Polo Sur

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Saltar a: navegación, buscar
La aurora austral sobre la base Amundsen-Scott.

El Polo Sur corresponde al punto en que el eje de rotación de la Tierra intersecta su superficie en el Hemisferio sur. Este punto, que corresponde a la latitud 90°S, se ubica en el centro de la Antártida, en uno de los lugares más extremos del planeta.

Pese a que su frío clima lo convierte en un lugar donde la vida animal es prácticamente imposible, desde 1956 se encuentra la estación Amundsen-Scott a unos pocos cientos de metros del monolito que indica la ubicación del polo. Sin embargo, la correcta ubicación del polo se mueve constantemente debido a la constante deriva del hielo que cubre la superficie terrestre en la zona.

Comprender[editar]

La marca que indica el Polo Sur geográfico.

El polo[editar]

El Polo Sur geográfico es el punto más austral de la Tierra y se define como el lugar donde el eje de rotación terreste se intersecta con la superficie del planeta. Es, junto con el Polo Norte ubicado en sus antípodas, el lugar donde se intersectan todos los meridianos de la tierra, por lo que desde este lugar sólo es posible moverse hacia el norte (al no existir ni sur, ni este ni oeste) y sólo puede identificarse por su punto de latitud 90° S.

Tal como los meridianos, todos los husos horarios del mundo colapsan en el Polo Sur, por lo que teóricamente es posible estar simultáneamente en todas las horas del mundo. Sin embargo, su posición polar hace que un día dura 6 meses y la noche dura otros 6 meses por lo que la hora es prácticamente irrelevante. Para mantener la coordinación, todas las actividades de la base polar utiliza la hora de Nueva Zelanda (UTC+12 en invierno, UTC+13 en verano).

Ubicación del Polo Sur geográfico (1) y otros polos: el magnético (2), el geomagnético (3) y el de inaccesibilidad (4).

Aunque el eje de rotación terrestre se mueve periódicamente, el Polo Sur es un punto fijo definido que permite mantener estables todos los puntos de referencia geográfica, como los paralelos y meridianos; el movimiento polar es sólo relevante para ciertas investigaciones científicas. Sin embargo, el polo se encuentra ubicado en el centro del continente antártico, cubierto por un glaciar de unos 3 kilómetros de espesor. Este glaciar se mueve anualmente unos 10 metros, por lo que cada año se debe fijar una nueva marca en el lugar.

Además del Polo Sur geográfico, existen otros polos relevantes dentro de la Antártida. El campo magnético de la Tierra también tiene polos, aunque estos están en constante movimiento: el Polo Sur magnético (donde todas las líneas de campo apuntan hacia arriba y las brújulas no pueden distinguir los puntos cardinales) se ubica en la actualidad sobre el Océano Glacial Antártico, cerca de la Tierra de Adela y la Tierra de Wilkes, mientras el Polo Sur geomagnético (el lugar donde atraviesa el campo magnético imaginando el planeta como un dipolo magnético -un imán- perfecto) está cerca de la estación rusa Vostok. El polo sur de inaccesibilidad, en tanto, es el punto de la Antártica más lejano a la costa; ya que la medición de la costa es algo compleja en la Antártida (producto de los grandes plataformas de hielo y nieve que cubren el mar), este punto es también móvil, pero se estima a unos 800 kilómetros de distancia del Polo Sur geográfico y en ella hubo una antigua estación de investigación soviética (cuyo único registro en la actualidad es un busto metálico de Lenin). Sin embargo, en ninguno de estos polos existen elementos relevantes turísticos, por lo que no existe ningún atractivo en visitarlo (más allá de mencionarlo en alguna reunión con tus amigos).

Historia[editar]

Roald Amundsen y su expedición en el Polo Sur.

El Polo Sur, al igual que toda la Antártida, tiene una historia que apenas supera el siglo. Las primeras expediciones antárticas, que se remontan al siglo XIX, comenzaron lentamente a avanzar en conquistar el último rincón inexplorado del mundo. Las mejoras en la tecnología permitieron cada vez ir avanzando en la conquista del Polo Sur.

En 1909, el británico Ernest Shackleton fue el primero en intentar llegar al Polo Sur. Si bien superó todos los récords existentes hasta la fecha, Shackleton llegó a la latitud 88°23', unos 180 kilómetros de distancia del Polo Sur. Esto motivó nuevas expediciones para alcanzar el máximo honor de la expedición antártica. El británico Robert Falcon Scott (que ya había liderado una expedición que alcanzó el lugar más austral hasta la fecha en 1902) y el noruego Roald Amundsen (reconocido por ser el primero en cruzar el Paso del Noroeste en el Ártico) iniciaron en 1911 una carrera por alcanzar el Polo Sur. Tras varios meses de preparación en el mar de Ross, ambas expediciones partieron casi en simultáneo. El 14 de diciembre de 1911, Amundsen y su equipo llegó al Polo Sur, logro que alcanzaría Scott el 17 de enero de 1912. Mientras Amundsen logró marcar el hito, gracias a su espléndido uso de esquíes y trineos de perros, Scott no sólo enfrentó el fracaso de ser el segundo en llegar, sino que su equipo falleció completamente producto del frío y la falta de víveres.

