Usuario:Schumi4ever

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Quien soy y que diantres hago aquí[editar]

Buenas, me llamo José Juan y soy del barrio almeriense de El Zapillo, y me siento orgulloso de ser zapillero, almeriense, español y europeo (Pero no andaluz). Nací hace 23 años en Torrecárdenas, siendo el primogénito de una familia que, sin ser económicamente acomodados, no tenía problemas para llegar a fin de mes. Mi niñez la pasé en múltiples colegios e institutos. Mi primer colegio fue el Santiago, ahora llamado Maestro Padilla; al cambiar el sistema educativo, fue transformado en instituto, y me tuve que trasladar al San Fernando para cursar 3º. Tras un año en ese centro, me volví a desplazar, esta vez hacia el Mar Mediterraneo, dónde acabé primaria. Para cursar ESO, fui al Virgen del Mar, justo al lado de mi primer colegio. A su vez, me matriculé en inglés en la escuela oficial de idiomas; con mucho esfuerzo, lo acabé a la vez que bachilletaro. Acabé ESO y para hacer Bachillerato, volví a cambiar de aires. Mi nuevo centro sería el Bahía de Almería, de donde no me marché hasta agotar los 4 años posibles para acabar la etapa. Hoy, estoy matriculado en Diplomatura en Turismo, en la UAL, ayudo a mi padre en la ferretería familiar, e intento sacar todo adelante con mucho esfuerzo. Adicionalmente, también he estado con una beca ERASMUS para estudiar en Savonlinna, Finlandia.

Llegué a Wikipedia como el 95% de los que estamos aquí: Googleando y googleando. Tras mucho aprender de Wikipedia, me decidí un día a investigar su funcionamiento, y me gustó la idea de colaborar altruístamente. Veréis, soy una persona que le gusta ayudar al prójimo, sin avergonzarse de ello. Me he dado cuenta de que, tras 21 años, no he hecho nada en la vida; no tengo más que mis estudios y mis viajes como experiencia personal, y quiero tener algo que ver en el buen funcionamiento del mundo. Según las estadísticas, me quedan unos 60 años de vida. Hay, 500.000 lugares que no visitaré, la misma cantidad de platos que no probaré, otras tantas experiencias que no viviré y muchos más conocimientos que no aprenderé. Por todo eso quiero exprimir cada segundo, para poder vivir algo nuevo cada día. Ahora, ya que la humanidad me ofrece todo eso, quisiera compensarlo de alguna manera; y para eso estoy aquí. Ahora soy yo el que aporta, y que mejor manera de agradecer lo que consigue uno de las extraordinarias capacidades que ha dado la evolución al Homo sapiens que compartiendo los conocimientos de otro de la misma especie. He aprendido mucho de Wikipedia, y ahora, quiero que el resto de humanos aprenda de mí todo lo posible. Por eso soy wikipedista, y me siento orgulloso de ello.

Tras un tiempo en Wikipedia, vi la creación de este proyecto, al que me sumé sin dudar, ya que es el perfecto complemento a mi carrera universitaria.

La felicidad que me da Wikimedia[editar]

Hasta hoy, Wikimedia me hacía muy feliz, pues sabía que mis contribuciones estaban ayudando a mucha gente en todo el mundo. Pero un día dulce, y mucho, estaba yo en la biblioteca de la Universidad de Almería, con un ordenador de trabajo y, en un momento de descanso visual, desvío mi mirada hacia la pantalla de quien utilizaba el equipo de enfrente. Cual fue mi satisfacción al ver que otro alumno del centro, no sólo leía artículos de Wikipedia y los utilizaba para ayudarle a crear un trabajo de clase; sino que esos artículos que visitaba, eran algunos de los que yo mismo había creado o ampliado. Sentí en ese momento tal felicidad de saber que, efectivamente, el tiempo dedicado ha servido a alguien. Es una sensación indescriptible, y que sinceramente, espero que todos los contribuyentes la experimenten alguna vez.

Sin embargo, hay algo más que añadir. Poco más tarda, dos días después de mi vigésimo cumpleaños, me encontraba yo en clase de Historia del Turismo. Allí, a algunos alumnos les tocaba exponer sus trabajos. Y cual fue mi sorpresa al ver que, su trabajo incluía fotografías tomadas por mí mismo y subidas a Commons. La diferencia es que esta vez conocía a quienes aprovecharon mi trabajo, así que no sentí vergüenza, como en el caso anterior, para darles las gracias por recompensarme de esa manera. De nuevo, la satisfacción fue casi infinita.