Isla de Pascua

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Oceanía > Polinesia > Chile insular > Isla de Pascua
Saltar a: navegación, buscar
Easter Island on the globe (French Polynesia centered).svg
Wikipedia-logo.png
Commons-logo.svg
Wikinews favicon.svg
La Isla de Pascua o Rapa Nui es una isla ubicada en el Pacífico Sur, formando parte de Polinesia. La isla es parte de Chile y se ubica a más de 3.600 kilómetros de distancia de la costa continental de dicho país, siendo uno de los territorios más remotos del mundo. La isla es famosa por su cultura ancestral, que si bien hoy está en gran parte desaparecida, ha dejado huella de su paso a través de esculturas monumentales llamadas moais.
País: Bandera de Chile ChileCapital: Hanga RoaSuperficie: 163,6 km² ▪ Población: 5035 (2011)
Huso horario: UTC-5  ▪ Idioma: español
Rapa Nui, Rano Raraku.JPG
Rano Raraku

Comprender[editar]

Un moai en Rano Raraku al amanecer.

También conocida como Te Pito o Te Henua («El ombligo del mundo» en el idioma autóctono), Isla de Pascua subsiste económicamente del turismo y la pesca. En la isla viven más de 5.000 personas, concentradas en el único centro poblado, Hanga Roa.

Historia[editar]

Una escultura moai kavakava en madera (c. 1830).

Según la tradición oral, el pueblo rapanui habría llegado a esta isla desde la mítica isla de Hiva, siendo guiados por Hotu Matu'a, su primer ariki (rey), hacia el siglo IV. De acuerdo a las investigaciones arqueológicas, el origen de esta etnia provendría de la Polinesia, posiblemente desde las islas Marquesas, aunque hay algunos que postulan un origen sudamericano.

La sociedad rapanui estaba fuertemente estratificada en tribus y clases, que habitaban espacios definidos en la isla. Mientras la costa era el espacio para los centros religiosos, políticos y ceremoniales, la población habitaba en el interior junto a sus cultivos. Dentro de sus tradiciones estaba la veneración y casi deificación de los ancestros, en cuyo honor habrían construido las enormes esculturas monolíticas hoy conocidas como moáis. Estas esculturas fueron talladas en roca volcánica en canteras del interior de la isla, siendo luego transportadas hacia la costa y ubicadas en centro ceremoniales conocidos como ahu; la forma de transporte de estas enormes estatuas, al igual que su significado real, sigue siendo un misterio. Esta cultura además desarrolló un sistema de escritura conocido como rongo rongo.

Hacia el siglo XV, la isla habría contado con más de 6.000 habitantes, llegando algunas estimaciones a los 30.000. La construcción de los moáis, el crecimiento de la población y la sobre explotación agrícola ayudaron a la desforestación de la isla y una crisis medioambiental que afectó a la sociedad en su conjunto. Se agotaron los recursos marítimos y la población comenzó a sufrir la falta de alimentos. La compleja sociedad se desmoronó y los clanes compitieron por los pocos recursos existentes. La tradición oral cuenta el desarrollo de una guerra civil entre los Hanau Momoko («Orejas cortas», el pueblo común) contra los líderes Hanau Eepe («Orejas largas»); los altares fueron destruidos y las canteras fueron abandonadas con moáis a medio construir. Se especula que los nativos comenzaron a vivir en cuevas para defenderse de los ataques y que incluso habrían llegado al canibalismo para sobrevivir.

Un rapanui vestido con su vestimenta tradicional.

