41.912.4833333Mapa de Roma

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Monumento a Vittorio Emanuelle II.

Roma es la capital del Lacio, Italia: es el centro cultural y político y el lugar más visitado por los turistas de Italia.

Gente[editar]

En general los romanos son muy amables, simpáticos y abiertos. Algunos incluso si ven perdido al turista, lo orientan y le explican cosas de la ciudad.

Clima[editar]

Según la clasificación climática de Köppen, Roma pertenece al cinturón Csa, es decir, el clima templado con verano caluroso.

El clima de la ciudad mantiene un régimen bastante suave durante todo el año, salvo los excesos estivales, característica que la hace abierta en cualquier época del año. Las temporadas intermedias, aunque moderadamente lluviosas, son las más agradables. El otoño es mucho más cálido que la primavera, que todavía sufre los restos del invierno.

Con una temperatura máxima media superior a los 30 ° C, el verano romano es por naturaleza ya muy caluroso. El centro de Roma está a unos 25 km de la costa del Tirreno. En verano, la influencia atenuante del mar Tirreno se nota más en los lados occidentales de la ciudad gracias al característico "Ponentino", un delicado céfiro que sopla de oeste a este, inhibiendo el calentamiento excesivo de las tardes de verano y aliviando la sensación de incomodidad. La situación es diferente en el centro, al que llega sólo parcialmente el Ponentino debido a la fuerte urbanización, cuya temperatura puede registrar hasta 3 ° / 4 ° C más que en el lado oeste.

En verano, la combinación de humedad y altas temperaturas, junto con las infiltraciones de aire fresco del noroeste, pueden dar lugar a tormentas raras pero intensas; esta situación se prolonga hasta octubre, cuando las infiltraciones de aire más frío se encuentran con un mar todavía muy cálido. Durante el resto del año se alternan periodos más secos con periodos moderadamente lluviosos, con picos máximos en los meses de noviembre, diciembre y abril. La precipitación media anual ronda los 800 mm en los treinta años 1971-2000.

La nieve es un fenómeno poco frecuente en la ciudad, aunque los fenómenos de nieve se han incrementado en los últimos años. Por lo general, ocurren cuando entra aire frío del valle del Ródano o de Rusia. Sin embargo, la nieve de escasa importancia suele producirse sin acumulación debido a las bajas temperaturas que puede alcanzar la ciudad sobre todo de noche. El último episodio de nevadas con acumulación se produjo el 26 de febrero de 2018. A modo de ejemplo, se muestran los datos relativos a la estación meteorológica de Roma Urbe (período 1971-2000).

Historia[editar]

Fundada según la tradición por Rómulo el 21 de abril de 753 a. C., Roma estuvo gobernada durante un período de 244 años por un sistema monárquico, con gobernantes inicialmente de origen latino y sabino, y más tarde etrusco. La tradición transmitió siete reyes: el propio Rómulo, Numa Pompilio, Tullo Ostilio, Anco Marzio, Tarquinio Priscus, Servio Tulio y Tarquinio el Soberbio.

El último rey etrusco expulsado de la ciudad y estableció una república oligárquica en el 509 a.C., comenzó un período para Roma marcado por luchas internas entre patricios y plebeyos y por continuas guerras contra otras poblaciones itálicas: etruscos, capenati, falisci, latini, volsci, es aquí. Convertida en dueña del Lacio, Roma libró varias guerras (contra galos, osco-samnitas y la colonia griega de Taranto, aliada con Pirro, rey de Epiro) que le permitieron conquistar la península italiana, desde la zona central hasta Magna Grecia.

Los siglos III y II a.C. se caracterizaron por la conquista romana del Mediterráneo y Oriente, debido a las tres guerras púnicas (264-146 a. C.) libradas contra la ciudad de Cartago y las tres guerras macedonias (212-168 a. C.) contra Macedonia. Se establecieron las primeras provincias romanas: Sicilia, Cerdeña y Córcega, España, Macedonia, Grecia (Acaia), África.

En la segunda mitad del siglo II y en el siglo I a.C. hubo numerosas revueltas, conspiraciones, guerras civiles y dictaduras: estos son los siglos de Tiberio y Cayo Graco, de Giugurta, de Quinto Lutazio Catulo, de Cayo Mario, de Lucio Cornelio Silla, de Marco Emilio Lepido, de Espartaco, de Gneo Pompeo , de Marco Licinio Crasso, de Lucio Sergio Catilina, de Marco Tullio Cicero, de Cayo Julio César y de Octavio, quien, después de haber sido miembro del segundo triunvirato junto con Marco Antonio y Lépido, en el 27 a. C. se convirtió en princeps civitatis y se le concedió el título de Augusto.

Establecido de facto el Imperio, que experimentó su máxima expansión en el siglo II, bajo el emperador Trajano, Roma se confirmó como caput mundi, es decir, capital del mundo, expresión que ya se le había atribuido en el período republicano. El territorio del imperio, de hecho, se extendía desde el Océano Atlántico hasta el Golfo Pérsico, desde la parte centro-sur de Gran Bretaña hasta Egipto.

Los primeros siglos del imperio, en los que, además de Octavio Augusto, también se caracterizaron los emperadores de las dinastías Julio-Claudio, Flavia (responsable de la construcción del anfiteatro homónimo, conocido como el Coliseo) y los Antoninos. por el de la religión cristiana, predicada en Judea por Jesucristo en la primera mitad del siglo I (bajo Tiberio) y popularizada por sus apóstoles en la mayor parte del imperio.

En el siglo III, al final de la dinastía Severana, comenzó la crisis del principado, a la que siguió un período de anarquía militar.

Cuando Diocleciano llegó al poder (284), la situación en Roma era grave: los bárbaros habían estado presionando desde las fronteras durante décadas, las provincias estaban gobernadas por hombres corruptos. Para administrar mejor el imperio, Diocleciano lo dividió en dos partes: se convirtió en Augusto de la parte oriental (con residencia en Nicomedia) y nombró a Valerio Maximiano Augusto de la parte occidental, trasladando la residencia imperial a Mediolanum. El imperio se subdividió aún más con la creación de la tetrarquía: los dos Augusti, de hecho, tuvieron que nombrar dos Césares, a quienes confiaron parte del territorio y que luego se convertirían en los nuevos emperadores.

Un punto de inflexión decisivo llegó con Constantino, quien, tras numerosas luchas internas, volvió a centralizar el poder y, con el edicto de Milán del 313, dio libertad de culto a los cristianos, comprometiéndose a dar estabilidad a la nueva religión. Construyó varias basílicas, entregó el poder civil sobre Roma al Papa Silvestre I y fundó la nueva capital, Constantinopla, en la parte oriental del imperio.

El cristianismo se convirtió en la religión oficial del imperio gracias a un edicto emitido en 380 por Teodosio, que fue el último emperador de un imperio unificado: a su muerte, de hecho, sus hijos, Arcadio y Honorio, dividieron el imperio. La capital del Imperio Romano Occidental se convirtió en Rávena.

