(Redirigido desde «Cuellar»)
Europa > Europa Occidental > España > Centro de España > Castilla y León > Cuéllar

Cuéllar

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Cuéllar es una villa y municipio español de la provincia de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León, España. Dispone de un importante conjunto medieval, compuesto por el castillo, las murallas y numerosos edificios religiosos y civiles. Destaca por ser uno de los centros del arte mudéjar en España. Fue declarada conjunto histórico-artístico en 1994.

Escudo.

Situación[editar]

Cuéllar está situado al noroeste de la provincia y a medio camino entre las ciudades de Segovia y Valladolid, a 60 km y 50 km respectivamente. Es cabeza del partido judicial de Cuéllar, uno de los cinco en los que se divide la provincia, así como de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar; pertenece además a la comarca natural Tierra de Pinares. Hay censados 9.730 habitantes según el padrón municipal de habitantes (INE) a fecha de 1 de enero de 2010. Se asienta en el límite donde confinan las provincias de Segovia y Valladolid, sobre una llanura atravesada de este a oeste por el río Cega y delimitada al otro extremo por una gran cortada paralela al mismo y al norte, que divide el término municipal.

Debido a su carácter de villa medieval, fue declarada conjunto histórico, y posee un amplio patrimonio en el que destaca su castillo medieval, su triple recinto amurallado, uno de los más importantes y mejor conservados de la comunidad autónoma,[1] el conjunto de arquitectura mudéjar más amplio de la misma y diversidad de iglesias, monasterios y otros edificios históricos. Dentro de las festividades que celebra se encuentran los Encierros de Cuéllar, declarados de Interés Turístico Nacional y considerados los encierros más antiguos de España, con origen en el siglo XIII.[2]

Contexto[editar]

Castillo de Cuéllar (Segovia)

Se tiene conocimiento de asentamientos en la zona durante el periodo de la Edad de Hierro gracias a los yacimientos encontrados en la parte alta (un poblado) y en la parte de las Erijuelas de San Andrés (una necrópolis). La historia conocida de Cuéllar se inicia con las repoblaciones, especialmente con la iniciada por el conde Ansúrez a finales del siglo XI. En el siglo XIII disponía de fueros y era un importante centro exportador de lana, acogiendo varias reuniones de las Cortes de Castilla. El valido del rey Enrique IV, Beltrán de la Cueva, hizo del castillo-palacio el centro de su señorío. Fue cuna de importantes diplomáticos y conquistadores. A pesar de la crisis del siglo XVII, mantuvo una actividad agrícola y ganadera, y en el siglo XX se sumaron varias industrias del mueble y agrícolas.

Clima[editar]

El clima de Cuéllar es mediterráneo continental, seco y caracterizado por las elevadas temperaturas en verano y el frío en invierno, las precipitaciones están repartidas de forma bastante irregular a lo largo del año. Predicción detallada de Cuéllar. Fuente: AEMet

Llegar[editar]

Cuéllar se encuentra a unos 60 km de Segovia y 50 km de Valladolid.

En coche

Se accede en coche por la A-601.

En tren

No dispone de estación ferroviaria.

Renfe te acerca a Cuellar al mejor precio y de la forma más cómoda. Ver enlace

En Avión

El Aeropuerto de Valladolid es el más cercano, en Villanubla (Valladolid) a 65 km de Cuéllar.

En autobus

Existen autobuses frecuentes desde Valladolid y desde Segovia.

Empresa LINECAR Consultar HORARIOS

Desplazarse[editar]

Cuéllar es una ciudad para descubrir paseando. Se recomienda dejar el coche en el exterior de la muralla y acceder a pie al interior.

Iglesia de San Martín. Cuéllar (Segovia)

Visitar[editar]

OFICINA DE TURISMO DE CUÉLLAR (situada en el Castillo): Tlf. 921 14 22 03 Email: turismo@aytocuellar.es www.cuellar.es

Horario de la Oficina de Turismo, del 24 de abril al 12 de noviembre de 2017: de lunes a domingo de 9:30 a 20:30 h.

HORARIOS DE APERTURA

Del 24 abril al 12 de noviembre de 2017

CASTILLO. Tlf. 921 14 22 03 Visitas guiadas (duración 45 min). Visitas teatralizadas (duración 1h y 30 min. Sábados, domingos y festivos nacionales). Recomendado consultar horarios y reservar previamente. PRECIO: Visita guiada 3€ adulto / 2€ niño. Visita teatralizada+Muralla: 7,20€ adultos/ 3,70€ niños.