El domingo 5 de abril de 1722, día de la Pascua de Resurrección, el navegante holandés Jakob Roggeveen llegó a la isla e inició el proceso de comunicación de la isla con el resto de la civilización occidental. Cerca de 2.000 personas vivían en la isla a esa fecha. Tras esta expedición, varios otros navegantes europeos llegaron los años siguientes y existió un permanente contacto con los colonizadores franceses que se instalaron en Tahiti. A mediados del siglo XIX, comerciantes peruanos llegaron a la isla y sometieron como esclavo a cientos de habitantes y los trasladaron a las haciendas y guaneras en Sudamérica. Una docena logró sobrevivir a la esclavitud y, al regresar a la isla, transmitieron enfermedades como la viruela al resto de la población. La isla llegó a su máxima crisis, con apenas 110 habitantes en 1877.

A mediados del siglo XIX, se había desarrollado el contacto entre isleños y misioneros católicos en Chile. Ante el rechazo de Francia a establecer un protectorado y la grave crisis social existente en la isla, algunos isleños solicitaron apoyo al gobierno de Chile. En 1888, el marino chileno Policarpo Toro firmó un discutido acuerdo con los líderes de la isla, tras el cual se estableció la soberanía del país sudamericano sobre la isla. La incorporación de la Isla de Pascua a Chile, sin embargo, no cambió la situación. El gobierno decidió arrendar la isla a ganaderos de ovejas, que sometieron a la población. Recién en 1952 el gobierno chileno canceló la concesión de la isla por los malos tratos a la población y en 1964 recién fue incorporada al territorio civil chileno. En 1967 fue inaugurado el aeropuerto de Mataveri, que permitió la conexión de la isla con el resto del país. En los años siguientes, se han realizado varias reformas que han permitido entregar una mejor calidad de vida a los isleños y fortalecer su cultura nativa, aunque siguen algunas deudas pendientes y se han fortalecido movimientos que reclaman mayor autonomía e incluso la independencia. En 2003 fue aprobado un estatuto que le dio a la isla la calidad de «territorio especial», pero el estatuto que especifica la autonomía de dicho territorio aún no ha sido aprobada.

En mayo de 1960 ocurrió el Terremoto de Valdivia en la costa chilena, que originó un tsunami que llegó hasta la pequeña Isla de Pascua después de atravesar todo el Pacífico. Este causó un destrozo importante en los ahu de la costa oriental de la isla, tirando el mar los moáis que aún quedaban en pie. Tras esto, ha habido programas de recuperación y restauración de los mismos, gracias al apoyo de algunos gobiernos amigos, que los han restaurado hasta el estado en que los encontramos hoy.

Geografía[editar]

Mapa de la Isla de Pascua y sus principales puntos.

La isla tiene una forma de triángulo rectángulo con lados de 16, 17 y 24 kilómetros. Esta forma está dada por el origen volcánico de la isla: tres volcanes inactivos están ubicados en las esquinas de la isla. Al norte se encuentra el Maunga Terevaka, que con 511 metros de altitud es el punto más alto de la isla; por el sudeste se ubica la península del Poike, con su volcán principal, el Puakatiki, con 377 m de altura, y al sudoeste se encuentra el cráter del Rano Kau con 324 m, en cuyo interior existen diversas lagunas. Otros cerros de importancia son el Rano Aroi y el Rano Raraku.

El resto de la isla corresponde a lomajes y laderas. La costa, en tanto, es escarpada y rocosa con una serie de islotes cercanos, como el Motu Nui, Motu Iti y Motu Kao Kao en el extremo sudoeste, el islote Motu Tautara en la costa poniente y el Motu Marotiri en la costa occidental. Las únicas excepciones son la costa frente a Hanga Roa y el sector de Anakena, donde se ubica la playa del mismo nombre y la playa de Ovahe.

La isla, que antiguamente estuvo cubierta por grandes bosques, hoy es un terreno árido, cubierto por pasto y alguas palmeras. Todos los árboles endémicos están extinguidos, excepto el toromiro que logró desarrollarse en otras latitudes y existen planes para reintroducirlo en la isla. De la fauna endémica existen algunos roedores y lagartijas, además de varias especies de aves que llegan a las costas de la isla e incluso algunas tortugas. Las aguas que rodean la isla son ricas en especies de peces y mariscos.

