De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un viaje es una oportunidad para ver otros horizontes y volver lleno de recuerdos. Pero para que todo salga bien, se requiere un mínimo de preparación.

Destino[editar]

¿Realmente estás preparado para tu viaje?

Puede parecer obvio, pero es lo primero que debes hacer. Esta elección depende, por supuesto, de tus deseos, tus sueños o lo que quieras. De todos modos, recuerda informarte sobre la situación del país al que deseas visitar, para no ponerte en situaciones difíciles, como una guerra, revolución, epidemia, etc.

Transporte[editar]

Una vez que hayas elegido tu destino turístico, deberás encontrar la manera de llegar allí. Lo mejor es hacerlo lo antes posible, lo que te permitirá obtener las fechas que elijas así como tarifas más ventajosas. Infórmate también sobre el transporte local y qué documentos se necesitan para conducir un vehículo allí si es necesario —como una licencia de conducir internacional—.

Alojamiento[editar]

Hazlo al menos el mismo día en el que llegas, para no tener que buscar por la noche, después de horas de viaje, un hotel en una ciudad desconocida. Para el resto de tu estancia, todo depende del tipo de viaje que planeas realizar, pero en cualquier caso infórmate sobre las posibilidades y disponibilidad de alojamiento.

Documentos de identidad[editar]

Es muy importante si vas a viajar al extranjero. Consulta con los consulados o el Ministerio de Relaciones Exteriores del país o países en cuestión sobre los documentos necesarios para cruzar las fronteras. Si necesitas obtener una visa, asegúrate de que haya suficiente tiempo antes de tu salida. También verifica que tu pasaporte sea suficientemente válido —algunos países exigen una validez de 6 meses después de la fecha de salida del país— y que tenga las características requeridas —legible por máquina, biométrica—. Ten en cuenta que algunos países requieren estos mismos documentos durante los tránsitos del aeropuerto —Estados Unidos, por ejemplo—.

Dinero[editar]

Antes de partir, verifica los medios de pago que puede utilizar en el lugar: efectivo, tarjetas bancarias, cheques bancarios, cheques de viaje, etc.

Si la moneda del país es diferente a la tuya, cambie una pequeña cantidad en tu banco u oficina de cambio, para que no te tome desprevenido cuando llegues.

Mantente saludable[editar]

En algunos países, las precauciones sanitarias son necesarias, lo que puede resultar en la necesidad de vacunarse de forma preventiva —contra una enfermedad tropical, por ejemplo— o de tomar comprimidos antipalúdicos. En algunos casos, se requerirán documentos de respaldo en la frontera. Recuerda también traer un botiquín de primeros auxilios para que puedas tratar heridas leves. Existen sitios especializados para advertir a los viajeros de los riesgos que corren para varios países.

Artefactos electrónicos[editar]

Comprueba el voltaje de tus equipos eléctricos y su compatibilidad —afeitadoras, cargadores de portátiles, baterías, etc.—.

Si deseas utilizar tu teléfono móvil, comunícate con tu operador sobre las opciones internacionales. Algunos no tienen opción, otros solo reciben y no pueden transmitir. Comprueba también que no pagarás recargos sin darte cuenta.

Automóvil[editar]

Las marcas y los nombres de los combustibles pueden variar de un país a otro.

Recuerda comprobar que tu seguro te cubre en este país —consulta la tarjeta del seguro verde—. De lo contrario, se debe contratar un seguro en la frontera de cada país visitado.

Algunos países requieren un pase de aduana.

Equipamiento[editar]

Esta es la última etapa antes de la salida. Lleva ropa adecuada para tu destino, pero recuerda que en algunas zonas puede haber diferencias de temperatura importantes entre el día y la noche. Por supuesto, evita lo innecesario o lo superfluo: un k-way en la India en la época del monzón es inútil si no para congelarte los huesos aún más.

Esta guía es un esquema y necesita más contenido. Tiene un modelo de artículo, pero no tiene suficiente información. Si encuentras un error, infórmalo o sé valiente y ayuda a mejorarlo.