33.6500-7.5833Mapa de Casablanca

África > Marruecos > Casablanca

Casablanca

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Patio del Mahkama Pacha.

Casablanca es una ciudad de Marruecos, en la región de Gran Casablanca.

Comprender[editar]

Casablanca (la ciudad blanca) es la ciudad más grande del Magreb y la capital económica y financiera del país. Con más de 4 millones de habitantes, es el primer centro de negocio del país, el primer puerto y el primer centro universitario. Se caracteriza por su traza urbana y su arquitectura "a la occidental", legados del periodo del protectorado francés instalado en Marruecos. Es la ciudad de los negocios. Gracias a su aeropuerto internacional "Mohamed V" que sirve en directo la mayoría de las grandes ciudades del mundo, su puerto comercial, los numerosos bancos y servicios financieros, Casablanca representa un 65% del mercado económico del país.

Llegar[editar]

En barco[editar]

En tren[editar]

Casablanca se conecta con las principales ciudades de Marruecos a través del tren, así como algunas comunidades de menor tamaño de su zona metropolitana, como Mohamedia,y más allá de ella.

El tren en general es una opción práctica, cómoda y de costo accesible para moverse por gran parte del territorio marroquí. La compañía pública de trenes, ONCF, cuenta con servicio de primera y segunda clase, para la gran mayoría de los destinos. Un viaje Casablanca-Rabat en segunda clase tiene un costo de alrededor 7 euros y una duración de aproximadamente 50 minutos.

Desde finales de 2018, el nuevo servicio de tren rápido similar al Tren a Gran Velocidad (TGV) francés, conecta a la ciudad con Tánger en cerca de 3 horas y por un precio que ronda los 15 euros por viaje.

La ciudad cuenta con tres estaciones de tren o "gares", por su nombre en francés:

  • Casa Port, que se encuentra a unos metros de la medina y muy cerca del puerto. Aunque desde aquí se puede iniciar el viaje en TGV a Tánger, habrá que cambiar de tren en Rabat.
  • Casa Voyageur, construida durante el Protectorado Francés. Para ir a Tánger en TGV es la mejor opción ya que se aborda dicho tren especial desde el principio del viaje, a diferencia de salir de Casa Port.
  • Gare Oasis.

En bus[editar]

En coche[editar]

Desplazarse[editar]

En barco[editar]

En tren[editar]

En bus[editar]

En coche[editar]

Ver[editar]

  • La Mezquita Hassan II
  • El barrio de los habbous
  • Museos :
    • La Villa de los artes (Villa des arts) con su edificio de arquitectura art deco y sus exposiciones temporales de arte contemporáneo marroquí.
    • Museo del judaísmo marroquí
    • Museo de la Fundación Abderrahaman Slaoui, con su colección de artes decorativas orientales, joyería marroquí y afiches de la época colonial.
  • La Antigua Catedral del Sagrado Corazón, imponente iglesia católica, legado del Protectorado francés, y que hoy es utilizada como centro cultural.
  • El maravilloso bario de Anfa
  • La corniche y sus playas

Hacer[editar]

Eventos[editar]

Actividades[editar]

Aprender[editar]

Hablar[editar]

Los dos idiomas oficiales del país son el árabe y el berebere. En la práctica, el "árabe clásico" o "literario" es el que se usa en la documentación y señalética oficial, mientras que de forma cotidiana la lengua que se habla es el darija, también llamado árabe magrebí. El berebere, por su parte, se habla solo en zonas del norte y su presencia, en el caso de Casablanca, se nota en algunos letreros de dependencias oficiales, como las escuelas públicas.

En la práctica también, los visitantes descubrirán que la presencia del francés les hará mucho más fácil su estancia. En lo que respecta a Casablanca, una gran cantidad de señalética, tanto de las calles como de los negocios, está en francés; igualmente la gente habla o al menos comprende esta lengua. Como es de esperarse, en hoteles, cafés, restaurantes y negocios en general de gran tamaño o de zonas lujosas, el francés no puede faltar, así como el inglés o hasta el español en algunos casos.

Como en cualquier país, el conocer algunas palabras básicas en darija como gracias, por favor u hola y adiós serán de utilidad.

Trabajar[editar]

Comprar[editar]

Con tiendas de ropa de marcas internacionales, una zona de comida de todos los rincones del mundo, cafés, joyerías, un mini-parque de diversiones, un acuario de 360° (el tercero más grande del mundo) y un complejo de cines con pantalla IMAX, el Morocco Mall, el centro comercial más grande de África con sus 70 mil metros cuadrados de superficie, es una parada obligada para quienes quieran hacer compras en Casablanca, esto luego de una visita a la Corniche y sus playas. En la misma línea se encuentra el centro comerical Anfa Place, ubicado asimismo sobre la Corniche, en dirección hacia la mediana.