Roma, que ya no tenía un papel central en la administración del imperio, fue saqueada por los visigodos comandados por Alarico (410); embellecida de nuevo por la construcción de edificios sagrados por los papas (con la colaboración de los emperadores), la ciudad sufrió un nuevo saqueo en el 455, por parte de Genserico, rey de los vándalos. La reconstrucción de Roma fue realizada por los papas León I (defensor Urbis por haber convencido a Atila, en 452, de no atacar Roma) y por su sucesor Hilario, pero en 472 la ciudad fue saqueada por tercera vez en unas pocas décadas (por Ricimero y Anicio Olibrio).

La deposición de Romulus Augustus el 22 de agosto de 476 decretó el fin del Imperio Romano Occidental y, para los historiadores, el comienzo de la Edad Media.

Con el fin del Imperio Romano de Occidente, comenzó un período para Roma marcado por la presencia bárbara en Italia y, sobre todo, por la afirmación de la Iglesia (encabezada por el Papa), que reemplazó al imperio y construyó el puente que uniría antigüedad con el nuevo mundo.

Numerosas luchas en la ciudad y en Europa no permitieron el establecimiento de una estructura política constante en Roma, que pasó así por diversas formas de gobierno: fue dominada primero por los godos, luego por los bizantinos. En este período se atestigua la existencia de un ducado romano, que correspondía aproximadamente a la ciudad y el territorio circundante.

En 756, el rey lombardo Astolfo derrotado definitivamente, Pipino el Breve, rey de los francos, donó las tierras conquistadas al papa Esteban II, sancionando el nacimiento del Patrimonium Sancti Petri, el Estado Pontificio, del que Roma se convirtió en capital.

En la noche de Navidad del siglo XIX, el Papa León III coronó a Carlomagno como emperador en la antigua basílica de San Pedro en el Vaticano, estableciendo así el Sacro Imperio Romano Carolingio: Roma no era su capital (ubicada en Aquisgrán), pero sirvió como centro religioso del nuevo estado teocrático.

Hacia mediados del siglo IX, el Papa León IV, después de la incursión sarracena en 846, fortificó la Civitas Leonina (que corresponde aproximadamente a la Ciudad del Vaticano), confirmando el poder político asumido por los papas, que estaban protegidos por las familias nobles. Incluso estos últimos fortificaron sus residencias, hasta el punto de convertirlos en verdaderos castillos: es el período comprendido entre 1100 y 1200, período en el que Roma entabla relaciones con los municipios situados en sus inmediaciones.

A mediados del siglo XII, los ciudadanos romanos establecieron la Comuna Consular (que se instaló en la Colina Capitolina), rival de la autoridad papal y la autonomía de los nobles; en este período, Roma estaba equipada con nuevos y eficientes sistemas de defensa.

La época medieval también se caracterizó por las luchas entre las familias nobles pro imperial y pro papal, que frenaron el desarrollo de la zona central de la ciudad hasta el siglo XVI. Roma, centro político del mundo gracias al advenimiento de los Papas, se confirmó como ciudad papal cuando Bonifacio VIII, en 1300, proclamó el primer Jubileo (acontecimiento que atrajo a la ciudad a dos millones de peregrinos); el mismo Papa, tres años después, fundó el Studium Urbis.

Pero cuando el papa Clemente V se retiró a Aviñón en 1309, Roma estaba gobernada por familias nobles en constante lucha mutua: la ciudad sufrió una involución, y en el siglo XV tenía apenas 20.000 habitantes.

El cambio radical en la Roma medieval fue iniciado por el Papa Nicolás V, quien decidió construir desde cero el nuevo centro de Roma, el centro de la fe cristiana, diferente al pagano de la antigua Roma. Se mudó de Letrán y concibió la idea de construir la nueva basílica de San Pedro: desde ese momento, durante unos cuatro siglos, Roma estuvo bajo el dominio completo de los papas.

Tras la reforma luterana (1517) y el saqueo de Roma por los lansquenets del emperador Carlos V en 1527, la ciudad se convirtió en el eje de la Contrarreforma iniciada por el Concilio de Trento centrada en el absolutismo papal, aunque a partir de ese período la figura del el Papa dejó de tener una influencia sustancial en la política europea.

La época barroca se caracterizó por una importante renovación urbanística de la ciudad, tanto por parte de los nobles y poderosas familias cardenales, que construyeron nuevas residencias en el centro y en las colinas, como por los papas. El verdadero artífice de la gran modernización arquitectónica, cultural y económica de la ciudad fue el Papa Sixto V, pontífice sólo durante cinco años (1585-1590). En 1626 se inauguró en el Vaticano la nueva basílica de San Pedro, emblema del dominio papal.

El absolutismo papal se interrumpió solo cuando los trastornos creados por la Revolución Francesa llevaron el 15 de febrero de 1798 a la proclamación de la República Romana y la deposición del Papa Pío VI. La nueva forma de gobierno duró apenas un año, pero con la llegada de Napoleón Bonaparte, Roma pasó a formar parte del Primer Imperio Francés (1808), con un importante papel simbólico, tanto como para establecer el título de rey de Roma por su propio heredero. El propio Napoleón encargó al artista Antonio Canova la renovación de la ciudad; además, por orden suya, comenzaron las excavaciones arqueológicas (especialmente en el Foro Romano) dirigidas por el francés Quatremère de Quincy. Durante el período francés, hubo numerosos saqueos napoleónicos de obras de arte en Roma.

Al final de la era napoleónica, a pesar de una ocupación fugaz por Joachim Murat en noviembre de 1813, el Papa Pío VII regresó a Roma en 1814, restaurando el poder temporal papal según lo sancionado por el Congreso de Viena.

La Restauración del poder temporal de los papas duró algunas décadas, sufriendo los efectos del Risorgimento italiano. Tras los disturbios de 1848, tras la huida del Papa Pío IX al Reino de las Dos Sicilias, en 1849 se estableció la Segunda República Romana, gobernada por el triunvirato de Carlo Armellini, Giuseppe Mazzini y Aurelio Saffi. Duró solo unos meses, a pesar de la defensa dirigida por Giuseppe Garibaldi en el Janículo, debido a la intervención del ejército francés de Luis Napoleón Bonaparte al mando del general Oudinot.

En 1861, tras la unificación de Italia sellada por Cavour, comenzó la presión del primer rey de Italia, Vittorio Emanuele II, contra Pío IX, invitado repetidamente a abandonar su dominio temporal. Los diversos intentos (incluido el propio Garibaldi, detenido en Mentana) de anexar por la fuerza la ciudad de Roma al Reino de Italia fueron en vano, y la situación se mantuvo sin cambios hasta la caída de Napoleón III en 1870.

El 20 de septiembre, los Bersaglieri comandados por el general Raffaele Cadorna abrieron una brecha en el círculo de las murallas, cerca de Porta Pia, y entraron en Roma. Pío IX se encerró en los palacios vaticanos declarándose preso político, aunque con la ley de garantías se le garantizaban las prerrogativas soberanas. Roma, mediante el plebiscito del 2 de octubre, fue anexada al Reino de Italia, del que se convirtió en capital el 3 de febrero de 1871.

