Sudamérica

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Saltar a: navegación, buscar
Mapa satelital de Sudamérica.

Situada entre el mar Caribe, el Pacífico y el Atlántico Sur, Sudamérica se levanta como la parte más austral del continente americano.

Sudamérica presenta una gran diversidad climática y geográfica, destacando las selvas de la Amazonía, las escarpadas cumbres de la cordillera de los Andes, el árido desierto de Atacama, islas remotas como las Galápagos y Fernando de Noronha, playas paradisíacas en el Caribe y el Atlántico y los duros parajes de la Patagonia.

Habitada durante siglos por diversas tribus indígenas, Sudamérica fue sometida por los conquistadores ibéricos durante el siglo XVI, quienes dominaron el continente por más de 300 años. Esto dio origen a una mezcla racial y una identidad cultural única que recoge elementos amerindios, europeos y africanos. Esta diversidad se ve también reflejada en las formas de vida existentes: mientras en algunas urbes existe un alto desarrollo similar a países europeos, existen otras comunidades aisladas que mantienen sus costumbres milenarias.

Los Andes.  
La Amazonía.  
Glaciares patagónicos.  
Playas en la costa del Caribe  

Regiones[editar]

Mapa de Sudamérica y sus regiones turísticas:      Costa del Caribe      Zona andina      Brasil      Cono Sur      Islas del Atlántico Sur
Costa del Caribe
Khirsah, Guyana Colombia · Guyana · Surinam · Venezuela · Guayana Francesa

Colombia y Venezuela destacan por su mezcla de cultura andina, selva amazónica y una costa prodigiosa de playas paradisiacas. Cartagena de Indias e Isla de Margarita son sólo algunos de los destinos que reciben cada año a miles de turistas que se acercan a disfrutar del favorable clima, las aguas templadas y la vegetación propia del área. Áreas urbanas como Bogotá, Medellín, Cali y Caracas destacan al mezclar sus orígenes hispánicos con la modernidad.

Las Guyanas, en tanto, son destinos más exóticos. El reciente pasado colonial de Guyana y Surinam contrasta con la selva que cubre sus tierras.

Zona andina
Machu Picchu Bolivia · Ecuador · Perú

En el corazón de América del Sur, se encuentran los Andes encantados por las antiguas culturas incásicas y las conservadas ciudades barrocas de origen colonial, como Lima y Quito. Las tradiciones precolombinas han logrado mantenerse e integrarse con la civilización actual, ofreciendo a los turistas su particular magia en destinos como Cusco o Machu Picchu. Paisajes contrastantes entre selva y desierto se pueden encontrar junto a hermosas y desiertas playas en las costas del Pacífico. El Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, y la fauna autóctona de las islas Galápagos son algunos de los puntos más destacado de esta zona.

Brasil
Catedral de Brasilia El país más grande de Latinoamérica y probablemente el más reconocido a nivel mundial, destacando el Carnaval, y las famosas playas de Río de Janeiro, la gigante "Amazonía" o la rica y cosmopolita São Paulo, la ciudad mas grande del hemisferio sur. Sin embargo, Brasil es más que eso, con un territorio que abarca desde el Atlántico hasta casi tocar los Andes, incorporando parajes como el Pantanal, uno de los humedales más grandes del mundo, el paradisiaco Parque Nacional dos Lençois o las islas de Fernando de Noronha.

Su rica historia que mezcla las culturas indígenas, el colonialismo portugués y las tradiciones de los antiguos esclavos africanos, ha permitido el surgimiento de atractivas ciudades como Salvador de Bahía o la futurista capital, Brasilia.

Cono Sur
Lago Futalaufquén, Argentina Argentina · Chile · Paraguay · Uruguay

La parte más austral del continente se llena de diversidad a ambos lados de la cordillera de los Andes. En el Pacífico, las áridas tierras de Atacama contrastan con los fiordos y glaciares que caen al mar en la Patagonia, mientras las pampas y sus sierras se extienden desde los Andes hasta el Atlántico. Los lagos y bosques cubren grandes extensiones en los faldeos cordilleranos y las costas se pueblan de pingüinos y ballenas.

