40.9614.81Map mag.png

Campania

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Saltar a: navegación, buscar

La Campania es una región del sur de Italia, cuya capital es Nápoles.

Contexto[editar]

Habitada ya desde antiguo por los griegos, que fundaron su capital Nápoles con el nombre de Neapolis ("Nueva Ciudad"), la Campania ha sido siempre una de las regiones privilegiadas del Mediterráneo. Era una región próspera bajo los romanos cuando aconteció la erupción del Vesubio, que enterró a las ciudades romanas de Pompeya y Herculano. Uno de los emperadores romanos, Tiberio, llegó a establecer su residencia en la isla de Capri. El último emperador romano de occidente, Rómulo Augústulo estuvo apresado en el Castel dell'Ovo, en Nápoles.

Durante la Edad Media pasaron por ella diversos pueblos germánicos, los bizantinos, los normandos y franceses, hasta que fue conquistada por el Reino de Aragón, junto a Sicilia. En el Renacimiento se convirtió en un punto importante de creación artística, y fue durante esta época, siendo parte del Imperio Español, que se convirtió en la ciudad más rica y poblada de éste y una de las más de Europa.

En el siglo XVIII, España perdió la administración de la Campania como resultado de la Guerra de Sucesión Española, para más tarde recuperarla de manera parcial mediante una rama de los Borbones distinta de la que gobernaba en España. Poco más tarde fue invadida por Napoleón, que impuso en el trono a su hermano José; pero duró poco. Cuando Napoleón fue depuesto, Nápoles se unió al Reino de Sicilia para formar el Reino de las Dos Sicilias. Prueba de esta prosperidad es que Nápoles fue la primera ciudad italiana con conexión ferroviaria.

A mediados del siglo XIX, en plena efervescencia italiana por la unión del Reino de Italia gracias a Garibaldi, Nápoles y la Campania fueron de nuevo ocupadas, aprovechando el Piamonte (cuya casa reinante eran los Saboya, futuros reyes de Italia) para saquear económicamente el Reino de Nápoles, uno de los más ricos de la época. Desde entonces hasta ahora, aun formando parte de una Italia unida, Nápoles y la Campania se han encontrado en crisis, siendo solo una sombra de lo que fueron en cuanto a riqueza y cultura.

Regiones[editar]

La Región de Campania se encuentra dividida en 5 provincias:

Ciudades[editar]

Otros destinos[editar]

Llegar[editar]

Hay conexiones por tren con toda Italia, desde el norte casi siempre pasando por Roma.

Por avión, está el Aeropuerto de Nápoles-Capodichino, el más importante de toda Italia meridional.

Desplazarse[editar]

Hay que tener mucho cuidado en toda la región de Nápoles con el tráfico rodado. Normalmente no pasa nada (sorprendentemente), pero en Nápoles las señales viarias sirven más de adorno que de otra cosa. No es habitual que los napolitanos sigan las reglas, y en los pasos de peatones solo se pararán cuando haya alguien pasando por ellos. Extrañamente, como sucede en algunas ciudades asiáticas oa fricanas, hay una especie de ley alternativa viaria por la que se entiende la gente en Nápoles y hace que la cosa no sea especialmente grave. Por ejemplo, si uno quiere cruzar, lo hará por donde le apetezca, que el coche que venga ya se parará.

Para llegar a Capri hay ferrys por unos 30€ ida y vuelta.

Hablar[editar]

En la Campania se habla italiano (con un acento muy fuerte), pero también se habla napolitano. Por eso habrá alguna vez que, si sabes italiano y te pones a intentar entenderles, no serás capaz de descifrar absolutamente nada. Eso será porque estén hablando en napolitano, que aunque es una lengua romance como el italiano o el español, es muy difícil de comprender para alguien que no esté acostumbrado a ella. De todas maneras con el italiano estándar uno debe ser capaz de comunicarse con cualquiera.

Aprender[editar]

Ver[editar]

Uno no debe perderse las iglesias y obras de arte de Nápoles, fruto de siglos de trabajo. Hoy día están bastante descuidadas, consecuencia del estancamiento económico, pero eso no las hace perder su valor. La Piazza del Plebiscito de Nápoles también está entre los lugares más reconocibles de toda Italia.

Por supuesto, tampoco debe perderse uno los parques arqueológicos de Pompeya y Herculano. Es posiblemente la mejor manera que existe hoy día de acercarse al mundo romano, y ver in situ cómo era una ciudad romana en la época de esplendor del Imperio Romano.

El Palacio Real de Caserta era la sede del gobierno de los reyes Borbones de Nápoles y las Dos Sicilias. Con sus jardines versallescos y su ostentación real ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, y bien se merece otra visita.

La Costa Amalfitana también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su belleza natural y arquitectónica. Amalfi fue además una de las 4 repúblicas marineras italianas, junto a Génova, Pisa y Venecia.

Si lo que queremos es playa, entonces uno no debe dejar de pasar por Capri o las Islas Flégreas (con Isquia entre ellas).

Hacer[editar]

Ir a un partido del SSC Napoli.

Comprar[editar]

Comer[editar]

Nápoles y la Campania son el lugar de la nacimiento de la pizza, así que es absolutamente obligado degustar unas cuantas de ellas. Las pizzas aquí son distintas a lo que estamos acostumbrados fuera, con una masa más consistente y más parecida al pan. Hay quien prefiere las pizzas romanas (el otro estilo de pizza tradicional), pero lo que es indudable es que uno tiene que probar al menos las pizzas de Nápoles para saber lo que es una pizza de verdad.

Beber y salir[editar]

Cuidado por la noche con los napolitanos, que son especialmente sobones. Esto puede llevar a una chica a sentirse acosada, o a un chico a enfrentarse con ellos. Hay que tener cuidado y mantener la calma, y sobre todo, saber evitar las situaciones.

Dormir[editar]

Salud[editar]

Respetar[editar]

Siguiente destino[editar]

Enlaces externos[editar]

Este artículo es un esquema y necesita más contenido. Tiene un modelo de artículo, pero no tiene suficiente información. Sé valiente y ayuda a mejorarlo.