Lourdes, Toulouse, Carcassonne

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Contexto[editar]

El puente de diciembre es un buen momento para hacer una escapada y en esta ocasión mi marido, una pareja de amigos y yo decidimos irnos a la zona de los Midi Pyrenees. Visitamos Lourdes, Toulouse y Carcassonne. Fuimos en coche, y la verdad es que compartiendo los gastos del viaje, nos salió muy bien de precio. Además, llenamos el maletero de comida para hacer las cenas en el hotel y así ahorrar otro poco más. El hotel lo teníamos en Toulouse y fue una buena elección de dos estrellas: Hotel Le President. Fue, sin duda, un viaje inolvidable.

Lourdes[editar]

Saliendo de Bilbao, hasta Toulouse no hay más de cuatro horas. A pesar de ser un viaje corto, puede ser una buena idea hacer una parada en mitad del trayecto, en Lourdes.

Lugares para visitar

• Santuario de Lourdes y alrededores

• Castillo

Lo mejor

El Santuario de Lourdes es impresionante y digno de ver. Lo más nos impactante es la cantidad de placas de agradecimiento a los milagros de Lourdes que hay por dentro y fuera del Santuario.

Lo peor

Puede defraudar la poca vida del pueblo. Estaba lleno de hoteles y restaurantes, pero todos cerrados, parecía un pueblo fantasma. Sólo estaban abiertas las tiendas cercanas al Santuario. Supongo que se debía a que era diciembre y hacía mucho frío.

Toulouse[editar]

Toulouse es la cuarta ciudad más grande de Francia y sin ninguna duda, la ciudad más joven que he conocido. Resulta ideal para sumergirse unos días en un lugar lleno de vida debido a su población mayoritariamente universitaria y para pasar el día callejeando y viendo tiendas.

Lugares para visitar Hay que reconocer que Toulouse no es una gran ciudad turística pero tiene su encanto. Además es interesante recorrerla de día y de noche porque parecen dos ciudades diferentes. Cuando cae el sol, todos los edificios emblemáticos, y otros que no lo son tanto, se visten de gala y hacen que la ciudad parezca otra. Todo se ilumina y parece una ciudad mágica. A pesar de ser una ciudad grande, los focos de interés turístico están relativamente cerca unos de otros, así que puede recorrerse prácticamente todo andando. De los puntos de interés son destacables los siguientes:

• El Capitole

• La Basílica Saint-Sernin

• La Catedral Saint-Etienne

• El conjunto monástico de los Jacobins

• El Donjon du Capitole

• Notre-Dame du Taur

Tiempo libre

Como en un viaje no todo es ver sitios, se recomienda una zona en la que sumergirse y deambular como un tolosano más. En la ciudad hay tres plazas centrales en torno a las cuales gira una gran parte del comercio. Dichas plazas son la Plaza del Capitolio, la Plaza Willson y la Plaza St. Georges. Forman un triángulo entre ellas, y recorrer las calles que engloban dichas plazas es una maravilla. Allí se puede encontrar desde la tienda más hippie hasta la tienda de diseño, sin olvidar los restaurantes de comida rápida y alta cocina. También es interesante sentarse en una de las innumerables terrazas de los bares que ocupaban una buena parte de las plazas. El frío no era un obstáculo para sentarse en una terraza, las tenían acondicionadas con estufas y no se pasaba nada de frío.

Gastronomía Por suerte, comer allí no resulta tan caro como puede esperarse. Los menús son un poco más caros que en España, pero de hecho hay grandes diferencias. En las brasseries, restaurante de menú del día para nosotros, se podían encontrar menús completos por 12€.

Allí el horario de las cocinas de los restaurantes es bastante diferente al español. Por lo general sólo dan comidas de 12 a 14h. Si por casualidad, se te hace un poco tarde para comer, las 14h de la tarde por ejemplo, tendrás que recurrir a uno de los miles puestos de bocadillos que están abiertos durante todo el día. Muchos de ellos no tienen ni mesas para comer el bocadillo sentado. Los autóctonos no dedican mucho tiempo para comer yuede verse a cantidad de gente comiendo por la calle mientras vas de un sitio a otro. El precio de los bocadillos no varía al que conocemos, desde 2,50€ hasta 4 o 5€. Para tomar algo a cualquier hora, las plazas estaban llenas de cafeterías, gofrerías, creperías y chocolaterías.

Alojamiento y parking

Hotel Le President es una buena elección relativamente económica y céntrica, a sólo 5 minutos del Capitole. Es un dos estrellas y las habitaciones son pequeñitas, pero todo estaba extremadamente limpio y eso es de agradecer mucho. El precio de la habitación doble variaba de 50€ a 60€ en función de si la noche era de día laborable o de fin de semana. El desayuno no estaba incluido, había que pagar 8€ por persona. Era un buffet con café, chocolate, té, croissants, mermelada, mantequilla, queso, panes de diferentes tipos, fruta y yogurt. El coche se puede dejar en el parking del hotel por 6,50€ la noche.

Lo mejor

El ambiente de la ciudad es fabuloso, lleno de gente joven.

Lo peor

La mayoría de los edificios están construidos con ladrillo y eso hace que la ciudad tenga un aspecto deteriorado por el día.

Enlaces interesantes[editar]

[1] Oficina de turismo de Lourdes

[2] Oficina de turismo de Toulouse

[3] Oficina de turismo de Carcassonne

Este artículo es un esquema y necesita más contenido. Tiene un modelo de artículo, pero no tiene suficiente información. Si encuentras un error, infórmalo o Sé valiente y ayuda a mejorarlo.