Cueva de El Soplao

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Soplao es una cueva situada en los municipios de Valdáliga (pueblos de Labarces y Roiz) y Rionansa (pueblo de Celis), en Cantabria (España). Es considerada una cavidad muy curiosa por la calidad y cantidad de las formaciones geológicas (espeleotemas) que alberga en sus 20 kilómetros de longitud total, aunque sólo 4 están abiertos al público. En ella se encuentran formaciones poco comunes como helíctitas (estatalactitas excéntricas que desafían la gravedad) y draperies (sábanas o banderas traslúcidas colgando del techo). Su formación data del Mesozoico, concretamente del periodo Cretácico, hace 240 millones de años.[1]

La cavidad fue descubierta accidentalmente durante las labores de una perforación minera llamada La Florida,[1] siendo aprovechada posteriormente para la extracción de minerales.

Cómo llegar[editar]

La cavidad se encuentra en la sierra de Arnero, a su vez encuadrada en la sierra del Escudo de Cabuérniga, entre los municipios de Rionansa, y Valdáliga y cerca de San Vicente de la Barquera. La sierra de Arnero se desarrolla en paralelo al mar Cantábrico, con una cota máxima de 682 metros.

Se puede acceder a través de la autovía A-8, Santander-Oviedo, salida 269 (Los Tánagos-Pesués-Puentenansa). En dirección Pesués, hay que desviarse a Puentenansa hasta llegar a Rábago. Desde ese punto continuar la carretera hasta El Soplao.[1] Si se viaja en todoterreno, también hay acceso para estos vehículos a través de las pistas forestales de Celis-Rionansa y de La Florida-Labarces.[1]

Visita[editar]

Hay dos tipos de visitas, la que podríamos denominar “normal” y la visita “aventura”. La primera utiliza una recreación de tren minero para trasladar a los visitantes, a través de la galería minera de la Isidra, hasta la cueva. A partir de ese momento, se inicia un circuito a pie a través de las diversas dos de las ocho galerías y salas como:

  • La Gorda, que es una sala con una laguna subterránea natural y una de las mayores en cuanto a su volumen. Es la primera galería en verse al acceder a El Soplao. El nombre le viene por la impresión de pequeñez causada a uno de los espeleólogos que investigaron las cuevas. Dispone de un sistema de iluminación que resalta el colorido de las formaciones de estalactitas del techo, cubierto de helictitas de calcita.
  • Los Fantasmas, es una sala natural que destaca por la cantidad de gruesas formaciones de estalagmitas blanquecinas y pisolitas emergiendo del suelo que, por su figura (grandes estalagmitas blancas que se asemejan a fantasmas), dieron lugar al nombre de la galería. La galería mide 350 metros de longitud y algunas zonas alcanzan los 35 metros de anchura. Tuvo un gran uso a comienzos del siglo XX como lugar de extracción y almacenaje de mineral por los mineros de la mina La Florida.

Otras galerías son:

  • Galería del Falso Suelo, se trata de una pequeña cámara caracterizada por las formaciones rocosas en forma de finos hilos que se enroscan por todas partes.
  • Galería de la Coliflor, que destaca por las enormes estalagmitas, muchas veces excéntricas, que se llegan a unir al final con el techo. Pueden apreciarse las huellas de un terremoto que azotó el lugar.
  • Galería Génesis, que se sitúa al este y es una de las más altas, llegando a los 30 metros de altura. Su longitud supera los 160 metros. Destacan los mantos de coladas, las estalagmitas gigantes y los nidos de pisolitas. Su nombre se debe a la cantidad de colores que aparecen en ella, a causa de la variedad de las sales disueltas en el agua.

La visita es guiada y durante la misma se narra tanto el origen de la cueva como curiosidades de la extracción minera, así como la iluminación, los colores. La duración del circuito es aproximadamente de una hora. Es apta para todo tipo de público, y está adaptada para personas con movilidad reducida (el 90% del recorrido se puede realizar en silla de ruedas).Pero no se permite el acceso en sillitas infantiles, facilitándose mochilas portabebés. Los niños menores de 12 años y las personas que necesiten sillas de ruedas deben ir acompañados. Es recomendable el uso de calzado cómodo y ropa de abrigo, ya que la temperatura en el interior de la cueva es de entre 12 a 13 grados C.

Respecto a la visita de turismo aventura, está especialmente diseñada para los más intrépidos, y ofrece una f manera de conocer en profundidad el mundo subterráneo. Se trata de una ruta de dos horas y media en la que los visitantes recorrerán, entre otras, las galerías:

  • Campamento, que es de dimensiones moderadas, con anchuras de hasta 10 metros y debe su nombre a la instalación de un campamento de investigación durante las primeras incursiones. Destacan las coladas, teñidas de rojo y blanco por los minerales de la zona.
  • El Órgano y El Bosque,esta última muy alta que debe su nombre a su semejanza con un bosque natural. Las coladas y la unión de estalacticas y estalagmitas se suceden por doquier, creando grandes y variadas columnas. Al igual que en la Galería de la Coliflor se aprecian huellas de un seísmo.

Todo el recorrido se realiza pasando por el suelo original y por zonas menos accesibles de la cavidad. Es por ello por lo que el visitante ha de ir equipado adecuadamente para evitar accidentes, motivo por el cual, la organización proporciona el equipamiento adecuado para la visita: casco con luz, buzo y botas de agua. Debido a sus características este tipo de visita no está permitida a menores de 12 años, mientras que aquellos que tengan edades comprendidas entre los 13 y los 16 años deben ir acompañados por un adulto y firmar una hoja de responsabilidades.

