.