Con uno de los estándares de vida más altos del continente, se puede encontrar también una vibrante vida urbana en sus principales ciudades. Buenos Aires es un ícono de la cultura occidental, aunque Valparaíso, Santiago o Montevideo no quedan atrás.

Islas del Atlántico Sur
Grytviken, Georgias del Sur Islas Malvinas · Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur

Uno de los territorios más disputados del mundo, las islas del Atlántico Sur son antiguos remanentes del Imperio Británico. Reivindicadas hasta la fecha por Argentina, estas islas son destinos remotos fuera de los circuitos tradicionales. Su duro clima y geografía enmarcan los agrestes parajes y rica biodiversidad.

Países[editar]

País Capital Área (km²) Población Idiomas
Mapa físico-político de Sudamérica.
Caribe
Flag of Colombia.svg Colombia Bogotá 1.141.748 46.586.823 Español[n 1]
Flag of Venezuela.svg Venezuela Caracas 912.050 30.206.307 Español[n 1]
Flag of Guyana.svg Guyana Georgetown 214.970 784.894 Inglés
Flag of Suriname.svg Surinam Paramaribo 163.820 541.550 Neerlandés
Flag of French Guiana.svg Guayana Francesa[n 2] Cayena 92.300 260.000 Francés
Zona andina
Flag of Ecuador.svg Ecuador Quito 283.561 14.483.499 Español[n 1]
Flag of Peru.svg Perú Lima 1.285.216 30.165.000 Español[n 1]
Flag of Bolivia.svg Bolivia Sucre 1.098.581 10.426.160 Español y 33 lenguas[n 3]
Amazonía
Flag of Brazil.svg Brasil Brasilia 8.514.877 193.946.886 Portugués
Cono Sur
Flag of Argentina.svg Argentina Buenos Aires 2.780.400 41.185.093 Español
Flag of Chile.svg Chile Santiago 756.102 16.572.475 Español
Flag of Paraguay.svg Paraguay Asunción 406.752 6.340.000 Español y guaraní
Flag of Uruguay.svg Uruguay Montevideo 176.215 3.286.314 Español
Islas del Atlántico Sur
Flag of the Falkland Islands.svg I. Malvinas[n 4] Pto. Argentino/Stanley 12.173 3.140 Inglés
Flag of South Georgia and the South Sandwich Islands.svg I. Georgias del Sur[n 4] Grytviken 3.093 menos de 100 Inglés
  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Se reconocen diversas lenguas indígenas como cooficiales o de interrelación con los pueblos nativos de cada país.
  2. Departamento de ultramar francés.
  3. Se reconocen como oficiales al quechua, aimara, guaraní y otras 30 lenguas indígenas adicionales como oficiales.
  4. 4,0 4,1 Administradas por el Reino Unido, reclamadas por Argentina.

Población[editar]

Una mujer en Salvador de Bahía.

Sudamérica, desde una perspectiva general, aparece una zona con una población muy similar. Exceptuando las antiguas colonias de las Guayanas y de las islas atlánticas, gran parte de la población pertenece a una "identidad latinoamericana" bastante homogénea: habla español o portugués, el catolicismo es la religión predominante y racialmente corresponde a una mixtura de población caucásica de origen ibérico, indígena y africana. Desde la Guajira hasta la Tierra del Fuego, la población responde a un patrón común que permite interrelacionarse y sentirse parte de una misma gran comunidad.

Una mujer uru, en las riberas del Titicaca
Una niña indígena del Acre.

Sin embargo, esta perspectiva general oculta la gran variedad cultural existente dentro del continente y en la que radica una de las principales riquezas de Sudamérica. Cada país y cada región contiene comunidades que mantienen sus propias tradiciones, haciéndolas únicas. La colonización europea no tuvo la misma fuerza en diferentes zonas, haciendo que la mezcla de razas tuviera diferente intensidad y que las antiguas comunidades indígenas lograran subsistir. Mientras en los países del Cono Sur existe un altísimo componente europeo en su población (especialmente Argentina, debido a la gran ola migratoria italiana que recibió desde mediados del siglo XIX), en los sectores andinos aún prevalece la composición indígena. En Brasil y las costas del Caribe, la influencia de los esclavos africanos aún es importante, y en Surinam incluso existe una fuerte componente de origen indio. Otras olas migratorias provenientes de Europa, el Medio Oriente y el Sudeste Asiático aumentaron la diversidad de culturas existentes en el subcontinente.