MURALLA. Tlf. 921 14 22 03 Tramo norte: acceso arco San Basilio. Tramo sur ( 400 metros): vistas Mar de Pinares y paneles explicativos en la Torre de Santiago. Visitable durante el horario de apertura de la Oficina de Turismo.

Sepulcros murales,Iglesia de San Esteban. Cuéllar (Segovia)

PRECIO: Tramo norte: gratuito. Tramo sur: 1,50€

CAPILLA DE LA MAGDALENA (Inicio de los paseos guiados por la Villa) Tlf. 625 45 13 46. Exposición de la Judería. PRECIO: gratuito. HORARIO: De 10.30 a 14 y de 17 a 20.30 h Lunes completo cerrado y martes por la mañana. Paseos guiados: a las 11, 12, 13, 17, 18 y 19 h (duración 50 min). PRECIO paseos guiados: 2 €

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LAS TENERÍAS. Tlf. 921 14 20 01. Museo sobre el curtido de las pieles. Exposiciones temporales. Jardín Japonés. HORARIO: De martes a domingo de 12 a 14:30 y de 17:30 a 20:30 h .GRATUITO

IGLESIA SAN MIGUEL. HORARIO: Lunes cerrado. Martes de 17.30 a 19.30 h; de miercoles a viernes de 11 a 14 y de 17.30 a 19.30 h. Sábados y domingos de 11 a 14 y de 17 a 20 h. GRATUITO

IGLESIA DEL CONVENTO DE LA CONCEPCIÓN. HORARIO: Lunes cerrado. Martes de 17.30 a 19.30 h De miercoles a viernes de 11 a 14 y de 17.30 a 19.30 h. Sábados y domingos de 11 a 14 y de 17 a 20 h. GRATUITO

Jardín japones de Tenerías de Cuéllar

IGLESIA DEL CONVENTO DE SANTA CLARA. Sábados y domingos de 11 a 14 y de 17 a 20 h. GRATUITO

SALA CULTURAL ALFONSA DE LA TORRE. Exposiciones temporales. Más info.Tlf. 670 20 52 24.

SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE EL HENAR (A 5 Km). Tlf. 921 14 10 61. De lunes a sábado de 11 a 13.45 y de 16.30 a 19.45 h. Domingos de 11 a 14 y de 16.45 a 20 h. GRATUITO

*En el Castillo se puede adquirir la entrada conjunta de Castillo + Muralla + Paseo Guiado por la Villa

AVISO: ESTOS HORARIOS TIENEN CARÁCTER ORIENTATIVO PUDIENDO SER MODIFICADOS. SE RECOMIENDA CONSULTAR HORARIOS PREVIAMENTE. LOS LUNES FESTIVOS SE ABRIRÁ EN HORARIO HABITUAL.

Es imprescindible visitar el Castillo de Cuéllar, desde el que se puede acceder a la muralla, con unas vistas espléndidas sobre el mar de pinares que rodean Cuéllar por completo. También la Plaza Mayor. Pero lo mas destacado de Cuéllar se descubre callejeando, observando las portadas de las casas, las esbeltas torres, las iglesias, arcos y edificios.

La plaza Mayor y el casco histórico[editar]

La importancia del casco histórico de Cuéllar se ve respaldada por la declaración de la villa dentro de la categoría de Conjunto Histórico-Artístico en el año 1994. Además, han sido declarados de forma independiente siete edificios como Bienes de Interés Cultural. Una de las características que más define al casco histórico de Cuéllar es la conservación de la planta y trazado medieval de la típica villa castellana, pues a excepción de un ligero ensanchamiento llevado a cabo en los siglos XV y XVI, no ha sufrido cambios modernistas de importancia, por lo que se ha respetado el entramado de calles largas y anchas en sus áreas principales, y otras más cortas, quebradas y sinuosas que son producto de la irregularidad del medio físico del emplazamiento de la población.

El centro neurálgico de la villa es su Plaza Mayor de aire castellano, presidida por el edificio del ayuntamiento, una edificación construida entre finales del siglo XV y principios del siglo XVI sobre los restos de la cárcel vieja, en la que destaca un patio interior de estilo gótico-renacentista dedicado a Isabel la Católica. La plaza presenta una forma irregular a causa de las edificaciones adosadas en el siglo XIX frente a la puerta principal del ayuntamiento, que redujeron las dimensiones del conjunto. En ella se celebró el mercado semanal de los jueves desde el siglo XV hasta los primeros años del siglo XXI, y destacan los soportales de columnas en la parte superior e inferior, así como el rincón sureste, que presenta una arquitectura popular castellana de entramado de madera y adobe, con pronunciados aleros de madera de influencia mudéjar.