Más alejada de este núcleo se encuentra la isla Sala y Gómez, administrativamente perteneciente a Isla de Pascua, pero que está deshabitada. Conocida por los rapanui como Motu Motiro Hiva, quienes iban a la isla a recoger plumas y huevos de los aves que habitaban la isla, tiene el mismo origen volcánico que la Isla de Pascua. La isla tiene un área de 0,15 km², con una irregular superficie y en que apenas existe un lugar para aterrizar helicópteros.

Clima[editar]

 Clima Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic
Máximas registradas (°C) 36 36 36 35 30 35 31 32 32 32 32 33
Máximas (°C) 27 27 27 25 23 22 21 21 22 23 24 25
Mínimas (ºC) 20 20 20 19 18 17 17 15 16 16 17 18
Mínimas registradas (°C) 15 16 7 3 10 7 9 7 10 3 7 12
Precipitaciones (mm) 73 85 96 121 153 106 105 94 87 68 74 86

La isla posee un clima tropical fresco, en el que se combinan inviernos con noches frescas pero sin heladas. La temperatura promedio anual es de 20,5 °C, alcanzando su máximo de 23,7 °C en febrero y el mínimo de 18,0 °C durante agosto. Posee una escasa oscilación térmica durante el día, producto de la influencia marítima. Las precipitaciones, por su parte, se distribuyen regularmente durante todo el año y existe una alta humedad, cercana al 80% permanentemente.

Llegar[editar]

Un avión de la antigua aerolínea LAN, ahora LATAM, en el aeropuerto de Mataveri.

La única forma realista de llegar a la isla es a través de la conexión aérea que mantiene LATAM con el aeropuerto de Mataveri (IPC). Mataveri es conocido como el aeropuerto más remoto del mundo, estando a 2603 km del aeropuerto más cercano (Mangareva, Polinesia Francesa, aunque no tiene rutas en común con él). El aeropuerto fue construido en 1965 como una estación de bajo uso, pero en 1986 se logró un acuerdo con la NASA para ampliar su pista y establecerla como alternativa de aterrizaje para transbordadores espaciales. Esto permitió aumentar las frecuencias de vuelo de las aerolíneas tradicionales y potenciar el turismo a la isla.

Todos los días existe un vuelo entre Santiago de Chile y la Isla de Pascua, el cual tiene una duración de 5:25. Este vuelo, una vez a la semana, continúa hasta Papeete, en la Polinesia Francesa. LATAM abrió en 2011 una ruta entre Isla de Pascua y Lima, Perú, con una frecuencia de dos veces por semana, pero en marzo de 2013 fue cancelado.

Para los más aventureros, existe una opción vía marítima desde el puerto de Valparaíso. La Armada de Chile realiza dos viajes de abastecimiento al año (sin fechas fijas, pero cerca de mayo y septiembre) en la que pueden embarcar algunos pasajeros. Los turistas deben solicitar permiso a la Comandancia en Jefe de la Primera Zona Naval y, en caso que existan cupos, podrán subirse al barco. El viaje es bastante más barato que la opción aérea (en el rango de los $ 100 000), pero dura 7 días y se debe contar con las condiciones físicas para soportar dicho viaje cruzando el Pacífico. Además, es obligatorio el retorno en la misma nave (que recala unos pocos días en la isla) o tener asegurado un ticket aéreo de retorno.

Recorrer[editar]

Pese a su pequeño tamaño, recorrer la isla no es una tarea sencilla. Su superficie está cubierta de colinas, pastizales y ruinas arqueológicas, con unos pocos caminos apenas demarcados. Solamente las calles de Hanga Roa y la ruta a Anakena están pavimentadas.