Las primeras décadas de la nueva capital vieron un gran fermento constructivo, con la construcción de gran parte del área encerrada dentro de los muros en detrimento de las grandes villas preexistentes, como Villa Ludovisi, tanto para edificios públicos como para ministerios, y para nuevos distritos residenciales. La expansión urbana se produjo en paralelo con la afluencia de muchos nuevos habitantes, que superó el medio millón a principios del siglo XX, pero también fue la causa del escándalo financiero de la Banca Romana.

Después de la Primera Guerra Mundial la ciudad se encontró en un clima de malestar e incertidumbre política que, en 1922, favoreció el ascenso al poder de Benito Mussolini (28 de octubre, la marcha sobre Roma). Durante el período fascista, Roma estuvo en el centro de una drástica revolución urbana deseada e implementada por el propio Mussolini: el Duce hizo demoler varios edificios medievales y renacentistas para permitir la apertura de algunas calles grandes (via dei Fori Imperiali, via del Teatro di Marcello y via della Conciliazione) y el aislamiento de monumentos antiguos (Mausoleo de Augusto, Campidoglio, Coliseo). Además, nacieron nuevos barrios (incluidos los pueblos) y nuevas estructuras, como el EUR (construido para la Exposición Universal de Roma en 1942, pero nunca inaugurado debido al estallido de la guerra), la ciudad jardín Aniene, a saber el actual barrio de Monte Sacro, la ciudad universitaria, el foro Mussolini y los estudios Cinecittà. Con la firma de los Pactos de Letrán, el 11 de febrero de 1929, se estableció el nuevo estado independiente de la Ciudad del Vaticano, con jurisdicción sobre el cerro homónimo y otras propiedades extraterritoriales.

En 1940 Italia entró en la Segunda Guerra Mundial, que no involucró directamente a Roma hasta que, siguiendo la tendencia desfavorable del Eje, el 19 de julio de 1943 fue sometida a un severo bombardeo por parte de las fuerzas aéreas aliadas que provocó la muerte de más de 3000 personas. en los distritos de San Lorenzo, Tiburtino, Prenestino, Casilino, Labicano, Tuscolano y Nomentano. Tras la detención de Mussolini el 25 de julio y el armisticio del 8 de septiembre, Roma fue ocupada por los nazis, a pesar del intento de defensa en Porta San Paolo y Montagnola y aunque había sido declarada ciudad abierta. En los nueve meses de ocupación la ciudad fue escenario de la deportación de judíos romanos el 16 de octubre de 1943, de ataques a la Wehrmacht por parte de la resistencia romana como el que tuvo lugar en via Rasella, y de masacres por parte de los nazis como en el Fosse Ardeatine, solo para ser finalmente liberado por los Aliados el 4 de junio de 1944.

Tras el fin de la guerra, Roma, tras el referéndum del 2 y 3 de junio de 1946, se convirtió en la capital de la recién nacida República Italiana. En los años cincuenta y sesenta la ciudad desarrolló urbanismo y demográficamente y, a partir del Jubileo de 1950, se convirtió en uno de los destinos turísticos más cotizados, transformándose, en poco tiempo, en una de las capitales mundiales del entretenimiento y el cine. , gracias a las numerosas películas de autores cinematográficos consagrados.

Los años cincuenta y sesenta se recuerdan como la época de la dolce vita, contada por Federico Fellini en la película del mismo nombre. Roma, que se ha convertido en una de las capitales internacionales del cine, es frecuentada por las personalidades más importantes del jet set internacional, que se dan cita en las sedes de Via Veneto.

En el mismo período se convirtió en uno de los centros de la alta moda italiana, con la apertura de las boutiques de los grandes nombres en Via dei Condotti, via Borgognona y via Frattina.

En este período la ciudad se expandió rápidamente: se crearon nuevos barrios y se urbanizaron las áreas periféricas, hasta entonces en campo abierto. Se construyó la nueva estación Termini y se construyeron nuevas infraestructuras (incluido el primer tramo de la red de metro y el Grande Raccordo Anulare) y las instalaciones deportivas para los Juegos Olímpicos que Roma acogió en 1960. El 25 de marzo de 1957, además, fueron firmó en Roma los dos tratados que establecieron la comunidad económica europea y la comunidad europea de la energía atómica; de 1962 a 1965, el Concilio Vaticano II tuvo lugar en la Basílica de San Pedro.

Hoy Roma, la ciudad más poblada y más grande de Italia, es el centro de la vida política nacional y el centro de la religión católica; también en virtud de su importancia como capital del estado, se le ha dotado de un particular sistema administrativo que ha suplantado al anterior municipio y se ha denominado Roma Capitale. Además, con la supresión de la provincia de Roma, se estableció la ciudad metropolitana, que si bien mantiene una cierta autonomía administrativa con respecto al municipio especial, es gobernada por el alcalde de la ciudad.

Llegar[editar]

En avión[editar]

  • Aeropuerto internacional Leonardo da Vinci, más conocido como Fiumicino, es el principal aeropuerto de la ciudad. Existen varias formas de llegar al centro. El tren Leonardo Express parte cada 30 minutos y su precio es de 15€ y la duración del trayecto hasta Roma Termini (estación central) son unos 40 minutos (no realiza paradas intermedias). Existen trenes de cercanías, más económicos pero realizan paradas intermedias. Otra forma de llegar a la ciudad es usando taxi. Conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones: no viaje con ninguno de los taxistas ilegales que se acerquen ofreciendo taxis, ya que son mucho más caros. Hay que acercarse a la parada de taxis y tomar un taxi debidamente señalizado. Tras un reciente acuerdo, el trayecto con cualquier compañía de Taxis de la ciudad de Roma desde el aeropuerto de Fiumicino hasta el centro de la ciudad (dentro de las murallas romanas) tiene un precio fijo de 48€, excepto en horario nocturno o extras por equipaje. Conviene, sin embargo, confirmar este precio antes de abordar el taxi, ya que operan compañías de taxi del municipio vecino de Fiumicino que pueden tener otras tarifas. También operan compañías de shutle bus.
  • Aeropuerto internacional de Ciampino, es un aeropuerto al que operan mayoritariamente compañías de bajo coste. Hay un tren desde Términi aproximadamente cada quince minutos, que te deja en Ciampino ciudad, una vez allí hay que tomar un servicio de shuttle que cuesta un euro. Para llegar al centro en transporte público se puede bien tomar un tren directo a Termini (15'), o bien tomar el bus hasta la parada de Anagnina donde se puede tomar un metro hasta el centro de la ciudad. También operan compañías de shutle bus.´

En tren[editar]

La estación central de trenes es Termini y está en el centro mismo de Roma. Hay más estaciones a tener en cuenta como Ostiense o Flaminio a la hora de sacar billetes, puesto que puedes encontrarte con que algún tren no pase por Termini. Existen diferentes tipos de trenes, los trenes regionales son más económicos pero más lentos. Los trenes de alta velocidad son otra opción que si bien un poco más cara ahorran tiempo de viaje entre ciudad y ciudad.