Rincón sureste de la plaza Mayor, con el popular entramado de madera; a la izquierda, la iglesia de San Miguel, parroquia titular de la villa.

Frente al ayuntamiento se localiza la iglesia de San Miguel, parroquia titular de la villa dedicada al Arcángel Miguel, patrón de ella, y que comprende una mezcla de estilos arquitectónicos que abarcan desde el románico de piedra hasta el barroco, y en su interior se conservan obras de Pedro de Bolduque, de Luca Giordano y de la escuela de Gregorio Fernández. De la plaza arranca la calle de San Pedro, sembrada de casas blasonadas hasta desembocar en la iglesia románica de San Pedro, desamortizada en el siglo XIX y actualmente ocupada por el sector hostelero. Esta iglesia se considera la mas antigua de Cuéllar, remontándose al siglo XI tal como sugiere su sencilla portada románica. Sin embargo el pétreo ábside, que fue bastión de la muralla, y la torre, muestran apariencia gótica. Junto a ella, la casa de los Rojas, actualmente Palacio de Justicia. De similares características es la calle de la Morería, a través de la cual se extendía el barrio musulmán, caracterizada por su inclinada pendiente, al igual que la calle del Colegio, que toma el nombre del colegio de Niñas Huérfanas que existió hasta el siglo XX, del que aún queda en pie una recoleta capilla. Una vez en la plaza del Mercado del Pan, espacio en el que se celebraba el mercado de cereal, aparece el hospital y capilla de la Magdalena, fundado en el primer tercio del siglo XV por el arcediano Gómez González, y ya dentro del barrio hebreo, el Estudio de Gramática, otra de sus fundaciones, ambos edificios con portada gótica y blasonada. Cerca de la Plaza se encuentra el Palacio de Santa Cruz, muestra del mudéjar civil. En sentido opuesto baja la calle de Santa Marina, en la que se conserva una torre mudéjar del siglo XII, y ante ella una fuente gótico renacentista.

El castillo y la muralla[editar]

Presidiendo la zona alta de la villa se localiza el castillo de los Duques de Alburquerque, el monumento más emblemático de la misma, declarado Monumento Nacional en 1931. Fue construido en fecha desconocida sobre el ángulo sureste de la muralla de la villa, motivo por el cual conserva varios elementos mudéjares, entre ellos la puerta sur, antigua entrada al recinto murado de la ciudad. El edificio fue refugio de la reina María de Molina tras los disturbios ocasionados a la muerte del rey, y en recompensa a la fidelidad y lealtad mostrada por la villa, su castillo se convirtió en lugar de celebración de las Cortes del reino en el año 1297. También fue residencia puntual de Juan I de Castilla y de su esposa doña Leonor, quien falleció entre sus muros de sobreparto. En el primer tercio del siglo XV fue donado a don Álvaro de Luna, y posteriormente Enrique IV de Castilla se lo compró a su hermanastra la infanta Isabel para entregárselo a su valido Beltrán de la Cueva, a cuyos descendientes pertenece en la actualidad.

Se trata de una edificación principalmente gótica y renacentista, con un aire más palaciego que militar, debido las remodelaciones llevadas a cabo a partir del siglo XVI por la Casa Ducal de Alburquerque. En su interior destaca el patio de armas, delimitado por dos crujías laterales y una frontal con una suntuosa galería renacentista, producto de las sucesivas obras llevadas a cabo por Juan de Álava, Hernán González de Lara, y Juan y Rodrigo Gil de Hontañón. La crujía oriental estuvo ocupada hasta el siglo XIX por una selecta y valiosa armería, considerada la más rica y variada del país. En la actualidad la mayor parte de sus estancias albergan un instituto de Educación Secundaria Obligatoria; su Torre del Homenaje es sede de la Fundación de la Casa Ducal de Alburquerque, y además dispone de una oficina de turismo que gestiona las visitas al edificio. En períodos señalados se realizan visitas teatralizadas. A pesar de las defensas y los torreones, la elegancia del palacio se impone. Incluso en el exterior, donde una galería sobrevuela el lienzo sur, a un lado de la portada mudéjar.

Interior del Arco de San Basilio, que une la muralla con el castillo.