El aeropuerto de Mataveri se ubica en las afueras de Hanga Roa, la capital de la isla. No debiese tener dificultades para llegar a su hotel desde allí; lo más probable es que lo estén esperando si así lo indica a su hotel. Existen además diversos servicios de taxis que pueden llevarlo a los rincones de la isla que quiera conocer; dentro de Hanga Roa, el precio no debiese superar los $ 1500, y para otros lugares deberá negociarlo con el conductor.

Existen muchos servicios de tours que permiten recorrer los principales atractivos de la isla, con guías que explican la cultura pascuense y la historia detrás de cada resto arqueológico. Existen tours que duran medio día (3 horas y entorno a los $ 25 000) y otros de día completo (6 a 7 horas, aprox. $ 35 000). La mayoría de las agencias tienen guías en español e inglés, y puede encontrar algunos también en alemán, francés y portugués. En el sitio de turismo del Gobierno de Chile puede encontrar contacto de guías independientes, agencias de tours y otros servicios (algunos certificados); acá hay un listado de algunos servicios de turismo disponibles en la web:

Muchos turistas desean tener libertad suficiente para recorrer los diversos hitos de la isla a su ritmo. Para ellos, es recomendable arrendar un vehículo todo terreno. Los precios variarán en función del modelo y del tiempo, pero pueden estar entre los $ 25 000 y los $ 60 000. Las bicicletas son una buena alternativa para los que tengan experiencia en éstas, pues el terreno es complejo. Una bicicleta de montaña no debiese superar los $ 15 000 por día.

Sin importar la forma de viaje, tenga en consideración que los principales puntos de interés de la isla (Orongo, Rano Kau, Rano Raraku, Anakena, etc.) están dentro del Parque Nacional Rapa Nui, administrado por la Conaf. Para ingresar, se debe pagar una entrada de $ 30 000; los menores de 12 años pagan $ 5000 y los adultos chilenos, $ 10 000. Estas entradas suelen no estar consideradas dentro de los paquetes turísticos. El Parque Nacional está abierto de 9:00 a 18:00 (entre diciembre y marzo, cierra a las 19:00). [1]

Conocer[editar]

El punto de inicio de cualquier recorrido por la isla de pascua es desde su único poblado, Hanga Roa. Esta pequeña caleta concentra gran parte de los servicios de la isla, pero además algunos edificios de interés. Entre ellos se encuentra la , que fusiona el catolicismo con la cultura tradicional de la isla; aunque se refleja a simple vista en las figuras religiosas de madera existentes dentro de la iglesia, alcanza su clímax en las misas de domingo en que se reúne parte importante de la comunidad local. También en el pueblo está el    Museo Antropológico Padre Sebastián Englert (mar-vie 9:30-17:30, sáb-dom y festivos 9:30-12:30; entrada general: $ 1000) con una interesante colección que retrata la historia de la cultura rapanui. La    Caleta de pescadores con sus botes multicolores también es de interés para comprender un poco de la economía y forma de vida local. Allí tendrá, seguramente, su primer acercamiento con los famosos moáis, al tener un ahu junto a la caleta. Algo más al sur de Hanga Roa se encuentra otra caleta tradicional,    Hanga Piko , la que puede visitar en la mañana y observar cómo trabajan los pescadores.

Sin lugar a dudas, el principal atractivo turístico de la isla son los moáis. Aunque puede encontrar varios desperdigados por la isla, estos suelen concentrarse agrupados sobre plataformas llamadas ahu. Recuerde que los moáis son piezas arqueológicas milenarias, por lo que tenga respeto: evite tocarlas o caminar sobre los ahu. La mayoría de los ahu se encuentran localizados alrededor de la costa. Los más cercanos a Hanga Roa, sin contar el    Ahu Tautira frente a la caleta, son    Ahu Ko Te Riku ,    Ahu Tahai y    Ahu Vai Uri que se encuentran en las cercanías del museo. Siguiendo la costa norte, existen algunos centros ceremoniales de interés como    Ahu Tepeu , en cuyos alrededores se pueden ver restos de hare paenga, antiguas viviendas con forma elíptica. En sus cercanías está el    Ahu Akivi , el único ubicado hacia el interior y cuyos siete moáis restaurados miran hacia el mar, los únicos que lo hacen en toda la isla.

