Singapur

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Asia > Sudeste Asiático > Singapur
Saltar a: navegación, buscar
Singapore on the globe (Southeast Asia centered).svg
Wikipedia-logo.png
Commons-logo.svg
Wikinews favicon.svg
Singapur, oficialmente la República de Singapur (en inglés: Republic of Singapore; en malayo: Republik Singapura; en chino: 新加坡共和国 Xīnjiāpō Gònghéguó; en tamil: சிங்கப்பூர் குடியரசு Ciṅkappūr Kutiyaracu) es una ciudad-estado ubicada en el Sudeste Asiático. Se localiza al sur del estado malasio de Johor y al norte de las islas Riau de Indonesia, separada de éstas por un estrecho. Es el cuarto centro financiero más importante del mundo, y juega un papel preponderante en el comercio internacional y la economía mundial.
Capital: SingapurIdioma: inglés, malayo, mandarín y tamilSuperficie: 716 km² ▪ Población: 5 399 200 (2013)
Moneda: dólar de SingapurHuso horario: UTC+8 ▪ Prefijo telefónico: +65
Night view of the Central Business District and Marina Bay, Singapore.jpg
La ciudad de Singapur de noche


Contexto[editar]

La isla de Singapur, antes llamada Temasek, fue bautizada así por el príncipe malayo Paramésuara en el siglo XIV, cuando fundó un puerto allí. Dice la leyenda que el nombre (Singapura, significando "Ciudad de los Leones") se debió a que el príncipe avistó allí un león; aunque probablemente fuera otro tipo de animal, el nombre permaneció desde entonces. Tuvo una época de relativa prosperidad hasta que fue arrasada alrededor del siglo XVI. Desde entonces quedó abandonada hasta que los británicos, por medio de Stamford Raffles, la arrendaron para fundar en el siglo XIX una colonia en ella, que fue el origen de la moderna ciudad actual.

Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, los japoneses invadieron la isla, dejando en ridículo a la armada británica, tras lo cual Singapur buscó la independencia. Una vez obtenida esta, el primer ministro Lee Kuan Yew propuso la integración en la Federación Malaya, pero tras conseguirla, una serie de conflictos étnicos y problemas con el estado vecino de Indonesia hizo que Malasia la expulsara de su territorio. Desde entonces no ha parado de crecer económicamente hasta convertirse en uno de los estados punteros en cuanto al sector financiero y tecnológico.

Actualmente es conocida por la inmensa cantidad de reglas que regulan la vida de sus ciudadanos, que la hacen una ciudad muy ordenada pero a sus habitantes a veces demasiado encorsetados por éstas. Te pueden poner multas, bastante elevadas, desde por tirar un chicle a la calle hasta por pasearte desnudo por tu propia casa. Ha sido descrita por William Gibson como Disneylandia con la pena de muerte, o El único centro comercial con asiento en la ONU, de una manera bastante acertada.

Distritos[editar]

La isla de Singapur se podría dividir en un principio en lo que es el centro de la ciudad, y varias zonas aparte en el resto de la isla. El centro, por su parte, se puede clasificar en otros varios distritos a su vez.

Centro de la ciudad[editar]

Resto de la isla[editar]

Llegar[editar]

En avión[editar]

En Singapur opera una de las compañías aéreas asiáticas de bajo coste de mayor crecimiento en los últimos años, AirAsia. Además, el aeropuerto de Singapur es uno de los de mayor tráfico de pasajeros de esta zona del mundo, lo cual hace bastante fácil llegar allí en avión.

En autobús[editar]

En autobús, es decir, por tierra, se puede llegar solo desde Malasia. Hay autobuses regulares desde la capital malaya, Kuala Lumpur, así como otras ciudades malayas cercanas a Singapur.

Pasear[editar]

Los árboles gigantes artificiales en los Jardines de la Bahía.

Singapur es una ciudad que en primer lugar llama la atención por su limpieza. Es extraordinariamente limpia, a lo que ha contribuido, claro, el que haya multas para cualquier tipo de cosa que pueda ensuciarla.

En el centro hay varios barrios con mucho encanto, como Riverside, Little India, Chinatown o el modernísimo Marina Bay, el distrito financiero.

Por otra parte, una de las mayores aficiones de los singapureños es comprar. Gastarse su sueldo a la manera capitalista. Con lo cual hay muchísimos centros comerciales y tiendas de las primeras marcas en casi todos los distritos de Singapur; pero la concentración es especialmente alta en la zona de Orchard Road, que es una sucesión de un centro comercial tras otro. Si uno tiene una tarjeta de crédito sin fondo, aquí puede disfrutar como en sus más inconfesables sueños.