De ambos extremos del castillo nace la muralla de Cuéllar, un triple recinto amurallado de origen románico, que con una longitud actual de 1.400 m y 2.000 en origen, representa una de las murallas más importantes y mejor conservadas de Castilla y León. Se compone de tres recintos diferenciados: el de la ciudad, que delimita la zona más próxima al castillo y bordea la parte alta de la villa, el de la ciudadela, que recoge entre sus muros la parte más baja de la misma, y la contramuralla, barrera que abrazaba los dos anteriores, y de la que menos restos se conservan. A lo largo de su perímetro se levantaron hasta once puertas de acceso, de las que se conservan siete, destacando entre todas ellas el Arco de San Basilio, de estilo mudéjar y apariencia de fortín, que presenta gran semejanza con la arquitectura militar toledana del siglo XIV. En la actualidad se está llevando a cabo una intensa restauración de la muralla, gracias a un proyecto financiado por el Gobierno Español, que tiene como objeto recuperar el adarve y hacer transitables algunos de sus tramos, como ocurre en las murallas de Ávila.

Foco de arquitectura mudéjar[editar]

Cuéllar es uno de los principales focos de arquitectura mudéjar en la cuenca del Duero, y el más numeroso de Castilla y León,[3][4] producto de la importante comunidad musulmana que sostuvo hasta el siglo XV. El ejemplo más singular es la iglesia de San Andrés, construida en el siglo XIII, extramuros y cercana al castillo, cuya planta fue calificada por Lampérez y Romea como la mejor de su estilo,[5] y declarada Bien de Interés Cultural en 1982; destacan en su interior importantes frescos murales de estilo mudéjar. También junto al castillo se erige la iglesia de San Martín, de la misma época y catalogación, en la que el rey Pedro I de Castilla contrajo matrimonio en la primavera de 1354 con Juana de Castro, y que en la actualidad alberga el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar, pionero en España.

Otro importante ejemplo lo encontramos junto al barrio judío, la iglesia de San Esteban, que está datada en el siglo XII, y cuyo imponente ábside fue definido por el Marqués de Lozoya como una de las obras más originales de su estilo,[4] y ha sido calificado como el más representativo, elegante y decorado del mudéjar.[6][7] Conserva en su interior cuatro sepulcros gótico-mudéjares decorados con yeserías de arabescos fechados en los siglos XV y XVI. Cercana a ella se levantaba la iglesia de Santiago, de la que se conserva el ábside y parte del atrio de lo que fue sede de la Casa de los Linajes de Cuéllar, institución que agrupaba a la nobleza cuellarana, donde la familia del conquistador Alonso de Bazán y Herrera tenía su capilla funeraria.

Ya en el centro de la población se sitúa la iglesia de San Miguel, en la cuál se hizo la primera instalación de reloj mecánico de torre que se instaló en España datado a finales del siglo XIV y que conserva restos de su atrio mudéjar, a escasos metros se alza la torre de la desaparecida iglesia de Santa Marina, única de ladrillo en Cuéllar, en cuya nave fue enterrado el cronista Antonio de Herrera y Tordesillas. Atravesando la calle que discurre desde la plaza de Santa Marina nos encontramos con el ábside de la antigua iglesia de San Blas, que a pesar de haber sido reutilizado en el siglo XVI, conserva todavía los tres cuerpos de ladrillo mudéjar. Al sur de la villa, y junto a la carretera de Arévalo, se localiza la iglesia del Salvador, datada también en el siglo XIII y construida sobre una anterior perteneciente al románico de piedra, a la que sus curiosos contrafuertes que simulan arbotantes góticos le confieren una singularidad especial, y finalmente en lo alto de la colina más próxima a ésta, se alza la iglesia de Santa María de la Cuesta, que conserva cegado su atrio mudéjar, y muestra una de las torres más características, entre otros elementos mudéjares.

El monasterio de Santa Clara, una de las primeras fundaciones clarisas en España.

Conjunto monacal[editar]

Uno de los aspectos más llamativos del patrimonio monumental de Cuéllar es el gran número de monasterios que se fueron construyendo desde la Edad Media y a lo largo de los siglos posteriores, pues la vida monacal en la villa estuvo representada por ocho congregaciones diferentes. El más antiguo de ellos es el monasterio de Santa Clara, que se localiza a las afueras de la población, junto a la carretera de Segovia. Se trata de una de las fundaciones clarisas más antiguas de España, pues consta que ya lo estaba una década antes de morir la propia Santa Clara de Asís, y la empresa fue llevada a cabo por una de sus discípulas a instancias de Fernando III el Santo. En el siglo XVI sufrió una importante remodelación a cargo del Ducado de Alburquerque, que le confirió la apariencia renacentista que conserva en la actualidad. Destaca el altar mayor de su iglesia, obra de Isaac de Juni, así como un cristo románico en el coro bajo y otro gótico arcaizante en el interior del claustro, que se completa con grisallas de buena calidad.