La diversidad es también importante a nivel sociodemográfico. Aunque en los últimos años ha reducido la pobreza notoriamente, América del Sur presenta alguno de los más altos niveles de desigualdad de ingreso del mundo y aún existen zonas que carecen de servicios básicos. Mientras Chile, Argentina, Uruguay y zonas del sur de Brasil alcanzan niveles de desarrollo similares a Europa Oriental, cerca de la mitad de la población de Bolivia, Paraguay, Guyana y Surinam viven bajo la línea de la pobreza.

Las lenguas más habladas son el español y el portugués, habladas por casi la totalidad de los habitantes de los países latinoamericanos. El inglés es hablado en las colonias británicas del Atlántico y en Guyana, el holandés en Surinam y el francés en la Guayana Francesa. El quechua es hablado por importantes comunidades de Ecuador, Bolivia, Perú y partes de Argentina y Chile, al igual que el aimara. La gran mayoría del Paraguay es bilingüe, hablando español y guaraní, lengua oficial de ese país, de Bolivia y de la provincia argentina de Corrientes. El mapudungun y el wayuunaiki son hablados por algunas comunidades en Chile y Argentina y en Colombia y Venezuela, respectivamente.

Atractivos turísticos[editar]

Ciudades[editar]

Las principales ciudades de Sudamérica muestran la diversidad existente en el subcontinente. Buenos Aires es famosa por su arquitectura neobarroca y el tango. Mientras Río de Janeiro destaca por su magnífica ubicación junto a la playa y el Corcovado, además de su carnaval, el Gran São Paulo es una ciudad en auge multicultural con una población que supera a la de Austria y Suiza juntas. Bogotá, Quito y La Paz se caracterizan por su alta ubicación entre las cumbres andinas, mientras que Lima, Potosí, Coro, Cumaná y Sucre destaca por su conservado centro colonial. Por el contrario, la modernidad destaca en urbes como Brasilia, Caracas y Santiago de Chile.

Lima  

Atracciones naturales[editar]

Sudamérica se extiende desde la latitud 12º N hasta los 57º S. Esta enorme extensión, rodeada por los océanos Pacífico y Atlántico permite que América del Sur tenga una gran variedad de climas y accidentes geográficos.

El norte de América del Sur es dominado por climas ecuatoriales que permiten el desarrollo de selvas tropicales, como en el sector de la Amazonía. El río Amazonas, el más largo y caudaloso del mundo, forma una cuenca con una gran biodiversidad. En Venezuela se encuentra el salto del Ángel, el de mayor altura y uno de los principales atractivos turísticos del país. La costa del Caribe permite la formación de playas con aguas claras y templadas.

En el corazón de la cordillera de los Andes está el Altiplano, donde la aridez del sector, las grandes alturas y el oscilante clima desértico han permitido la formación de grandes planicies como el salar de Uyuni y el de Atacama. El desierto de Atacama destaca por ser el más árido del mundo y por presentar el bello fenómeno del desierto florido, y en el se encuentran nevados volcanos y lugares como los géisers del Tatio. Ademas en el altiplano se encuentra el lago navegable mas alto de el mundo repartiendo sus aguas en la frontera de Perú y Bolivia, el Lago Titicaca. La costa del Pacífico en Chile pasa por climas templados en la zona centro del país y climas lluviosos más al sur. Al otro lado de la cordillera se extienden las grandes planicies conocidas como pampa. El Pantanal, que cubre el sur de Brasil y parte de Paraguay, es uno de los más grandes humedales del mundo y en el límite de estos dos países con Argentina se yerguen las populares Cataratas del Iguazú.

En la Patagonia se pueden apreciar las grandes planicies azotadas por el viento austral. En esta zona, los Andes se desmembran en fiordos e islotes cubiertos de nieve, dando origen a destinos imperdibles como la laguna San Rafael, el glaciar Perito Moreno y las Torres del Paine. Situación similar enfrentan las islas del Atlántico Sur, ubicadas en las cercanías del Océano Antártico.