Vista de la caleta de Hanga Roa.  
Iglesia parroquial de Hanga Roa.  
Cementerio local.  
Ahu Tahai.  
Vista de Motu Nui y Motu Iti desde Orongo.

En la costa sur de la isla se encuentra la mayoría de las áreas arqueológicas. En el vértice suroriental de la isla, se encuentra el    volcán Rano Kau que entrega una de las postales más inolvidables de la isla. Desde el borde de este antiguo cráter volcánico se puede observar la vegetación y los diversos lagos que han cubierto su superficie. Entre el cráter y el mar se encuentra la antigua aldea ceremonial de    Orongo , desde donde además se pueden observar los islotes de    Motu Nui ,    Motu Iti y    Motu Kau Kau y que eran los lugares donde se realizaba la ceremonia del Manutara (hombre-pájaro). Recorriendo la costa sur hacia el oriente, es posible observar la mayor concentración de ahu hasta llegar al más grande de la isla, el    Ahu Tongariki . En él se encuentran quince moáis alineados sobre la plataforma, alrededor de la cual se encuentran otros restos arqueológicos y petroglifos. Cerca está    Rano Raraku , otro cráter apagado similar al Rano Kau, pero que es famoso por ser la principal cantera de la isla. Allí aún se pueden observar los moáis más grandes de la isla, pero que están inconclusos, sin ser despegados de la roca, lo que es considerado como prueba del rápido colapso de la sociedad clásica rapanui.

Vista del Rano Kau.  
Petroglifos del dios Makemake en Orongo.  
Vista del Ahu Tongariki  
Camino a Rano Raraku  
Atardecer en el Ahu Tahai, Rapa Nui.

La isla destaca también por su belleza natural. Dentro de sus atractivos está poder recorrer sus colinas, ya sea caminando o a caballo. Uno de los recorridos más comunes es subir hasta la cima del    Maunga Terevaka , el punto más alto de la isla con sus 507 msnm, y observar desde allí todos los rincones de la isla. En el extremo oriental, la península del Poike se caracteriza por su naturaleza salvaje y requiere de un día o dos para poder recorrerla. En este lugar la tradición cuenta que se enfrentaron los Hanau Momoko y los Hanau Eepe durante el colapso de la civilización rapanui. Una zanja aún demarcada habría servido de trinchera para las castas altas, que luego fueron masacradas por los Hanau Momoko cuando lograron traspasarla. Varias cuevas existen en la isla, algunas de las cuales pueden ser visitadas y otras no. Una de las más famosas es la    Cueva de las vírgenes (Ana O Keke) ubicada en Poike o las    Dos Ventanas , en el norte de la isla.

Aunque de pequeño tamaño, la isla posee varias playas destacables. La más famosa es    Anakena , ubicada en la zona noreste de la isla y que deslumbra por su arena blanca y los cercanos moáis que la enmarcan, haciéndola perfecta para una postal.    Ovahe , algo más al oeste, está rodeada por algunos acantilados que dificultan su acceso pero es uno de los lugares más bellos de la isla. En tanto, al norte de Hanga Roa hay unas playas pequeñísimas pero que puede disfrutar sin alejarse mucho de su hotel. El buceo es uno de los atractivos más interesantes de la isla, pudiendo disfrutar de las bellezas coralinas submarinas durante todo el año; varias empresas ofrecen cursos rápidos de buceo para luego aventurarse a recorrer lugares como el islote Motu Nui.

Colinas de Isla de Pascua.  
La playa de Anakena.  
Ovahe al atardecer.  
Vista del mar desde la cueva de Ana Kakenga.  

Comprar[editar]

Una tienda de recuerdos en la isla.