A esta fundación franciscana femenina se sumó en el último tercio del siglo XIII el monasterio de San Francisco, apadrinado por los Duques de Alburquerque en el siglo XV como su lugar de enterramiento hasta convertirlo en el templo más importante de toda la comarca, que por su envergadura y riqueza artística fue considerado la catedral de la villa. Sus mejores obras fueron desmontadas a lo largo del siglo XX, y en la actualidad se conservan dispersas entre la Hispanic Society of America (Nueva York), el Museo Arqueológico de Valladolid, el Museo Frederic Marès de Barcelona, el castillo de Viñuelas en Madrid y la catedral de Segovia, entre otros, por lo que su iglesia y claustro presentan un estado arruinado, aunque se conservan rehabilitadas las capillas laterales y sacristía, destinadas a eventos culturales.

Junto a San Francisco se localiza también el convento de la Purísima Concepción, fundado en el siglo XVI por un hermano del capitán Gabriel de Rojas, que alberga en su interior un retablo de Pedro de Bolduque y Gabriel de Cárdenas Maldonado, una imagen de San Francisco de la escuela de Gregorio Fernández y un órgano barroco de Juan de Inés. Formando plaza natural con estos dos, se encuentra el convento de Santa Isabel o de Santa Ana, fundación llevada a cabo en 1571 por doña Francisca de la Cueva, hija del tercer duque de Alburquerque, que fue desamortizado en el siglo XIX, al igual que el convento de la Santísima Trinidad, cercano a la plaza Mayor y edificado sobre la antigua iglesia de San Blas, de la que conserva su ábside mudéjar. También desamortizado fue el monasterio de San Basilio, ubicado en las inmediaciones del castillo, cuya capilla mayor fue patronato de la Casa Ducal, y albergó la virgen francesa de Nuestra Señora de la Rochela.

Finalmente, a 5 km del casco urbano y en el límite provincial se localiza entre los pinares el santuario de Nuestra Señora de El Henar, donde se venera la imagen de la Virgen del Henar, una talla románica que fue proclamada en 1958 patrona de los resineros de España; además es la patrona de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, y alcaldesa perpetua de la villa. Dentro del santuario destaca el camarín de la Virgen, que dispone de una colección de cobres alemanes y su cúpula fue pintada al fresco por José Micot. La estancia está presidida por un retablo rococó, en cuya única hornacina se localiza el trono de la Virgen, que gira sobre su eje dependiendo el tipo de celebración. Se accede al trono por una escalera de mármol de Escobedo, y corona el retablo un lienzo de la Inmaculada, obra de Julio Ibáñez fechada en 1964, que sustituye a una pintura de Micot.

Museos[editar]

Eventos[editar]

Eventos culturales[editar]

Feria Medieval Mudéjar en su edición de 2008.

En 1390, el monarca Juan I de Castilla concedió a Cuéllar el derecho de tener dos ferias anuales, con los mismos privilegios que tenían las de Valladolid. Durante siglos una de esas ferias estuvo dedicada a la ganadería, hasta la llegada de la industrialización, pasando a convertirse en una convocatoria multisectorial, con un amplio abanico temático que pretende fomentar la industria y productos de la comarca. En la actualidad se denomina Feria Comarcal y se celebra anualmente durante cuatro días de marzo o abril en la explanada contigua al Castillo. Coincidiendo en las mismas fechas, también se celebra la Feria de Artesanía, un certamen paralelo, ubicado en un marco incomparable: el patio de armas del castillo. Con una larga trayectoria, pues en 2009 celebrará su 30º edición, se trata de un evento de prestigio entre este tipo de muestras, en el que la artesanía que se oferta al visitante está cuidada al máximo, con productos de gran calidad.

Otro evento de artesanía es la Feria Medieval Mudéjar, que se celebra el tercer fin de semana de agosto. Se inició en 1996, y en la actualidad se ubica en la Huerta del Duque, un jardín de 8 hectáreas al pie del castillo que se convierte ese fin de semana en una pequeña aldea medieval.

En el año 2008 se pusieron en marcha tres nuevas iniciativas: la Feria de Tapas, que pretende complementar la oferta gastronómica durante la celebración de la Feria Comarcal y la de Artesanía; la Feria del Libro, instaurada con motivo de la celebración del Bicentenario del nacimiento de José de Espronceda, poeta ligado a Cuéllar; y la Feria de la Juventud, que se celebra paralelamente con la del Libro, en el mes de mayo.