Fuera del continente se encuentran diversos conjuntos de islas, cuya remota naturaleza asombra. Este es el caso de las islas Galápagos, Juan Fernández, San Andrés y Fernando de Noronha.

Glaciar en Tierra del Fuego  

Destinos naturales poco frecuentes[editar]

Vista del Caño Cristales.

En los países sudamericanos se puede topar con parajes exóticos que no son muy comunes en las guías turísticas y necesitan de una planeación más detallada e independiente. Muchas veces pueden ser costosos y poco seguros. Algunos parques o zonas no están disponibles para los turistas durante todo el año ni se permite el hospedaje dentro.

En Colombia puede encontrarse Caño Cristales, también denominado "el río de los cinco colores" o "el arcoiris que se derritió", ya que en su fondo se reproducen plantas acuáticas de diversos colores, que producen la sensación de estar frente a un río multicolor (rojo, amarillo, verde, azul y negro, principalmente). Al norte de Brasil se encuentra el Parque Nacional de Lençóis Maranhenses, el cual comprende dunas de arena blanas y lagunas de un color esmeralda. Aunque aparentemente es un desierto por su superficie arenosa y su falta de vegetación, la zona recibe precipitaciones de manera frecuente y entre las dunas se forman lagunas que incluso pueden ser hábitat para peces.

Centros vacacionales[editar]

Un resort en Búzios, Brasil.

Diversos complejos turísticos de categoría internacional se han instalado en Sudamérica, aprovechando las condiciones climáticas y geográficas. Estas principalmente se distribuyen en las costas caribeñas y de Brasil.

En la costa de Colombia, los principales resorts se ubican en las cercanías de Cartagena de Indias, Santa Marta y en el archipiélago de San Andrés. Isla de Margarita es el centro indiscutido del turismo venezolano, aprovechando las condiciones naturales de sus costas.

Brasil es uno de los principales destinos turísticos mundiales, en parte por sus playas. Copacabana e Ipanema en Río de Janeiro son probablemente las playa más conocidas a nivel internacional. Búzios, Curitiba, Florianópolis, Maceió, Salvador de Bahía, Camboriú y Costa do Sauipe ofrecen diversas alternativas.

Punta del Este y Mar del Plata, aunque no destacan por sus playas comparadas con las costas brasileñas o caribeñas, ofrecen una intensa vida cultural y nocturna que las convierten en destinos turísticos apetecidos en la región platense.

Cultura[editar]

El tango, uno de los símbolos de la cultura argentina y uruguaya.
Cantante callejero venezolano.

Al pensar en Sudamérica, muchos turistas internacionales lo relacionan de inmediato con el baile, y con justa razón. Ha sido en sus ciudades y campos que se han desarrollado infinidades de expresiones musicales y de danza que han transpasado las fronteras.

El Carnaval de Río es una de las manifestaciones culturales más conocidas a nivel mundial y su protagonista es la samba, música traída por los antiguos esclavos africanos a las tierras brasileñas. El bossa nova, nacido de la samba y con influencia de jazz, es también uno de los sonidos que más identifican a Brasil. En las zonas andinas, la diablada es un símbolo del pasado y presente indígena de Bolivia, Perú y Chile, producto del sincretismo religioso nacido de las tradiciones locales y el catolicismo. La cumbia y el vallenato, en tanto, son icónicos del Caribe sudamericano. Aún muerto Carlos Gardel, el tango se respira en las calles de San Telmo y Caminito en Buenos Aires.

La literatura ha alcanzado grandes exponentes sudamericanos, sin lugar a dudas. Recorrer Colombia se puede convertir en una incesante búsqueda del Macondo de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, mientras la lírica de Pablo Neruda cobra forma en su residencia de Isla Negra. Argentina produjo escritores de la talla de Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges y Julio Cortázar.

Deporte[editar]

El Estadio Maracaná es uno de los más grandes del mundo y un ícono del fútbol.

Al pensar en deporte en Sudamérica, la respuesta es única e inequívoca: fútbol. El pueblo sudamericano vive del fútbol y eso explica que de sus canchas hayan salido astros como Pelé y Maradona. En estas tierras se han disputado 5 Copas Mundiales, pero han logrado obtener cerca de la mitad de sus trofeos.