La mayoría de las tiendas se ubican en Hanga Roa. Alí existen varias tiendas de artesanías y recuerdos que en la mayoría de los casos evocan a los moáis de las más diferentes formas. Esos recuerdos podrá encontrarlos, casi sin diferencias, en los principales atractivos de la isla siendo vendidos por locales.

Aunque algunos locales aceptan tarjetas de crédito, lo normal es el uso de efectivo, por lo que mantenga siempre una cantidad importante de monedas y billetes. Aquellos que aceptan usar tarjeta, suelen cobrar un 10% a 20% adicional por los costos de la transacción. La moneda local es el peso chileno pero, a diferencia de lo que ocurre en el continente, es común que los negocios acepten dólares estadounidenses y, en menor medida, euros. Tenga precaución con llegar a la isla con otras monedas, pues no serán aceptadas; esto es especialmente importante si viene de Tahiti, donde se usa el franco CFA.

La isla posee dos sucursales bancarias, una del BancoEstado y otra del Santander. Ambas poseen cajeros automáticos, aunque en el primer banco sólo operan de la línea MasterCard y en el segundo tanto Visa como MasterCard. Otros dos cajeros automáticos están en el hall de entrada de Mataveri y en una estación de servicio.

Comer y beber[editar]

El umu pae es uno de los platos tradicionales de la isla. Sobre un fogón de piedras se ponen carnes y vegetales, que luego se cubren con hojas de plátano para que no se escape el vapor.

Hay una importante variedad de restoranes en la isla, especialmente destinados a los turistas. Aunque muchos aceptan tarjetas de crédito, usualmente suelen cobrar un porcentaje adicional, por lo que pagar en efectivo sigue siendo una buena alternativa. Pese al número de restoranes, no piense que la comida es muy diferente entre ellos: gran parte de los alimentos que llegan a la isla son importados, por lo que la variedad suele ser restringida. La gran excepción son los pescados y mariscos, que son una obligación degustar en su estadía. El atún es probablemente la especie más común y puede probar diversos platos que lo utilizan.

Aunque no es propio de la isla, el pisco es la variedad más común de alcohol. Puede probar el famoso pisco sour o la piscola (pisco con Coca-Cola). Sólo si tiene experiencia y resistencia, puede probar el pisco sin mezclas, ya que es un fuerte aguardiente (usualmente entorno a los 40°).

La mayoría de los restoranes y bares se encuentran a lo largo de la calle Atamu Tekena y sus adyacentes. Si no tiene tantos recursos o quiere probar algo más autóctono, puede buscar los locales de empanadas y sándwiches ubicados a lo largo de la calle principal. También, existen varios supermercados pequeños y almacenes donde puede abastecerse, especialmente si prepara un viaje por su cuenta.

  • Aringa Ora Entre los más grandes de la isla, con comida sencilla y barata. Alta convocatoria.
  •    Au bout du Monde Restorán belga, dedicado a la comida de origen marino. Ofrece shows de danza.
  • Bonbon Chinoise Comida polinésica, peruana y tailandesa, además de platos locales.
  •    Hetuʻu Buena comida y atención, pruebe los camarones, el atún y las sopaipillas.
  •    La Taverne du Pêcheur Ubicado en el puerto, dedicado a los pescados y mariscos. Es uno de los más caros de la isla.
  •    Te Moana Uno de los restoranes más populares de la isla, usualmente con bandas musicales. Llegue con anticipación.
  • Varua Relativamente nuevo, posee comida típica de la isla a buen precio. Ofrece menús del día desde los $ 9000

Dormir[editar]

Vista del Tauraa Hotel.

La isla posee una amplia capacidad hotelera, aunque pocos recintos pueden clasificarse como hoteles propiamente tal. La mayoría corresponden a refugios, cabañas, hostales y residenciales.