Fiestas[editar]

Niño de la Bola[editar]

La primera fiesta que se celebra, por orden cronológico es la Fiesta del Niño de la Bola, en honor al Niño Jesús; conmemora y festeja su circuncisión, evidenciando un origen hebreo. Los actos principales son las procesiones que tienen lugar los días de Año Nuevo y Reyes, en las que la imagen es acompañada por un grupo de danzantes que visten un traje tradicional del siglo XVII que bailan y cantan antiguos villancicos al son de la dulzaina y el tamboril. Durante los actos, destinados a los niños, se reparten cientos de caramelos, y se celebra la conmemoración con cohetes y el repique de las campanas de las iglesias de San Esteban y San Miguel.

Semana Santa[editar]

Procesión de El Encuentro.

La Semana Santa cuellarana está compuesta por ocho cofradías que reúnen más de 700 cofrades, que participan en las diferentes procesiones que tienen lugar en la villa durante la Semana de Pasión, siendo sus días principales el Jueves Santo, el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección.

Las celebraciones comienzan el Sábado de Pasión con la procesión de Nuestra Señora de la Compasión, y a lo largo de la semana discurren por las calles trece pasos diferentes, entre los que destacan la imagen de Nuestro Padre Jesús de Nazareno; la de Nuestra Señora de la Soledad, única que sale a las calles portada por costaleros; Cristo atado a la columna, obra de Pedro de Bolduque, y Cristo yacente, imagen articulada que procede del taller de Gregorio Fernández.

Encierros[editar]

Los encierros de Cuéllar están considerados como "Los más antiguos de España", pues hasta el momento ninguna localidad ha presentado un documento anterior al que posee Cuéllar: data del año 1215, y en él se prohíbe correr los toros a los clérigos. Además de esta significativa titulación, los encierros de Cuéllar han recibido los siguientes reconocimientos: Fiesta de Interés Turístico (1977), Fiesta de Interés Turístico Regional (1994), Espectáculo Taurino Tradicional (2003) y Fiesta de Interés Turístico Nacional (2008).

Siempre el toro ha sido imprescindible en esta villa. Ya en el siglo XV se corrían toros el día de San Juan; para festejar el nacimiento de un hijo del Duque de Alburquerque (Señor de Cuéllar) o por cualquier otra buena noticia que llegase hasta ella. En los siglos XVIII y XIX incluso los vecinos más adinerados de ella, solían comprar vaquillas para disfrute de la población, y festejar así el casamiento de alguna hija y otros acontecimientos familiares de importancia.

En la actualidad se celebran los encierros dentro de las fiestas de Nuestra Señora del Rosario, comenzando la tarde del último sábado de agosto, convocando a todos los vecinos de la villa a campana repicada "como es de uso e de costumbre". Se nombra Corregidora de las fiestas y dos Damas, que junto con el pregonero y la corporación municipal, desde el balcón del ayuntamiento, abren oficialmente las fiestas. Los pregoneros han sido muchos y muy variados, y quizás el más significativo fue Doña Mencía de Mendoza y Luna, en el año 1998, no sólo por ser la primera mujer en Cuéllar que pregonaba las fiestas, sino porque vivió en el siglo XV, y salió aquel día del Castillo de Cuéllar, donde vive presa de los visitantes y su trabajo de actriz para dar comienzo a las fiestas. También destacan los periodistas, como Moncho Alpuente, Pilar Cernuda (2001) o Carme Chaparro. Es, por tradición, obligación del pregonero terminar su actuación con el grito más popular de Cuéllar: "A por ellos", que hace referencia a la jota de las fiestas, himno por excelencia de la Villa, cuyas notas hacen vibrar a cualquier cuellarano.

Cuéllar, sus fiestas y encierros son visitados cada año por miles de personas que, al llegar el último fin de semana de agosto, se desplazan a esta villa segoviana con intención de disfrutar de unas fiestas diferentes, pues en Cuéllar se percibe la antigüedad de sus encierros, conservando el tramo por el campo, además de urbano, se huele la tradición, y es que son casi 800 años corriendo toros.

Peñas Las muchas peñas que aliñan las fiestas de los encierros de Cuéllar, se dividen en oficiales y no oficiales. Las oficiales son El Pañuelo, La Plaga, El Embudo, Panda El Peque y El Soto. Cualquier persona puede inscribirse en las peñas oficiales pagando una pequeña cuota y así implicarse en sus actividades desde la organización de las mismas. Las actividades promovidas por las peñas oficiales forman parte del programa de festejos. Las peñas no oficiales intentan animar las calles y llenarlas de colorido de una forma informal y desenfadada, no formando parte de la organización oficial del programa de festejos, pero participando en éstos de forma muy activa.