En bus[editar]

Los buses son grandes y cómodos en Roma aunque van siempre muy llenos y como en todas las ciudades grandes hay que tener cuidados con los carteristas. El billete se puede comprar en los tabacci (quioscos) por toda la ciudad o en las estaciones de metro. Se marcan o timbran arriba del bus en las máquinas amarillas.

En coche[editar]

Hay mucho tráfico, como toda ciudad grande, por lo que para transitar en coche es necesario estar atento a las señales y a las posibles alteraciones de las reglas internacionales de tránsito.

Roma tiene la red de carreteras más grande de Europa con alrededor de 6.000 km de carreteras. La ciudad está en el centro de una estructura radial de vías de comunicación que trazan las antiguas calzadas romanas que, partiendo del miliarium aureum, el kilómetro cero físico, conectaban Roma con todos los rincones del Imperio: las principales oficinas consulares que conducían al resto. de Italia (Aurelia, Cassia, Flaminia, Salaria, Tiburtina, Appia, Casilina) y las otras pistas de importancia local (Nomentana, Prenestina, Anagnina, Ardeatina, Laurentina, Ostiense, Tiberina a las que se añadió Tuscolana en la Edad Media).

El espacio urbano, una vez delimitado por las murallas, a partir de la segunda mitad del siglo XX está definido por el anillo exterior de conexión entre las vías de penetración, el Grande Raccordo Anulare, que representa la principal conjunción del transporte por carretera entre Roma y el resto de Italia. En el cruce convergen las cuatro autopistas para Florencia (rama A1 Roma norte), Teramo y Pescara (A24 / A25), Nápoles (rama A1 Roma sur) y el aeropuerto de Fiumicino (A91, desde donde la A12 se desvía hacia Civitavecchia), además a las dos carreteras Cassia Veientana (SS 2 bis) y Pontina (SS 148). Otras arterias importantes de la red viaria romana son la Tangenziale Est (que discurre entre el centro y el Raccordo cruzando los distritos este, norte y noroeste de la capital), y la vía Cristoforo Colombo que conecta el centro con la costa de Ostia. .

Desplazarse[editar]

A pie[editar]

Estando en el centro de Roma se puede ir a la mayoría de los lugares más importantes caminando. Si en algún momento se siente confundido se puede preguntar, la policía es muy amable y le dará las indicaciones que necesite.

El tránsito es bastante importante y los conductores son un poco impetuosos al volante, y se saltan desde los stops hasta los pasos de cebra por lo que hay que tener cuidado con los atropellos. La señal en verde para peatones dura unos segundos y luego pasa a la señal ambar que ayudan a completar el cruce por unos segundos más.

A pesar del tamaño de su área metropolitana, Roma cuenta con la presencia de la Zona de Tráfico Limitado más grande del Viejo Continente, imposible de recorrer, dada la presencia de cámaras listas para "capturar" a los infractores.

En cualquier caso, la capital se puede visitar a pie, teniendo en cuenta los atractivos presentes en una zona concreta y, quizás, organizando desplazamientos de una zona de la ciudad a otra utilizando el transporte público. Dada su extensión y las muchas cosas para ver, lo ideal sería organizar itinerarios específicos dentro de los barrios individuales: recomendamos recorridos organizados que le permitirán saltarse las colas en las principales atracciones, como el recorrido prioritario al Coliseo, Foro Colina Romana y Palatina!

En transporte público[editar]

El billete sencillo cuesta 1.5€ y es válido para 75 minutos y permite transbordo. Es imprescindible validar el billete en las máquinas. En autobuses y tranvías existen máquinas en el interior del vehículo para validar los billetes. En el metro las máquinas están por lo general a la entrada de la estación de metro. Existen bonos especiales de 1 día (4€), tres días (11€) o de una semana (16€) que resultan más económicos. Los billetes se compran en las estaciones de metro, o en quioscos y estancos (Tabacchi, señalizados con una "T"). Los conductores de bus y tranvía no venden billetes.

Por la noche circulan autobuses nocturnos que parten desde y hacia la Piazza dei Cinquecento, enfrente de la estación de Termini.

Por cierto, en muy normal que la gente "se cuele" en el autobús y en el metro, porque nadie lo controla. Eso sí, si da la casualidad de que un revisor te sorprende sin billete deberás abonar una multa de 100 €.

En taxi[editar]

Los taxis tienen precios establecidos por zonas por lo que siempre es conveniente consultarles a los choferes antes de subirse a los mismos.

En coche[editar]

El tráfico en Roma es caótico dada la cantidad de autos que circulan, sin contar que un aparcamiento es casi imposible, sobre todo en el centro histórico.

¡En Roma realmente no se recomienda moverse en coche! Esto se debe principalmente al tráfico realmente intenso, especialmente durante las horas pico, que solo causaría un estrés innecesario y una gran pérdida de tiempo. Además, los medios de transporte están muy extendidos y te permiten llegar a todos los puntos de la ciudad.

Además, incluso la Zona de tráfico limitado no le permite moverse fácilmente con su propio vehículo en las carreteras romanas. La medida, activada para tratar de combatir el desastroso flagelo del smog que aflige a las grandes ciudades, podría generar molestias considerables a un turista que ha llegado a la capital con su propio coche o que ha optado por el alquiler de coches para ganar algo de independencia en las calles de la 'Urbe (sin olvidar, además, la presencia de aparcamiento de pago, tan molesto como los huecos que "afligen" la calzada capitolina).

ZTL

El ZTL en el centro histórico de Roma es muy extenso y a su vez está dividido en varias áreas. Está cerrado a los automóviles de lunes a viernes (excepto festivos) en el horario de 6: 30-18: 30 y los sábados de 14: 00-18: 00, mientras que por la noche está cerrado los viernes y sábados de 23: 00-3. : 00. Sólo están exentas las categorías de ley, taxis, coches de alquiler con conductor (NCC); las motocicletas y ciclomotores tienen libre acceso a la ZTL todos los días, a todas horas, y pueden estacionarse en su interior en los espacios para vehículos de dos ruedas (a excepción del Trident A1 ZTL); vehículos con tracción eléctrica únicamente, sujetos a registro.

Paradas y estacionamiento

El aparcamiento en las líneas azules de la ciudad de Roma está sujeto al pago de la tarifa por hora, pero también prevé tarifas especiales. Los aparcamientos de cambio de Atac ofrecen la posibilidad de dejar el coche a tarifas reducidas para aparcamientos de larga duración y continuar hacia las zonas centrales de la ciudad intercambiando con el transporte público de la ciudad. De hecho, todos los aparcamientos de cambio están ubicados en las estaciones de las líneas A, B y C del Metro, las paradas de los ferrocarriles metropolitanos o en la terminal de autobuses urbanos y suburbanos.

Finalmente, los aparcamientos de tarifa no restringida están ubicados en puntos de atracción particulares de la ciudad y ofrecen modalidades de tarificación diferenciadas tanto para favorecer el uso rotativo de las plazas de aparcamiento como para satisfacer las necesidades de categorías particulares. Se trata de los aparcamientos Auditorium, Partigiani (cerca de la estación de Ostiense), Metronio, Trieste y Trastevere. Para obtener más información, consulte la sección Estacionamiento del sitio web de ATAC Roma.