Dentro de los hoteles, los de más alta línea son el Hotel Rapa Nui, el Altiplánico y el Explora, este último siendo el único no ubicado en Hanga Roa. Estos hoteles en general presentan una línea arquitectónica natural que combina con el entorno rústico de la isla. Otros hoteles más baratos ofrecen habitaciones más sencillas pero que cuentan con servicios de calidad. Existen también opciones de hostales y cabañas, especialmente para los grupos más grandes. La mayoría de los hoteles y residenciales son atendidos por sus dueños, quienes suelen tener también bicicletas, contacto de guías turísticos y otros servicios para el viajero, por lo que no dude en consultar con ellos cualquier cosa. Tenga en consideración que está prohibido acampar libremente en la isla, por lo que sólo utilice los sitios claramente identificados para camping si desea hacerlo.

Una de las alternativas más recomendadas es alojarse en la casa de un isleño. Varios locales ofrecen habitaciones en sus casas, lo que permite al turista conocer el modo de vida del pueblo rapanui. Quizás no entregue el mismo confort que un hotel, pero seguramente será una experiencia única para aquél que desee conocer más sobre la Isla de Pascua.

  •    Cabañas MoreravaVai Kia Kia s/n, +56-2-2335 8978 4 cabañas con quincho, Internet y bicicletas.
  • Easter Island HostelAtamu Tekena s/n, +56-9-8720 0472, correo electrónico: Albergue sencillo en la calle principal de Hanga Roa. Dormitorios con cocina y baño compartido, no incluye desayuno.
  •    Explora Rapa Nui (Posada de Mike Rapu), Camino Vaitea-Anakena s/n, +56-2-2395 2800 A 6 Km de Hanga Roa, habitaciones desde los $ 2500 por persona por tres días.
  •    Hotel AltiplánicoLote E Sector Hinere, +56-2-29584289 (reservas), +56-32-255 2190 (hotel) Tiene piscina y Wi-Fi en áreas comunes. Habitación single por $ 350 diario.
  •    Hotel Rapa NuiAvareipua s/n, +56-32-283 2944, +56-32-312 0815 Habitaciones singles, dobles y triples desde los $ 57 000, tiene desayuno incluído e Internet gratuito.
  •    Hotel O'Tai, +56-32-210 0250 Ubicado cerca del correo, es uno de los más populares. 40 habitaciones con aire acondicionado y baño privado. Posee piscina.
  •    Inaki UhiAtamu Tekena s/n, +56-32-210 0231 En el centro de Hanga Roa, posee 15 habitaciones con baños privados. Precios razonables.
  •    Kona TauAvaraipau s/n, +56-32-210 0321 Habitaciones básicas a bajos costos, cerca de $ 10 000 la noche.
  •    Tauraʻa HotelAtamu Tekena s/n, +56-32-210 0463 A cinco minutos del aeropuerto, posee también un servicio de tours.
  •    Tekarera, +56-9-8134 5757 Posee tres espacios: Kainga Ora en el centro, Tekarera Inn y Kainga Nui, cerca del museo.
  •    Tupa HotelSebastián Englert s/n, +56-32-210 0225 30 habitaciones, algunas con buena vista al mar, a dos cuadras de la calle principal. Desayuno gratis y Wi-Fi en el lobby.

Hablar[editar]

  • Hola / chao: Iorana
  • Gracias: Maururu
  • ¿Cómo estás?: Pehe koe
  • ¿Cómo están?: Pehe kōrua
  • Bien: Riva
  • Sí / No: E é / Ina

El español es ampliamente hablado en la isla, siendo el lenguaje oficial en muchas ocasiones. La mayoría de los locales rapanui lo habla, aunque con un particular acento. Al ser un lugar fundamentalmente turístico, muchos locales hablan inglés (en mayor o menor medida); el francés, con el que los rapanui han tenido un largo contacto, es también bastante común.