Romería de El Henar[editar]

El Santuario de Nuestra Señora de El Henar, situado a unos cinco kilómetros de Cuéllar hacia el noroeste, es el centro de devoción más importante de toda la comarca. Tiene a su alrededor una zona recreativa dotada de distintos servicios para hacer más agradable la estancia de la gran cantidad de personas que acuden durante todo el año en excursiones y en otras fiestas, como la de los resineros, Henarillo, El Carmen, Santiago, etc., además de la romería de Nuestra Señora del Henar que se celebra el domingo siguiente a San Mateo, entre el 14 y el 20 de septiembre.

La imagen de Nuestra Señora de El Henar es una talla del siglo XII, que se venera desde su aparición a un pastor allá por 1580. En el recinto del Santuario se encuentra la Fuente del Cirio, lugar en el que, según la tradición, estuvo oculta la imagen desde la invasión de los almohades hasta la fecha de su aparición. Pronto se levantó una ermita en honor de la Virgen, que se convirtió en templo en 1664 al incrementarse la devoción mariana. El pórtico es de piedra con escalinata y triple arco, aunque la fachada ha sido retocada en varias ocasiones. En 1759 se construyó el camarín, el crucero y el claustro adosado a la iglesia.

El camino hacia el santuario es una fiesta para los peregrinos que acuden a la romería, siendo ya casi una tradición beber agua de la "Fuente del Cirio", e incluso llenar algún cántaro con ella. En esta romería se experimentan momentos de gran religiosidad y emoción, sobre todo en la salida de la Virgen en procesión por la pradera que rodea el Santuario, así como en el canto de la salve ante la imagen. Pero además de por su sentido religioso, el Santuario del Henar presenta un gran atractivo desde el punto de vista ambiental, ya que se encuentra enclavado en una pradera arbolada, muy propicia para gozar del campo.

San Miguel[editar]

Festividad en honor al Arcángel Miguel, patrón de Cuéllar, que se celebra el 29 de septiembre. Las actividades lúdicas y culturales colectivas junto con los encierrillos de promoción completan una agradable jornada festiva. También típico en Cuéllar es el chateo o echegaray, enriquecido desde hace unos años con el Concurso de Tapas, donde los bares y restaurantes compiten por elaborar la mejor tapa durante el fin de semana.


AGENDA DE EVENTOS

VISITAS TURÍSTICAS

Todos los días del año se realizan visitas guiadas desde la oficina de Turismo que se encuentra en el castillo de Cuéllar.

“EL castillo habitado” visitas teatralizadas todos los fines de semana del año.

“Paseos Teatralizados nocturnos” Todas las noches de los fines de semana del verano recorrido teatralizado por el conjunto histórico.

Información y reservas: 921 14 22 03 turismo@aytocuellar.es www.cuellar.es

ENERO. Los días 1 y 6  Procesiones tradicionales de “El Niño de la Bola”

FEBRERO 4 de Febrero día de Santa Águeda. Las mujeres ataviadas a la antigua usanza celebran su día en el entorno de la iglesia de El Salvador.

El Carnaval en Cuéllar se celebra el sábado y domingo con desfiles y música de calle todo el fin de semana. Inicio de las visitas teatralizadas en el castillo.

MARZO.  “Entre cucharas y pucheros” Concurso de Tapas en el barrio de san Andrés.

ABRIL. Semana Santa. Grandes procesiones y actos religiosos. “Clásica de la Chuleta”

MAYO Feria de Cuéllar. La histórica feria creada por Juan II en el siglo XV en la actualidad se ha convertido en una gran feria multisectorial que se celebra al principio del mes.

Feria de la Juventud. Se celebra el último fin de semana en los Paseos de san Francisco. Un encuentro de la juventud para compartir experiencias en un ambiente festivo.

JUNIO-SEPTIEMBRE. Programación Cultural de Verano. Más de un centenar de actividades llenan el verano

JUNIO. Festival Internacional de Magia e Ilusionismo “La Villa Encantada”.  El primer fin de semana de junio por cada rincón de la villa la magia sorprende a todos los públicos. Terminando el festival con una Gran Gala de la Magia.

Feria de la Igualdad. El segundo fin de semana en los Paseos de san Francisco. Exposiciones, juegos, artesanía y gastronomía basado en propuestas sobre la igualdad.

Feria del Libro. En los Paseos de san Francisco, el último fin de semana de junio. Feria con cuentacuentos, talleres, presentación de libros y casetas de editores y libreros.

JULIO. Festival “Así Cantan Las Corales”. Todos los sábados del mes de julio en el Patio de Armas del Castillo.

Festeamus. Festival de Teatro y Música en la iglesia de San Francisco.