En Scooter[editar]

Para tráfico intenso, el scooter es la mejor manera de moverse a la ciudad, especialmente en el centro histórico

  • Biga Bike Rent & Tours Via Pellegrino Matteucci 136 (estación de tren Ostiense) tel: +39.06.57.41.053 Alquiler de scooter y bicicletas.

En Bicicleta[editar]

El uso de bicicletas en la ciudad de Roma es la solución ideal cuando se utiliza como medio de transporte, rápido, económico y respetuoso con el medio ambiente, y también es bueno para la salud. Varias bicicletas ya han sido construidas por el grupo Salvaiciclisti en Roma que reúne ciclistas que hacen itinerarios similares y en estas bicicletas la seguridad ha aumentado considerablemente. Además, Piazza San Silvestro, ahora convertido en el Bike Square, el primero en Italia, donde los ciclistas se encuentran a última hora de la tarde los jueves y sábados. Para aquellos que deseen visitar la ciudad en bicicleta, tengan en cuenta que está construida en colinas donde no hay subidas y bajadas ni tráfico intenso.

También es posible alquilar bicicletas o hacer un recorrido guiado en bicicleta.

  • Biga Bike Rent & Tours Via Pellegrino Matteucci 136 (estación de tren Ostiense) tel: +39.06.57.41.053 Alquiler de scooter y bicicletas.

Ver[editar]

En la Ciudad de Roma hay muchos lugares históricos para ver y conocer, a la mayoría de ellos se puede ir caminando.

  • Plaza del Popolo - Situada en un extremo de Via del Corso toma el nombre de populos o pueblo que ocupaban esta zona en la Edad Media. Una curiosidad de esta plaza redonda es que los muros son huecos; si una persona se pone en una fuente del lateral y otra en la entrada donde finaliza el muro de puede oír perfectamente a la otra persona. Hay una escalera para ir a uno de los parques más interesantes de Roma: Villa Borghese.
  • Plaza de Venezia - En el otro extremo de Via del Corso y es donde se encuentra el monumento a Vittorio Emanuelle II. Impresiona el estar ahí. En la plaza hay un fuego siempre encendido escoltado por dos soldados italianos. Es el monumento al soldado desconocido en homenaje a los fallecidos en la guerra mundial. La plaza es un lugar de culto y gran importancia para los italianos por lo que está terminantemente prohibido, fumar, beber, comer e incluso sentarse en las escaleras.
  • Plaza de España - En la base de la famosa escalinata se encuentra la Fontana de la Barcaccia y ha sido famosa por los desfiles de moda realizados en sus escaleras. La plaza da a una calle que está repleta de comercios de diseñadores de moda de gran prestigio. Lo mejor es sentarse en las escaleras a ver el atardecer mientras comes una porción de pizza o un helado.
  • Via Veneto - Calle glamourosa del centro de Roma. En ésta se encuentran hoteles y restaurantes de lujo. También es posible visitar el Hard Rock Café.
  • Plaza de Trevi - En donde se encuentra la Fontana de Trevi. Una fuente grande y de obligada visita cuando se va a Roma. La tradición dice que si se tira una moneda de espalda se garantiza el regreso a la ciudad.
  • El Coliseo - Centro de espectáculo de la Roma antigua. Está situado en una zona con ruinas del Imperio Romano. Hay que pagar entrada, pero ésta te vale para el Coliseo y para el Palatino. A un lado del Coliseo está el arco de Constantino, que es uno de los más famosos y hermosos.
  • El Foro y el Palatino - Tras la Plaza Venecia y junto a el Coliseo se encuentran las ruinas del Senado y del Foro Romano. Uno puede imaginar, con gran dosis de imaginación, la vida diaria que llevaban los romanos en la Antigua Roma. Hay muchos monumentos alterados y reconstruídos con el tiempo, que dan una idea del esplendor que supo tener esta zona a lo largo de la historia.
Plaza Navona.
  • Plaza Navona - Es una plaza ovalada con tres fuentes de mármol de visita obligada. En ella se hace muchísimo teatro y pintura callejeros. Está repleta de restaurantes y pizzerías con terrazas, en las que se hace realmente agradable cenar cuando ya ha anochecido (aunque a unos precios no demasiado asequibles).
  • Plaza de la Rotonda - En ella se encuentra el Panteón. Éste contiene los restos de Vittorio Emanuelle II.
  • Catacumbas - Se pueden visitar las catacumbas, espectaculares túneles bajo tierra tipo mina, donde enterraban los cuerpos, algunas son como laberintos de incluso 3 o 4 pisos bajo tierra, temperatura de 15º constantes y un 90% de humedad.
  • El Gianicolo - Es un parque desde el que es posible ver Roma desde arriba. El ascenso es bastante fatigoso.
  • Iglesia de Santa María en Cosmedin - Esta iglesia es famosa por albergar la leyenda de la Boca de la Verdad, que está en el pórtico, y famosa también por aparecer en la película "Vacaciones en Roma", en la que Cary Grant gasta una broma a una asustada Audrey Hepburn haciendo como que la mano se le ha quedado atrapada. Narra la leyenda que si introduces la mano en la boca y dices una mentira, ésta quedará atrapada en el interior de la boca. Además es una iglesia muy bonita donde se guardan las reliquias de San Valentín.
  • Iglesia de San Pietro en Víncoli - En esta pequeña iglesia se encuentra el Moisés de Miguel Angel. Como en todas las iglesias de Roma, es necesario entrar con decoro (hombros cubiertos, falda o pantalón largo...)
Interior de la basílica de San Giovani.
  • San Giovani Laterano (San Juan Letrán) - Es la catedral de Roma. Tiene una fachada muy bonita y por dentro es muy grande. En el lado Este de la plaza se halla la Escala Santa. Según la tradición es la escalera por donde subió Jesús a la casa de Pilatos. Sólo se puede subir de rodillas.
  • Foro de Trajano - Tras subir por las escaleritas del foro imperial, se ve este pequeño foro a la derecha. También están las ruinas del mercado donde se pueden ver las tiendas de este impresionante centro comercial de varias plantas de época romana.
  • Santa María Maggiore (Santa María la Mayor) - Una de las iglesias más bonitas de Roma y que conserva su forma y carácter original.
  • Campo de Fiori - Pequeña plaza situada cerca de la plaza Navona. Su nombre se origina porque se monta un mercado de flores y le da a la plaza un aire típico de un rincón de la vieja Roma. Actualmente se pueden encontrar, no sólo puestos de flores sino que también frutas frescas, artesanías, artistas realizando su obra en vivo y pequeños espectáculos.
  • Castel Sant Angelo - Originariamnete es el mausoleo de Adriano. Después del Coliseo es el ejemplo más claro de arquitectura romana. LLama la atención su forma.
  • Basílica de Santa Maria en Aracoeli - Se encuentra ubicada detrás de la plaza Venecia, es una hermosa iglesia, en su interior alberga frescos y una maravillosa arquitectura, para llegar a ella se suben 142 escalones, lo cual hace mas interesante la visita.
  • Plaza del Campidoglio - Proyectada y diseñada por Miguel Angel, es una maravillosa plaza ubicada a unos metros de la basílica de santa Maria en Aracoeli, a la entrada de la plaza encontrara maravillosas esculturas y en el piso de la misma si se ve desde arriba verá hermosos detalles que asemejan una flor, es un lugar para no perderse.
  • Domus Áurea - Se necesita contratar un tour para visitar las ruinas del palacio de Nerón, se encuentra la entrada a pocos metros del coliseo.