Sin embargo, la mayor característica de los habitantes es el uso de su propio idioma, el rapanui. Es uno de los pocos pueblos originarios de Chile que aún conserva ampliamente el uso de su lengua. En la isla podrá escuchar a los locales usándolo al conversar entre ellos, ya sea en ambientes privados o públicos. El rapanui es un idioma de origen polinésico, muy similar al tahitiano o al maorí, pero con construcciones propias derivadas de sus años de aislamiento y su contacto con franceses y latinoamericanos. Posee diez consonantes y se pronuncia muy similar a lo que sería el español, a excepción de algunas vocales más largas que en este idioma y el uso de una consonante sorda, ʻ, llamada también oclusión glotal.

Cultura[editar]

Video promocional de la Isla de Pascua, realizada por el gobierno de Chile.

Junto a su belleza natural y la mística de sus restos arqueológicos, es la cultura viva de la Isla de Pascua lo que la convierte en un lugar único. Son sus propios habitantes, con sus ricas tradiciones y su lenguaje propio, uno de los principales atractivos de la isla.

La danza y la música, al igual que en otros rincones de la Polinesia, es una de las expresiones más conocidas. En su estadía en la isla podrá encontrar varios lugares con shows artísticos que muestran las danzas tradicionales de la isla. El mejor momento para hacerlo, sin embargo, es durante la festividad de Tapati, que se realiza anualmente durante el mes de febrero y dura alrededor de 10 días. En esta festividad se realizan una serie de ceremonias ancestrales como la competencia de pintura corporal (Takona), el relato de historias épicas y leyendas (Riu) y el descenso a gran velocidad por una colina de jóvenes sobre troncos de plátanos (Haka Pei). La fiesta culmina con la elección de la reina de la isla, que es coronada la primera luna llena del mes. En esta festividad, muchas veces los locales invitan a los turistas a sumarse a las actividades, lo que es una oportunidad única de sentirse parte de esta cultura. Sin embargo, tenga en consideración que muchos turistas quieren asistir a Tapati por lo que la capacidad hotelera suele estar repleta esos días.

Los locales tienen un gran respeto por sus tradiciones, por lo que evite burlarse o menospreciar éstas. Evite referirse a ellos como chilenos, pues pese a ser legalmente uno de ellos y compartir en muchos casos costumbres con "los contis", ellos prefieren identificarse con su cultura local. Tenga también mucho cuidado con los restos arqueológicos de la isla: no camine por lugares que no están permitidos, no mueva piedras ni juegue con los restos, que son espacios sagrados para la antigua cultura rapanui. No sólo es una falta de respeto y cultura, sino también puede ser multado por aquello. En los últimos años, el alza en el número de turistas ha provocado varias situaciones incómoda en que éstos han destruido y dañado restos arqueológicos. Ésto ha provocado malestar en muchos rapanuis, que sienten que su isla está siendo invadida por turistas y que no existe un manejo sustentable del flujo de inmigrantes.

Bailarinas de tamure.  
Pintando un niño durante Tapati  
Carreras sobre trineos en Tapati  
Danzas rituales en Tapati  

Seguridad[editar]

La isla posee un hospital y una farmacia que pueden tratar enfermedades o accidentes en caso que usted sufra alguna. El hospital posee una certificación Wilderness First Responder, por lo que pueden tratar muchas emergencias pese a la lejanía. Sin embargo, tenga en consideración que alguna dolencia mucho más grave o rara seguramente requerirá de un traslado al continente que puede tomar varias horas.

Por lo mismo, evite situaciones riesgosas y siga las instrucciones. Evite aventurarse en cuevas que no están señalizadas o directamente prohibidas, siga las rutas demarcadas y no se interne en lugares sin conocer. Si tiene dudas, pregunte al personal de Conaf que está en el Parque Nacional.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

-27.116667; -109.366667Map mag.png
Este es un artículo destacado. Es un artículo completo con mapas, fotos y mucha información de alta calidad. Si conoces que algo que ha cambiado, sé valiente y ayuda a mejorarlo.