La pasión latinoamericana se expresa en un estadio de fútbol y asistir a un partido es un deber para todo aquél que visita el continente. Los principales estadios son el Maracaná, el Morumbí, el Monumental, el Centenario y La Bombonera, por nombrar algunos. Algunos partidos, como el Superclásico entre River Plate y Boca Juniors son acontecimientos internacionales, con turistas viajando especialmente para participar de dicho evento.

Brasil y Argentina son los principales países en cuanto a historia deportiva. Mientras el primero es líder en disciplinas como el vóleibol, los argentinos destacan en rugby, hockey o básquetbol. Brasil será además sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

Los deportes invernales tienen poca difusión, principalmente debido a la poca extensión de zonas con nieve (únicamente en las cumbres andinas y ocasionalmente en sus faldeos). Sin embargo, algunos centros de esquí en Chile y Argentina alcanzan cada año más visitantes europeos que quieren aprovechar sus pistas en la contratemporada (que va de junio a agosto). Dentro de estos centros destacan Valle Nevado, Farellones, Termas de Chillán y Las Leñas.

Transporte[editar]

Llegar[editar]

El Aeropuerto de Guarulhos es el aeropuerto con más tráfico en América del Sur y es la puerta de entrada para muchos vuelos intercontinentales.

Viajar a Sudamérica tiene una única respuesta (en la mayoría de los casos): avión. El único punto de conexión terrestre, el Darién panameño, es inaccesible por vía terrestre e impide la continuidad de la Carretera Panamericana, por lo que la única forma de conexión entre Panamá y Colombia es a través de ferris que cruzan desde Colón a Barranquilla y Cartagena de Indias o desde Ciudad de Panamá hasta Buenaventura o Guayaquil. Existen cruceros que recorren también algunas ciudades, como Río de Janeiro o Buenos Aires, pero siguen siendo una opción limitada.

Las principales aerolíneas latinoamericanas son Aerolíneas Argentinas, Avianca, Gol y LATAM, aunque diversas otras aerolíneas internacionales prestan servicios a las principales capitales sudamericanas. Los principales puertos de entrada son los aeropuertos internacionales de Guarulhos (São Paulo), Jorge Chavez (Lima), Ezeiza (Buenos Aires), El Dorado (Bogotá), Galeão (Río) y Pudahuel (Santiago).

África
Debido a la baja demanda entre ambos puntos, es escasa la oferta de vuelos. Los únicos servicios regulares son Johannesburgo-São Paulo-Buenos Aires de South African Airways, el Johannesburgo-Buenos Aires de Malaysian Airlines y de Luanda a São Paulo y Río vía Taag Angola Airlines.
América del Norte
Hasta hace pocos años, era prácticamente impensable llegar a Sudamérica desde otra ciudad que no fuera Miami. Sin embargo, las principales aerolíneas norteamericanas han potenciado los viajes a la mayoría de capitales sudamericanas desde sus hubs (Atlanta, Dallas/Fort Worth, Houston, Newark y Toronto) desde los que se puede conectar virtualmente a cualquier ciudad en Canadá y los Estados Unidos. Existen además diversos vuelos directos a San Francisco, Los Ángeles, Orlando, Washington-Dulles y Nueva York-JFK. Debido a los problemas económicos que han enfrentado las aerolíneas norteamericanas tradicionales, es preferible utilizar las aerolíneas locales (Avianca o LATAM) que entregan un mejor servicio. Respecto a México, Ciudad de México tiene conexiones directas con las principales ciudades y rápidamente han crecido vuelos a otros destinos como Cancún y Guadalajara.
América Central
Existen múltiples vuelos. El aeropuerto de Tocumén en Ciudad de Panamá se ha convertido en un hub entre los vuelos de América del Norte y del Sur, por lo que existen diversas opciones desde allí. El Caribe tiene diversos vuelos hacia Sudamérica, principalmente orientado a los turistas desde el sur (como La Habana o Punta Cana).
Asia
Es el punto más lejano de Sudamérica y eso se hará notar en la cantidad de escalas y horas de viaje entre ambos puntos. No existen vuelos directos y todos requieren al menos una escala, usualmente en Europa. A São Paulo está el vuelo de Air China desde Pekín vía Madrid, el de Korean Airlines desde Seúl vía Los Ángeles y el de Singapore Airlines desde Singapur vía Barcelona, mientras que a Buenos Aires llega el ya mencionado Malaysian Airways desde Kuala Lumpur vía Johannesburgo.
Europa
Los nexos entre América del Sur y Europa son históricos y eso explica en parte la gran cantidad de vuelos hacia el Viejo Continente. Prácticamente todas las capitales poseen vuelos directos a Madrid tanto por Iberia como por las aerolíneas sudamericanas, mientras que existen importantes rutas desde Brasil a Lisboa y otras ciudades portuguesas. Air France vuela tanto a la Guayana como a las principales ciudades del continente, mientras KLM, Lufthansa y British Airways llegan a ciertos destinos. KLM es además la única línea internacional que llega a Surinam.
Medio Oriente
En los últimos años, se han lanzado algunas rutas entre ambas zonas. Turkish Airlines, Emirates y Qatar Airlines han lanzado rutas a Ezeiza y Guarulhos desde y hacia sus hubs, mientras Eithad planea abrir uno en 2013 a Guarulhos.
Oceanía
Pese a la distancia, existen vuelos regulares y de alto tráfico hacia Australia y Nueva Zelanda. LATAM Airlines y Aerolíneas Argentinas viajan desde sus hubs a Auckland y Sydney, mientras Qantas introdujo en 2012 un vuelo directo entre Sydney y Santiago. LATAM es además la única aerolínea que provee vuelos a la Polinesia con un servicio a Tahiti vía Isla de Pascua.