Visitar la Santa Sede[editar]

El Vaticano - Es un Estado soberano independiente incrustado en la ciudad de Roma. En la actualidad existe un acuerdo tácito de fronteras entre Italia y el Vaticano, que básicamente consiste en la supresión total de los controles fronterizos entre ambos países y en permitir el libre tránsito. Por ello, cualquier documentación válida para visitar Italia lo es también y por extensión para visitar la ciudad del Vaticano, en las mismas condiciones.

Basílica de San Pedro y tumbas de los papas, incluyendo la de San Pedro o la de Juan Pablo II (entrada gratuita), aquí es importante saber que las filas para entrar suelen ser abrumadoras. Sin embargo, no hay por que asustarse ya que estas avanzan rápidamente. En los alrededores de la plaza y a unas cuantos metros antes de llegar se pueden encontrar con Guías turísticos que le ofrecen tours y entradas en todos los idiomas. Hay que tomarlo con calma, si no se desea adquirir ninguno no les preste atención y simplemente diríjase a la entrada. También tenga en cuenta el vestuario, sobre todo si va en verano, no se permite la entrada con pantalones cortos, blusas escotadas o sin mangas. Estando en Roma es imprescindible una visita a los museos Vaticano, que incluye la entrada a la Capilla Sixtina. Se puede adquirir la entrada en las boleterías de los museos, para lo cual hay que hacer una fila importante. Si se puede, es mejor adquirir las entradas en el sitio web del Vaticano, se elige el día y la hora y se va directo a la entrada de los Museos (consultar horarios de admisión). Se aconseja ir primera a visitar la Cúpula por la mañana (hay colas pero van rápido) y sobre las 3 de la tarde (cierran a las 5) ir a los museos vaticanos, puesto que no hay nada de cola. Los últimos domingos de mes la entrada es gratuita y las filas que se forman pueden llegar a ser monumentales.

Aprender[editar]

Roma está repleta de instituciones culturales y de idiomas extranjeros. Por supuesto, aprender italiano es una actividad que vale la pena si planea quedarse por un período de tiempo prolongado. Si planeas combinar una estancia en Roma con estudios académicos, existen varias universidades de habla inglesa.

  • El gobierno regional y dos sociedades históricas están ofreciendo [de latín gratuitas] a los turistas.
  • El Grupo Histórico de Roma dirige una escuela de gladiadores . 18 Via Appia Antica.

Trabajar[editar]

Si quieres trabajar pregunta en los hostales, hoteles y restaurantes. Sin embargo, existen diferentes puntos de vista sobre lo fácil que es conseguir un trabajo en Roma. Hay un alto nivel de desempleo y la mayoría de los trabajos parecen ir a cargo de una familia, amigos, otros romanos, otros italianos, la UE blanca, otros extranjeros en orden jerárquico. Saber italiano ayuda. Y tenga cuidado de no hacer ningún compromiso financiero antes de que realmente le paguen; aquí es común la demora y la falta de pago, y es más probable que, como no romano, lo vean como un blanco fácil para esto. También necesitará un permesso di soggiorno, sea o no residente de la UE. Legalmente, se requiere que tenga una visa de trabajo, aunque es muy fácil trabajar y vivir sin una.

Hay numerosas escuelas para enseñar el idioma inglés en Roma y, si eres tu lengua materna, esta puede ser la mejor oportunidad para retomar un trabajo a tiempo parcial.

Comprar[editar]

En Roma lo que abunda son los mercadillos. Hay unos cuantos por la ciudad, uno en la zona de Porta Portese, otro en la zona donde está San Giovani Laterano (San Juan de Letrán) y numerosos puestecillos en los alrededores de Termini. Una de las características de estos mercadillos es que se puede regatear el precio de los productos, llegando incluso a pagar la mitad del precio original. Basta con echar un vistazo y seguir andando, pues te llaman para dejarte el producto más barato. O también puedes decir que es caro.

Comer[editar]

En los orígenes de la cocina romana está la cocina de la antigua Roma, descrita en el Satyricon de Petronius Arbiter y en las recetas de Apicius y basada en carnes batidas, legumbres, verduras, pescado y vino.

La cocina romana, a partir de la Edad Media, se dividió en cocina papal, consumida en la corte de los Papas, y cocina popular, que ha madurado hasta nuestros días.

Este último se basa en ingredientes sencillos pero sabrosos, en el uso de hierbas aromáticas, sobras y despojos, manteca de cerdo, aceite y tocino batido, tocino, panceta y grasa de jamón.

Entre los platos típicos destacan el cordero al horno, rabo de toro, coratella, rigatoni con pajata, saltimbocca, callos de buey, alcachofas a la romana, amatriciana, carbonara, cacio y pimiento, pangiallo y cocina judeo-romana (incluyendo alcachofas alla giudia y calzonicchi).

ITALIA es muy rica en gastronomía. Sin embargo conviene tomar ciertas precauciones, especialmente en Roma, ya que existen numerosos establecimientos que se dedican a "estafar" a los turistas con precios abusivos. Consultar siempre el menú o la carta, y si no está lo que se desea pedir, consultar antes el precio, o de lo contrario es posible que cobren 7€ por un vaso de cerveza de barril (0,4l), ó 6 € por un minúsculo chupito de licor de limoncello.

En algunos restaurantes cobran hasta el 15% por el servicio; en otros no está incluido. Esto debe aparecer en el menú.

Vida nocturna en Trastevere.

La zona de Trastevere está llena de pequeños restaurantes y pizzerías.

Económico[editar]

  • Existen puestos de pizza al corte (pizza a taglio), donde se elige el tipo de pizza y la porción deseada. Los precios expuestos son por 100gr de pizza.

