Paseo a Panachi y Barichara

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
(Redirigido desde «Paseo corto a Barichara»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vista del Cañón del Chicamocha, rumbo a Panachi.

Barichara es un pueblo santandereano que vale la pena visitar en cualquier época del año. Este itinerario comprende un paseo corto de 2 días de duración, empezando a las 11:30 a.m. del primer día. El recorrido incluye almuerzo en el Parque Nacional del Chicamocha (Panachi) y visita a Barichara.

Ruta, primera parte[editar]

Para llegar a Barichara desde Bucaramanga, lo más práctico es hacerlo en transporte privado, es decir, en automóvil. El trayecto total en carretera dura unas 3 horas, pudiendo ser más o menos dependiendo del tráfico.

El itinerario parte de Bucaramanga, de donde salimos hacia el sur, por la carretera a Bogotá. La ruta es bastante fácil de seguir en la primera parte, dado que no hay que tomar vías alternas.

Luego de alrededor de 40 minutos se llega al peaje de Curos, que da paso al Cañón del Chicamocha. Subiendo la carretera de Pescadero se puede apreciar la majestuosidad del cañón, y se encuentran algunos paraderos desde los cuales se puede observar el paisaje o tomar fotos. Tras un rato corto (unos 20 minutos), se encuentra la entrada al Parque Nacional del Chicamocha.

En temporada alta, el ingreso al parqueadero del parque puede ser lento debido a la alta cantidad de turistas que llegan en carro. Tardamos casi media hora desde que llegamos a las afueras del parqueadero hasta que terminamos de parquear.

Parque Nacional del Chicamocha[editar]

Almuerzo típico santandereano: mute, cabrito y pepitoria.
Panachi desde el mirador.

El ingreso al parque costó $21.000 por persona. Compramos las entradas sencillas, que no incluían Acuaparque ni teleférico, dado que no los íbamos a usar. El ingreso fue muy rápido y sin complicaciones.

La hora de llegada (poco antes de la 1 p.m.) fue ideal para almorzar ya que los restaurantes no estaban demasiado saturados. Vale la pena probar uno o varios de los platos típicos de Santander, como el mute o el cabrito con pepitoria. Luego del almuerzo, fue posible pasear por el parque, aunque el sol estaba bastante fuerte, por lo que es recomendable llevar bloqueador solar y una sombrilla.

Ruta, segunda parte[editar]

Tras salir de Panachi, sigue un nuevo trayecto de una hora y media de duración hacia Barichara. El trayecto no es difícil: se debe llegar a San Gil y de ahí salir por la carretera adecuada hacia Barichara. En San Gil se puede pedir indicaciones a prácticamente cualquier persona, y hay carteles que indican el camino.

Barichara[editar]

Catedral de Barichara de noche.

Si se llega en la noche, vale la pena ir a comer en alguno de los restaurantes que hay en el pueblo. En estos momentos existen en Barichara numerosos restaurantes de cocina de todo tipo, incluyendo cocina internacional, y, por supuesto, cocina típica de Santander. El restaurante Filomena es bastante agradable, con un toque juvenil y comida de buena calidad, aunque no precisamente típica.

Aunque es preferible recorrer el pueblo de día, por la luz, vale la pena dar un paseo por el parque principal y sus alrededores en la noche. Es un paseo agradable y seguro, aunque vale la pena tener una sombrilla por si llegase a llover.

Las calles tranquilas de Barichara son agradables para dar un paseo en cualquier momento del día.

En la mañana del segundo día se peude llevar a cabo el verdadero reconocimiento del pueblo con visitas al parque principal, la entrada al Camino Real a Guane, los miradores del lado oeste del pueblo, el Parque para las Artes, las capillas y las calles del pueblo en general. Dado que Barichara es pequeño, las caminatas no son muy desgastantes, pero sigue siendo muy recomendable llevar ropa y zapatos cómodos y bebidas para hidratarse.

Regreso a Bucaramanga[editar]

Es recomendable emprender el regreso a Bucaramanga temprano en la tarde para evitar conducir de noche por Pescadero, más que nada por el mayor riesgo que podría haber de accidentes en la vía al haber visibilidad reducida.

Si se sale poco después de mediodía, es posible probar el restaurante "Barichara a la piedra", ubicado a la salida del pueblo. El restaurante ofrece la particularidad de que el comensal cocina su plato (distintos tipos de carne) en la mesa, poniendo los cortes sobre roca volcánica precalentada al horno. La experiencia es curiosa, aunque probablemente no sea apropiada para cualquier persona teniendo en cuenta el trabajo adicional que debe realizarse antes de comer.

La ruta hacia Bucaramanga es la misma por la cual se llegó a Barichara. Por supuesto, hay que pagar los peajes de nuevo.

Galería[editar]