Información y horario de visitas[editar]

Los lunes de los meses de enero a junio y de octubre a diciembre la cueva permanecerá cerrada.

Es importante consultar los horarios en el teléfono de información, así como llegar a la cueva al menos 30 minutos antes de la salida, sobre todo por ser el aforo limitado.

También es recomendable consultar en el teléfono de información los lunes que pueden verse afectados por puentes vacacionales. También se recomienda consultar durante el mes de enero por parada medioambiental de 15 días.

La disponibilidad del tren estará condicionada a su operatividad.

La antelación mínima para la retirada de entradas y acceso al tren, es de 30 minutos. No se indemnizará la no presentación al embarque a la hora reservada. Importante Aforo Limitado. Es recomendable la compra anticipada de las entradas, la cual se puede realizare a través de la propia WEB, mediante el teléfono 902 82 02 82 o en los cajeros automáticos de Caja Cantabria.

Tarifas[editar]

Tarifas Visita Turística[editar]

  • General 12 €/persona
  • Niños de 4 a 16 años (de 0 a 3 años gratis) 9,5 €/persona
  • Discapacitados 9,5 €/persona
  • Jubilados y Pensionistas (acreditación)
  • Estudiantes(con carné en vigor) 9,5 €/persona
  • Grupos (a partir de 20 personas) 9,5 €/persona

Capacidad máxima por grupo: 47 personas

  • (hasta los 16 años los niños deberán ir acompañados)

Tarifas Visita Turismo-Aventura[editar]

  • General (a partir de 12 años) 32 €/persona
  • Grupos (mínimo 15 personas) 26 €/persona

Capacidad máxima por grupo: 20 personas

  • (actividad no permitida a menores de 12 años)

Tarifas Centros Escolares[editar]

  • Tarifa única 5,5 €/persona
  • 1 profesor gratis cada 25 alumnos

Martes a viernes durante el Curso Escolar

  • Las tarifas se verán incrementadas con relación a la comisión de la central de reservas

Instalaciones y servicios[editar]

La Cueva El Soplao presenta unas instalaciones que ofrecen toda la infraestructura necesaria para que el visitante se sienta cómodo en todo momento. Existe un edificio de recepción de visitantes, que combina los modos constructivos mineros con técnicas vanguardistas, y en el que se pueden encontrar todos tipo de servicios: hall de llegada y taquillas, tienda de recuerdos, cafería y self-service, terraza, torre mirador, aseos, etc.

El edificio cuenta, además, con una sala de trabajo en la pueden realizarse distintos eventos, desde congresos, conferencias, cursos y jornadas, a reuniones de trabajo de empresas.

En el exterior, existe un amplio y gratuito aparcamiento, con zona diferenciada para vehículos particulares y autobuses; áreas de esparcimiento y una exposición de escultura contemporánea.

Entorno y alrededores[editar]

La Cueva de El Soplao, se ubica en la comarca de Saja-Nansa, que ha sido recientemente convertida en "Ecomuseo", siendo por ello conservada en toda su pureza por su valor ecológico. Se encuentra situada entre la costa y las sierras Escudo de Cabuérniga, Barcena Mayor, Cordel y Peña Sagra, incluye los espacios protegidos del Parque Natural de Oyambre y la Reserva Nacional del Saja. Puede disfrutarse en ella de gran tranquilidad y de una naturaleza exuberante. El paisaje está dominado por la sinuosidad de los pliegues y los relieves escarpados. Comprende los valles del Nansa y Cabuérniga, y es una zona con personalidad propia dentro de la región. La franja costera que se extiende desde Unquera hasta San Vicente de la Barquera se caracteriza por existir una intensa interrelación entre los ambientes marinero y ganadero. Se pueden contemplar como el mar penetra en la península en las rías de Tinamayor, Tinamenor y San Vicente, enriqueciendo el paisaje y las costumbres. Es ésta la parte más conservada de la costa de Cantabria, ya que cuenta con un importante espacio natural protegido: el Parque de Oyambre. Se trata de un paraíso para el turismo ecológico, rural y activo, con un importante patrimonio histórico-artístico.

Cuenta con extensiones de bosque de roble, haya y abedul, que proporcionan, en los meses de primavera, verano y sobre todo el otoño, coloridos sorprendentes. En cuanto a la fauna, abundan el ciervo, el corzo, el jabalí y el zorro, y en las zonas más remotas y solitarias, es frecuente la presencia del lobo, y ocasionalmente, del oso. Entre las aves están el buitre, el urogallo y el águila real, aunque son más fáciles de ver el cernícalo y el milano. En el otoño se produce la "berrea" de los venados, época en la que se puede escuchar la llamada de celo de los machos de esta especie; y la "pasá", cuando se reúnen los rebaños de vacas tudancas -especie autóctona de la zona- en su regreso de los pastos altos.

Los pastos para el ganado lechero llega hasta la mismas playas, destacando por su belleza las de Merón, Jerra u Oyambre. Por su parte, el Parque Natural de Oyambre contiene diversos ecosistemas, desde las dunas de la playa de Oyambre, hasta la reserva forestal del Monte Corona, pasando por la ría de La Rabia, refugio de aves acuáticas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]