Aunque dentro del Morocco Mall es posible encontrar una reproducción de un mercado tradicional árabe o zoco, los amantes de artesanías y de la gastronomía local más auténtica podrán encontrarlas en el barrio de los Habous.

Comer[editar]

Ninguna visita a Casablanca estaría completa sin comer o tomar un té de menta marroquí en la Sqala , restaurante ubicado en una de las entradas a la medina antigua, frente al mar. Ya sea ahí en cualquier otro sitio de la ciudad, los visitantes podrán escoger entre una variedad de tajines o estofados de verduras, pescado, pollo, carnero o res siendo las opciones genéricas más comunes. El cuscús es quizá el platillo más emblemático de Marruecos, el cual se puede encontrar en prácticamente cualquier café o restaurante de cualquier tamaño, pero únicamente en viernes, día sagrado para la religión musulmana y momento en que la gente se reúne para comer este platillo con la mano (derecha) desde un mismo plato común. En los lugares más turísticos es posible encontrar platos de cuscús cualquier día de la semana. A la base de sémola de trigo se agrega verduras como calabaza, zanahoria y col, así como garbanzos y pasas; dependiendo del lugar y del comensal, habrá cuscús con pollo, carnero o res, así como algunas opciones con ciruelas.

Beber y salir[editar]

  • Amstrong: grupo de música live
  • G Sound: lounge abierto hasta las 2 am

Dormir[editar]

Económico[editar]

Medio[editar]

Derroche[editar]

Mantenga contacto[editar]

Seguridad[editar]

Salud[editar]

El sistema de salud en Marruecos incluye un sector público, administrado por la CNSS (Caja nacional de Seguridad Social) y uno privado. Dado su tamaño y la presencia importante de población extranjera, principalmente europea, Casablanca cuenta con una gran variedad de hospitales y clínicas de especialidades con servicios cercanos a los que se podrían encontrar en Francia. De hecho, muchos de los médicos que se encuentran en establecimientos privados han hecho parte o toda su formación en instituciones francesas.

En lo que se refiere a las farmacias es posible identificarlas por letreros en francés, pharmacie y por una cruz, regularmente verde, así como por una media luna, también verde por lo general. Los horarios varían en cada caso, pero es pertinente considerar que durante las noches y los fines de semana solo trabajan las farmacias de guardia y las cuales hacen una rotación, es decir, que operan en estos periodos extraordinarios nocturnos o de fin de semana solo cada tanto tiempo. Diversas páginas de internet hacen un listado por barrio de las farmacias de guardia.

Ramadán[editar]

Como en cualquier país musulmán, durante el mes de ramadán la dinámica cambia en muchos aspectos de la vida cotidiana, particularmente en lo que se refiere al consumo de alimentos, ya que una de las prácticas del llamado "mes bendito" o "santo" implica el ayuno desde la salida hasta la caída del sol. La circulación de los autos en general se ve reducida, pero al acercarse la hora de la ruptura del ayuno se intensificará notablemente.

En el caso de Casablanca, al ser una ciudad con una afluencia turística menos importante que Marrakech o Chefchauen, por ejemplo, es pertinente considerar que los cafés y restaurantes comienzan sus actividades cerca del atardecer, y que los negocios que venden alcohol probablemente suspenderán su venta a lo largo de este periodo. Por lo tanto, salvo los restaurantes de hoteles o de zonas muy específicas ofrecen servicio de manera más o menos regular, por lo que los turistas deberán tomar sus precauciones.

Otra recomendación es que, incluso si los turistas tienen acceso a alimentos y bebidas durante el día, los consuman fuera de la vista de la población local, como símbolo de respeto.

Una vez que el sol se oculta, eso sí, será la oportunidad para disfrutar alguno de los innumerables banquetes de ftour o iftar que se ofrecen en cafés y restaurantes y que incluyen entre, otros, dátiles, sopa marroquí o harira, té de menta y una variedad de postres típicos. Pero si lo que se busca es una experiencia más auténtica, existen también iftars comunitarios que ofrecen asociaciones diversas las cuales instalan carpas en medio de la calle para recibir a todo aquel que desee compartir los alimentos luego de una jornada de ayuno.

Enlaces externos[editar]

Este artículo todavía es un esbozo y necesita tu atención. No cuenta con un modelo de artículo claro. Si encuentras un error, infórmalo o Sé valiente y ayuda a mejorarlo.