Desplazarse[editar]

Las distancias entre países, contando algunas excepciones, son grandes y requieren en su mayoría del uso de aviones; lo mismo ocurre para recorrer ciertos países como Brasil, Chile o Argentina. Las aerolíneas locales gozan de un relativo buen estándar, pero recuerde que esto no es Europa: las distancias hacen que los costos sean mayores y las aerolíneas de bajo costo aún no han logrado encontrar un nicho. Usualmente, las capitales actúan de hub de las aerolíneas, por lo que es recomendable pensar sus rutas desde allí.

Los buses, sin embargo, siguen siendo el medio de transporte más popular y en muchas ocasiones será su única forma de recorrer ciertos lugares. En la costa del Pacífico, la Carretera Panamericana se convierte en la columna vertebral del transporte terrestre, por lo que seguirla de norte a sur (y escapándose en algunas ocasiones) es una buena alternativa para conocer desde Colombia hasta Chile y Argentina.

El ferrocarril, otro medio de transporte masivo, está casi extinto aún cuando existen algunas propuestas para revivir su uso. En Ecuador, la zona central de Chile y en partes de Argentina puede utilizarlo, principalmente como un atractivo turístico en si mismo.

Recomendaciones de viaje[editar]

Seguridad[editar]

Aunque las recomendaciones en general no difieren de las que uno haría para cualquier otro destino, América del Sur tiene un variado nivel de criminalidad. Aunque hay países de baja criminalidad como Chile y Uruguay, existen otras en que la violencia es común. Todas las ciudades tienen focos de delincuencia que se recomienda evitar, por lo que infórmese de la realidad de cada ciudad y cada país antes de salir a explorarlo.

El principal peligro es la delincuencia. Altas concentraciones de transeúntes (en particular en el transporte y los centros urbanos) pueden ser ocasiones perfectas para hurtos, por lo que es recomendable mantenerse atentos y cuidar las pertenencias personales. Evite dejar sus pertenencias sin alguien que las cuide permanentemente o se arriesga a que al volver ya no esté. Pertenencias de valor es recomendable que las deje en su hotel y lleve sólo aquello extremadamente necesario. Los turistas son, en algunas ocasiones, presas fáciles para delincuentes al no conocer el idioma o las costumbres locales. Evite hacer transacciones de dudoso origen (compre o cambie dinero en locales establecidos, pues aquello que puede parecer como una oferta puede ser una estafa) y tenga siempre presente cómo contactar a la policía en caso de algún incidente.