Existen muchos sitios baratos donde comer muy bién y por poco precio,por ejemplo:

INSALATA RICCA: piazza pasquino (justo detrás a piazza Navona. Es un restaurante modesto,com una selección de pastas recién hechas increíbles,probad los ravioli de zucca (calabaza) que están.... además tienen una amplia selección de pizzas y focacias. Precio medio: menos de 18 euros

DA BAFFETTO: Via del Governo Vecchio 114,entre piazza navona y corso vittorio emmanuelle. Pizzaria típica italia, sin ningún tipo de ostencación,muy frecuentada por los romanos, siempre esta muy llena ( si vais después de las 9 seguro que haréis cola)incluiso entre semana. Es muy habitual que se haya de compartir mesa si se es una pareja.Tienen una gran variedad de pizzas,hechas en horno de leña y que son realmente muy muy buenas,vale la pena.Precio medio: menos de 15 euros

LA CASETTA DE' TRASTEVERE:Piazza De' Renzi. Restaurante pequeño del Trastevere,especializado en comida típica italiana y pasta. No hacen pizzas pero vale la pena probar su pasta o sus antipastos típicos italianos. Muy recomendable en primavera y verano por las mesitas que ponen fuera,en una placita del trastevere. Precio medio:20 euros

PIZZERÍA DA RICCI(EST,EST,EST):Via Genova, 32, muy cerca de Termini. Considerada la pizzería más antigua de Roma,hacen unas pizzas impresionantes.Ambiente muy familiar, muy cercano,pedid consejo a cualquiera de los camareros que os ayudaran con mucho gusto.Los fines de semana se llena pero vale la pena.También tienen pasta.Los postres caseros son también muy recomendables. Precio medio:menos de 15 euros

PASTARITO PIZZARITO: hay varios establecimientos en la ciudad, se trata de una cadena. Sólo sirven pasta y pizza, a precio bastante económico y de excelente calidad. Vale la pena probarlo. Precio medio: 15 euros por persona.

SORA LUCÍA: pequeña trattoria, muy familiar, en Via de la Panetteria,cercana a la Fontana de Trevi. Excelente pasta y deliciosos mejillones. Precio medio: 15 euros por persona.

BLU KING: cerca de San Giovani Laterano. Como todos los restaurantes de Roma, sirven pizzas y pastas, pero también carnes y pescados. También sirven unos entrantes muy ricos, como unas patatas rellenas de arroz con tomate y queso en el centro. Su precio es económico: un menú por persona es de 8 euros, incluyendo pizza margherita, coca-cola como bebida y una brocheta.

SPIZZICO: Via del Corso, 134. Cadena de restaurantes tipo McDonald`s, pero sólo de pizzas. Su precio es por porción: 2 euros.

El Pastarito de via Gioberti, que está entre Sta. Maria Maggiore y Termini, muy cerca, en Via del Viminale, delante del Teatro de la Opera. Lo bueno que tiene el Pastarito es que puedes compartir los platos. Así que con una ensalada y un plato de pasta comen dos personas perfectamente.

Medio[editar]

Si se esta en Roma es imposible no visitar la Antigua Birreria Peroni, es un maravilloso sitio para comer y tomar algo, es muy famoso en la ciudad y concurrido. Si desea visitarla tenga en cuenta que siempre esta lleno, así que al llegar debe dar su nombre y el numero de personas al encargado y listo, tendrá que esperar entre 20 y 30 minutos para una mesa, no se preocupe, la espera vale la pena, es un maravilloso lugar.

Beber y salir[editar]

Los vinos italianos son bastante buenos. En la mayoría de los restaurantes el vino de la casa, servido en pequeñas garrafas, es de calidad bastante aceptable.

Roma no se destaca por su vida nocturna. En Trastevere existen algunos bares; y en los alrededores de Piazza Navona y el Campo di Fiori también existen bares y pubs, sin embargo cierran a las 2 a.m. En el Monte Testaccio existen algunas discotecas y por estar un poco apartado del centro se hace necesario ir en taxi.

En la zona del Trastevere hay muchos bares de copas y la cuestión ir es probando a ver cuál le gusta más. En el Gauguin Café, en la VIA DEL MORO 26, tienen una selección de cocktails muy buena y a un precio aceptable.

Dormir[editar]

Económico[editar]

  • BEST Vatican B&B, (Vatican) Via degli Scipioni 135. +393358714840.
  • B&B Sistine, (Vatican) Via Duilio 6. +39.335.871.4840.
  • BB Soraya [1] - Via Filiberto, 161 - 00185 Rome
  • BBINN [2] - Via Rattazzi, 65 - 00185 Rome
  • BB Edyta, Roma Termini - Muy cercano a la Estación central Roma Termini. Tel. 064453066.
  • Albergo Clarin [3] - Via Palermo, 36 - 00184 Roma ph +39 06 4782 5170
  • B&B Atelier San Pietro Via Cardinal Lualdi, 6, Ph. +39.348.25.89.047 [4].
  • B&B Le Vettine [5]
  • Bed and Breakfast Bobby´s, Via Girolamo Benzoni 9, [6]. (tel. +39 065740231).
  • Bed and Breakfast Chaplin, Via del Castro Pretorio 28, Apt. 12a, [7]. Se habla español (tel. +39 348 8037941).
  • Bed and Breakfast Evergreen, Via Milazzo 23, tel. +39 06443631386, [8].
  • Hotel Domus Aurelia, via Aurelia, 218. +39 06.39.36.59, fax: +39 06.39.37.64.80, : .
  • Hotel Golden, Via Marche, 84, tel. +39 06 4821659 fax +39 06.4821660. [9] Un hotel familiar entre Via Veneto y Villa Borghese, a dos pasos de Piazza di Spagna. Doble 100 €
  • Hotel Kristi, Via Collina, 24. +39 06.4744902, fax: +39 06.4744902, : .
  • Hotel Marconi , Via Giovanni Amendola, 97, Tel. + 39 06.48.80.864, Fax + 39 06.48.80.885 [10]
  • Hotel Milazzo, Via Milazzo 3, 00185, tel. +39 06 4452283 fax. +39 06.4455102, [11].
  • Hotel Piave, Via Piave, 14, tel. +39 06 4743447, fax +39 06 4873360. [12]
  • Hotel Porta Pia, Via Messina 25, tel/fax +39 06 44 24 99 11/24 [13].
  • Hotel Viennese, Via Marsala 64, tel. +39 06 4456357 , [14].
  • Litus Roma Hostel, Lungomare Paolo Toscanelli, 186, [15].
  • L’Ostello Casale dei Monaci*,situado en Ciampino [http://www.ostellociampino.it
  • Rentalinrome * http://www.rentalinrome.com/sp.htm (apartamentos en Roma), Via Marianna Dionigi, 57 - 00193 Roma (Roma Cavour), +39 06 3220068, correo electrónico: info@rentalinrome.com. Hora de entrada: 14hs, Hora de salida: 11a.m. desde 60 € / día. ->
  • Hotel Esposizione, Via Nazionale, 66. +39 06 48913029, fax: +39 06 48913258. Hotele en Roma Via Nazionale,cerca de Palazzo delle Esposizioni.

Medio[editar]

Alto[editar]

Mantenga contacto[editar]

  • Policía . Para denunciar un robo , por lo general, debe dirigirse a la estación de Carabinieri más cercana al lugar donde ocurrió el robo. Pregunte a las personas en la escena del crimen adónde ir.
  • Consigna de Equipaje Termini . Puede dejar el equipaje en Termini pero tienen mucha seguridad y solo una máquina de rayos X, por lo que puede haber una cola de +100 personas. Cuesta alrededor de 4 € por maleta (de cualquier tamaño) durante las primeras 5 horas, 0,80 € por maleta por cada hora a partir de entonces. Hay un letrero que limita las bolsas a 20 kg cada una, pero no hay posibilidad de pesarlas (que vi), por lo que probablemente no se aplique.
  • Lavandería Splashnet, Internet, consigna de equipaje , Via Varesi 33, 100 m al oeste de Termini. 2 € por equipaje dejado (y 15 min de internet incluidos).