Para relajarse de tanta compra y rascacielos, si uno quiere darse una vuelta tranquila, en un parque por ejemplo, los Jardines de la Bahía son el lugar adecuado. Estos jardines, bastante modernos, ofrecen unas vistas espectaculares con sus árboles y lagos artificiales, con el Marina Bay Sands de fondo. Además hay varias reservas naturales y el jardín botánico, por lo que se puede afirmar que Singapur es una ciudad muy verde, a pesar de su gran densidad de población.

Desplazarse[editar]

Líneas de metro de Singapur.

Singapur es una ciudad bastante grande y para desplazarse de un lugar a otro a pie por el centro quizá lo sea demasiado; aunque no llega a ser inabarcable. Si uno se decanta por este ancestral medio de transporte, seguramente podrá acabar viéndolo todo, pero sus pies no se lo agradecerán en absoluto.

Aparte existe una gran oferta de transporte público con un funcionamiento bastante eficiente. Por un lado existen líneas de autobús y por el otro el metro, o MRT. La página oficial de ambos medios de transporte público se puede encontrar aquí.

También hay barquitos turísticos para recorrer la bahía y el río.

Ver[editar]

La imagen más famosa de Singapur sea probablemente la de Marina Bay con el Marina Bay Sands al fondo; imagen potenciada además después de la celebración del Gran Premio de F1 de Singapur. Pero aparte de eso, entre rascacielos y centros comerciales, hay varios barrios con casitas coloniales muy interesantes. Además, el gobierno singapureño ha estado haciendo una gran inversión en la ciudad en los últimos años y ha dado luz a lugares espectaculares como los Jardines de la Bahía o el Acuario de Singapur.

Hablar[editar]

En Singapur hay una gran variedad étnica, producto de los varios siglos de inmigración de los países vecinos (y no tanto) buscando trabajo. Hay cuatro idiomas oficiales, representando a las cuatro mayorías étnicas que dominan demográficamente la isla: el inglés, el malayo, el tamil y el chino. Todos los carteles están escritos en estas cuatro lenguas. Para un occidental manejarse en inglés es relativamente fácil, aunque hay que estar preparado para los fuertes acentos que tienen al hablarlo los ciudadanos de otras etnias.

Comer[editar]

Al tener la ciudad varios barrios donde se concentraban las distintas etnias de un modo diferenciado, en Singapur es posible comer varios tipos de comida distintos. En Chinatown abunda la comida china, como es obvio, mientras que en Little India lo hace la hindú.

Además, existen por todo Singapur los llamados food court, que son como varios puestos de distintos tipos de comida, desde china, barbacoa, o zumos y batidos, que comparten el recinto donde los comensales se sientan. En estos lugares uno se puede pedir un plato en cada puesto distinto, y luego ir recogiéndolos todos para ir a sentarte a la mesa que más le guste. Suelen ser los sitios para comer más populares y con precios más económicos.

Por lo demás, como en cualquier gran ciudad, hay una gran variedad de restaurantes de alto nivel, casi de cualquier tipo de comida mundial. Normalmente están integrados en los centros comerciales o en las zonas con más tiendas, pero los hay casi por cualquier lado en realidad.

Salir y beber[editar]

La zona por la que se suele salir, en especial si uno es extranjero y busca ese mismo ambiente, es por los embarcaderos, como Clarke Quay. Allí hay varios pubs y discotecas, entre ellos alguno irlandés, y etc.

Si uno quiere algo de algo más nivel, se puede acercar a la zona de Marina Bay, donde encontrará discotecas en lo alto de algunos de los rascacielos, como el Marina Bay Sands. Aunque claro está, el precio para entrar en estos lugares será bastante más elevado.

Además, como en casi todo el resto de Asia, al no estar los asiáticos acostumbrados a la ingesta de bebidas alcohólicas, el alcohol aquí es bastante caro, y si uno se pide un cubata además no se lo encontrará muy cargado. Alrededor de la zona del puente de Clarke Quay a veces la gente se toma una cerveza al aire libre sin que la policía multe por ello, con lo que se podría considerar lo más cercano en Singapur a un botellón.

Seguridad[editar]

Realmente, en Singapur es muy muy poco probable que a uno le ocurra algo. Está todo tan organizado, es tan difícil salirse del corsé de las normas, que el crimen es algo prácticamente inexistente. De hecho, los singapureños ni siquiera parecen tener la más mínima picardía para intentar timarte o aprovecharse del turista. Es hasta posible, que si uno pierde su cámara, su cartera o algo así, al día siguiente vuelva preguntando por ella y la vuelva a encontrar.

Próximo destino[editar]

Este artículo es un esquema y necesita más contenido. Tiene un modelo de artículo, pero no tiene suficiente información. Sé valiente y ayuda a mejorarlo.
1.2988; 103.825Map mag.png