Hasta hace 20 años, diversas fuerzas paramilitares y guerrillas controlaban algunos territorios remotos, principalmente en Colombia. Sin embargo, en los últimos años el peligro se ha reducido casi hasta ser nulo. Colombia ha realizado campañas publicitarias para convocar nuevamente a los turistas a medida que las FARC son neutralizadas.

En general, Sudamérica no es racista pero es fácil identificar turistas extranjeros, especialmente aquellos racialmente diferentes al promedio. En algunas localidades pequeñas o aisladas, la gente puede observar detenidamente a una persona de raza negra, asiática o muy rubia, pero es poco probable que se acerquen o la ataquen. En alguna ocasión, las mujeres pueden recibir piropos que pueden bordear lo ofensivo, pero es poco probable que pasen más allá de eso por lo que es conveniente simplemente ignorarlos.

Turistas LGBT[editar]

El llamado sector gay de Ipanema, Río de Janeiro.

La primera década del siglo XXI ha presenciado un cambio notable en las actitudes de la gente sudamericana hacia homosexuales. En muchos países, la homosexualidad se mantuvo como tabú hasta hace pocos años (en Chile fue ilegal hasta 1999) en gran parte por la fuerte influencia de la Iglesia católica. Sin embargo, la globalización y la evolución democrática en los países americanos ha permitido una mayor apertura de la sociedad.

Ciudades como Río de Janeiro y Buenos Aires se han convertido en centros internacionales de turismo y entretenimiento para homosexuales, con decenas de bares y discotecas destinadas a este grupo de personas. Argentina se ha convertido en un símbolo de la liberación gay, luego de convertirse en el primer país del continente en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, en 2010. Uruguay, Colombia y Brasil van en la misma dirección. En Chile, tradicionalmente considerado un país conservador, se ha logrado un importante nivel de apertura, pero en otros países como Bolivia o Perú sigue siendo tabú. Guyana, por otro lado, es el único país del hemisferio que aún mantiene penas de cárcel para homosexuales, aunque no sean aplicadas exhaustivamente.

La aceptación a homosexuales es aceptada en las principales ciudades y en los lugares de mayor desarrollo; el caso es distinto en localidades de menor tamaño donde puede enfrentar miradas de rechazo. Se recomienda evitar muestras de cariño entre personas del mismo sexo en la calle, pues en algunos lugares aún existen ataques homofóbicos. La situación para transexuales es más compleja y sigue siendo mal visto prácticamente en todos los países (aunque también ha progresado respecto a años anteriores).

Sanidad[editar]

Aunque en las principales ciudades el agua es potable, es recomendable utilizar agua purificada o embotellada, especialmente si está en localidades alejadas de las rutas tradicionales.

En algunas regiones selváticas, aún hay brotes de malaria y la fiebre amarilla, por lo que es recomendable revisar si es necesario algún tipo de vacuna antes de viajar a estas zonas.

Desastres naturales[editar]

La costa occidental de Sudamérica se encuentra en el llamado Cinturón de fuego del Pacífico, el área de más alta sismicidad y vulcanismo del mundo. En países como Chile y Perú es común la presencia de sismos, aunque de baja intensidad; en caso de un evento de mayor envergadura, mantenga la calma y busque un refugio seguro (bajo una mesa firme, por ejemplo). Gran parte de las estructuras modernas están preparadas para terremotos por lo que no debiese tener problemas fuera del miedo que provoca la situación. Si está ubicado en la costa, aléjese de ella lo antes posible una vez finalizado el evento sísmico, pues puede producirse un tsunami en los próximos minutos.

En otros sectores son comunes los temporales, que pueden producir inundaciones importantes. Evite conducir o transportarse por rutas montañosas, pues pueden ocurrir desprendimientos de rocas. Manténgase al tanto de la situación a través de los medios de comunicación y continúe su ruta cuando tenga la certeza de que ha vuelto el buen clima.

Enlaces externos[editar]

Este artículo es una guía. Tiene información variada y de calidad, incluyendo hoteles, restaurantes, lugares de interés e información de llegada y salida. Sé valiente y ayuda a convertirlo en un artículo destacado.
-21.45307; -59.67773Map mag.png