Embajadas[editar]

  • Afganistán ,A través del teléfono Nomentana 120 =, fax :+39 06 86322939. editar
  • australia ,Via Antonio Bosio 5, [06 85 2721], fax :+39 06 85 272 300. Lunes a viernes 08: 30-16: 00. editar
  • Austria ,Via Pergolesi 3, [068440141], fax :+39 06 85 43286. Lunes a viernes de 09:00 a 12:00. editar
  • Azerbaiyán ,Viale Regina Margherita 1, 2 piano, 00198, [06 85 30 55 57], fax :+39 06 85 83 14 48, [[39]] . editar
  • Brasil ,Piazza Navona, 14, [06 683-981], fax :+39 06 6880 2883, [[40]] .Lunes a viernes de 09:00 a 17:00. editar
  • Bulgaria ,Via Pietro Polo Rubens 21, [06 322 46 40] , [06 322 46 43], fax :+39 06 322 61 22, [[41]] .Lunes a viernes de 09:00 a 17:00. editar
  • Canadá ,Vía Zara 30, [06 44598 1], fax :+39 06 44598 2905. editar
  • de China ,Via Bruxelles 56, [06 8413458], fax :+39 06 85352891. editar
  • Croacia ,Via Luigi Bodio 74/76, [06 363 07650], fax :+39 06 3630 3405, [[42]] .Lunes a viernes 09: 30-12: 30. editar
  • Dinamarca ,Via dei Monti Parioli 50, [06 9774831], fax :+39 06 9774 8399, [[43]] .Lunes a viernes 08: 00-17: 30. editar
  • Egipto ,Via Salaria 267, [06 8440-1976], fax :+39 06855-4424, [[44]] .Lunes a viernes de 09:00 a 17:00. editar
  • Estonia ,Vía Clitunno 34-36, [06844075 10], fax :+39 06844075 19, [[45]] .Lunes a viernes de 09:00 a 12:00. editar
  • Finlandia ,Ambasciata di Finlandia, Via Lisbona 3, [06852231], fax :+39 06854 0362, [[46]] .Lunes a viernes 08: 00-17: 30. editar
  • Francia ,Piazza Farnese 67, [86011]. editar
  • Alemania ,Ambasciata di Germania, Via San Martino della Battaglia 4, [06 49 213-1], fax :+39 06 445 26 72, [[47]] . editar
  • Grecia ,Viale G. Rossini 4, [06853 7551], fax :+39 06841 5927, [[48]] . editar
  • Hungría ,Via Messina, 15 00198 Roma, [06 442 49938] , [06 442 49939], fax :+39 06 442 49908, [[49]] . editar
  • la India ,Via XX Settembre, 5, 00187 Roma (Italia), [06 4884642] (/ [[50]] ), fax :+39 06 4819539. editar
  • Indonesia ,Via Campania 55, 00187, [06 4200911], fax :+39 06 4880280. editar
  • Irlanda ,Piazza di Campitelli 3, [06 6979121], fax :+39 06 6979 1231. Lunes a viernes 10: 00-12: 30, 15: 00-16: 30. editar
  • Lituania ,Viale di Villa Grazioli 9, [06855 90 52] , [06854 04 82], fax :+39 06855 90 53. Lunes a viernes de 07:00 a 17:00. editar
  • Macedonia ,Vía Bruxelles 73/75, [06 8419868] , [06 84241109], fax :+39 06 84241131, [[51]] .Lunes a viernes de 09:00 a 17:00. editar
  • Malasia ,Via Nomentana, 297, [06 8415764], fax :+39 06 8555040. 09: 00-16: 00 (sin pausa para el almuerzo). editar
  • Malta ,Lungotevere Marzio 12, [06 6879990]. editar
  • Holanda ,Via Michele Mercati 8, [06 3228 6001], fax :+39 06 3228 6256, [[52]] .Lunes a viernes 08: 00-17: 30. editar
  • Nueva Zelanda ,Vía Zara 28, [06 441 7171], fax :+39 06 440 2984, [[53]] . editar
  • Noruega ,Via delle Terme Deciane 7, [06571 7031], fax :+39 06571 70326, [[54]] . editar
  • Pakistán ,Via Della Camilluccia 682, 00135, [06 36 1775], fax :+39 06 36 301936, [[55]] .Lunes a viernes 09: 30-16: 20. editar
  • Polonia ,Vía PPRubens, 20, [06 36 20 42 00] , [06 36 20 42 04] , [06 36 20 42 17], fax :+39 06 32 17 89 5, [[56]] . editar
  • Rumania ,Via Nicolo Tartaglia, 36, [06808 45 29] , [06807 88 07] , [06808 35 37], fax :+39 06 808 49 95, [[57]] .Lunes a viernes 08: 30-13: 00; 14: 00-17.: 30. editar
  • Rusia (Via Gaeta 5), [06 4941680] , [06 4941681], fax :+39 06 491031. editar
  • Serbia ,Via dei Monti Parioli 20, [06320 07 96] , [06320 08 90] , [06320 09 59] , [06320 08 05] (toda la noche), fax :+39 06 320-08-68, [[58]] .télex 616-303 editar
  • Eslovenia ,Via Leonardo Pisano 10, [06 80914310] , [80 64552] (toda la noche), fax :+39 06 80 81471, [[59]] . editar
  • Sudáfrica ,Via Tanaro 14, [06 85 25 41]. Lunes a viernes 08: 00-16: 30. editar
  • España ,Palazzo Borghese, Largo Fontanella di Borghese 19, [06 684 04 011]. editar
  • Turquía ,28, Via Palestro 00185, [06 445 941]. editar
  • Ucrania ,Via Guido d'Arezzo, 9, [06 841 26 30]. editar
  • Reino Unido ,Via XX Settembre 80 / a, [06 4220 0001] , [06 4220 0001] (ayuda consular de emergencia), fax :+39 06 4220 2333. Solo citas. editar
  • 1 Estados Unidos de América ,Via Vittorio Veneto 119 / A, [06 4674 1], fax :+39 06 4882672 , +39 06 4674 2356, [[60]] .Lunes a viernes de 08:30 a 17:30. editar  
  • Venezuela ,Via Nicolò Tartaglia, 11, [06 807 97 97], fax :+39 06 808 44 10, [[61]] .Lunes a viernes de 09:30 a 13:00 y de 14:00 a 17:00. editar

Consulados[editar]

  • Singapur ,Via Frattina, 89, [39-06 69940398], fax :+ 39-06 6780586, [[62]] .Lunes a viernes de 09:30 a 13:00.

Seguridad[editar]

De día no existe apenas peligro para el viajero, a excepción de los numerosos robos de carteras en el transporte público. Hay que prestar mucha atención sobre todo en autobuses abarrotados, ya que abundan los carteristas.

De noche, las zonas cercanas a Termini pueden resultar peligrosas.

Salud[editar]

Alrededores[editar]