AGOSTO. Cuéllar Mudéjar El penúltimo fin de semana de agosto la Huerta del Duque se llena de mercaderes, artesanos, cómicos, músicos, justas y torneos que nos devuelven a la Edad Media.

Festival Internacional de Jotas. Encuentro de grupos de jotas en el patio de armas del castillo y presentación de la Corregidora.

 Fiestas de Los Encierros. Desde el último domingo de agosto se celebran cinco encierros que llevan la emoción del público y corredores que disfrutas de estas fiestas de los Encierros más antiguos de España.

Voces del Mudéjar En el ábside de Santiago el segundo y tercer Jueves de agosto.

SEPTIEMBRE. Romería de El Henar. A mediados de septiembre miles de personas se reúnen en la pradera acompañando las procesiones con dulzainas y jotas.

San Miguel. El 29 de septiembre es el patrón de Cuéllar y se celebra con un “Encierrillo” y “concurso de tapas” que convoca a miles de personas durante varios días.

El Henarillo. A finales de septiembre. Fiesta en el barrio de El Salvador y en la pradera del Santuario de El Henar.

OCTUBRE Medieval Zombi. Celebración de la noche de Halloween con un juego de roll. Feria de la Resina. A mediados del mes en los paseos de S. Francisco

Mercado Ecológico. Primer domingo de octubre en los Paseos de san Francisco.

NOVIEMBRE Fiesta de san Andrés El último fin de semana del mes el barrio de san Andrés celebra su fiesta con un interesante concurso de tapas.

DICIEMBRE Durante la primera semana del mes se celebra el Mercado Navideño en los Paseos de San Francisco.

Fiestas en los barrios[editar]

Actividades[editar]

Comprar[editar]

Son típicos los embutidos y la repostería de la zona. Además es un centro de la industria del mueble.

Gastronomía[editar]

Son conocidos los famosos asados de lechazo de la comarca así como los buenos caldos de la zona. Sopas castellanas, caracoles, cardos, rabo de toro, y los famosos productos de la huerta (endibias, remolachas, patatas, tomates, fresas, etc). En otoño son populares los níscalos, que abundan en los pinares. Existe además tradición en la fabricación de embutidos y quesos.

Dar una vuelta[editar]

Para disfrutar de un agradable paseo a la sombra, lo mas recomendable es acudir a los populares Paseos, como se conoce al Parque de San Francisco, situados entre el monasterio de Santa Clara y el de San Francisco.

Si se desea caminar un buen rato, existe un camino peatonal de 5 km paralelo a la carretera que lleva al Santuario del Henar.

Otra opción muy agradable es salir en dirección Sur, y contemplar el perfil de Cuéllar desde la zona de huertas, hoy transformada en parque.

Si se dispone de tiempo, se ha habilitado un precioso camino junto al río Cega conocido como la Senda de los Pescadores [1], con una longitud de 20 km. El camino discurre entre pinares y zonas húmedas, está señalado y acondicionado con pasarelas y paneles informativos.

Cerca de Cuéllar se encuentra Fuentidueña, donde junto a los restos de muralla se alza la iglesia de San Miguel, del siglo XII, con una galería porticada. El ábside de la iglesia de San Martín se vendió y se encuentra en el Metropolitan Museum de Nueva York. También Sacramenia, donde estuvo el Monasterio de Santa María la Real, cuyo claustro fue vendido en 1925 y desde 1951 se exhibe cerca de Miami.

Otros elementos románicos son la ermita de San Vicente, en Fuentesoto, y la iglesia de San Andrés, en Pecharromán, que alberga una bella portada con arquivoltas.

Alojamiento[editar]

  • Hostal San Francisco
  • El Rincón Castellano

Restaurantes[editar]

  • Mesón San Francisco
  • Florida
  • Restaurante El Henar

Alrededores[editar]

  • Segovia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985.
  • Coca, con su castillo, a 30 km.
  • Peñafiel, con un espectacular castillo en una peña, a 35 km.

Referencias[editar]

  1. Ayuntamiento de Cuéllar. «Las murallas». Consultado el 24 de abril de 2009.
  2. Medievalum (2007). «Los encierros más antiguos de España». Consultado el 10 de mayo de 2009.
  3. Plantilla:Cita publicación
  4. 4,0 4,1 Contreras y López de Ayala, 1934, pp. 61-70.
  5. Plantilla:Cita libro
  6. Arteguías. «El románico mudéjar de Cuéllar y sus Tierras». Consultado el 28 de diciembre de 2008.
  7. El portal del Románico. «Monumentos de Cuéllar y Coca (Segovia)». Consultado el 28 de diciembre de 2008.

Enlaces externos[editar]