Tras la llegada de Amundsen y Scott, el Polo Sur sería visitado nuevamente recién en 1929 y 1956, al sobrevolar un avión de la Armada estadounidense. En esta última visita, el avión aterrizó e inició el proceso para la construcción de una base permanente en conmemoración del Año Geofísico Internacional. Desde esa fecha, el Polo Sur ha estado habitado permanentemente por investigadores de todo el mundo.

Llegar[editar]

Un avión sobre la pista Jack F. Paulus.
Vista de la "Autopista del Polo".

El Polo Sur es, literalmente, uno de los extremos del mundo, por lo que llegar hasta allí no es nada sencillo y esa es una de las razones que hacen tan atractiva su visita. Visitar el Polo Sur es sólo posible durante el verano austral (aproximadamente, entre noviembre y febrero), aunque las condiciones climáticas pueden variar y hacer difícil la excursión.

La forma más fácil de llegar al Polo Sur es por vía aérea a través de la pista Jack F. Paulus, dedicada casi exclusivamente al transporte de materiales e investigadores para la base antártica Amundsen-Scott a través de aviones Hércules equipados con esquíes para su aterrizaje. También es posible llegar por vía terrestre, para lo cual existen algunas vías. La más utilizada es la llamada "Autopista del Polo" que une Amundsen-Scott con la base McMurdo, la más grande del continente helado, a través de 1700 Km de nieve compactada por la que circulan tractores y otros vehículos pesado. La alternativa terrestre más utilizada por turistas, sin embargo, es desde el Campo Union Glacier, ubicado al sur de la Península Antártica.

El Campo Union Glacier es la única base privada existente en la Antártida y es administrada por Antarctic Logistics & Expeditions LLC (ALE). Gracias a su pista aérea sobre hielo azul (que hace que la nieve se sublime y no se acumule), ALE recibe varios vuelos desde Punta Arenas, muchos de los cuales contienen turistas. A través de su subsidiaria, Adventure Network International (ANI), es posible hacer rutas turísticas al Polo Sur, ya sea por vía aérea (desde Union Glacier, aprox. 4,5 horas de vuelo) o terrestre (unos 50 días aproximadamente andando en esquíes). Otras compañías hacen recorridos al Polo Sur, pero en general utilizan los servicios de ALE/ANI, pudiendo cambiar los precios o extendiendo los torus con otros paquetes turísticos.

  • Adventure Network International (ANI). Es la principal proveedora de servicios turísticos al Polo Sur, utilizando su base de Union Glacier. Todos sus tours parten en Punta Arenas, para luego viajar en 4¼ horas hasta Union Glacier, donde se suele tomar al menos un día para acostumbrarse al clima. Precios corresponden a la temporada 2014-2015
    • Vuelos directos al Polo Sur: 7 días en total (1 en el Polo Sur, 3 en Union Glacier). $ 47 500.
    • Noche en el Polo Sur: 7 días en total (2 en el Polo Sur, 3 en Union Glacier). $ 51 300.
    • Emperadores y Exploradores: 9 días en total (1 en el Polo Sur, 2 en Union Glacier y 3 en las colonias de pingüinos emperadores del mar de Wedell). $ 69 850
    • Último grado: 12 días en total (1 en el Polo Sur, 4 en Union Glacier). Destaca por volar desde Union Glacier hasta la latitud 89° y luego esquiar por 4 días hasta llegar a Amundsen-Scott. $ 60 650
    • Esquí al Polo Sur: La ruta Messner dura 48 días en total, mientras la Hércules dura 60. Tras cuatro días de aclimatamiento y entrenamiento en Union Glacier, un vuelo deja a los expedicionarios en el medio del continente para iniciar la ruta en esquíes hasta el Polo Sur donde están un día, para luego volver en avión. $ 63 000 a $ 67 500, según ruta.
    • Ruta de Amundsen: Tras entrenar en Glacier Union, se vuela al mar de Ross para iniciar la ruta de Roald Amundsen hasta el Polo Sur. Sin precios publicados.
  • Arctic Odysseys: Ofrece vuelos desde Punta Arenas a Union Glacier y Polo Sur por $ 45 000 aprox.
  • Ice Trek: Ofrece rutas en esquí hasta el Polo Sur, similares a las de ANI, además de rutas aéreas. Tiene servicios tanto desde Punta Arenas como desde Ciudad del Cabo.
  • PolarExplorers: Ofrece rutas aéreas y expediciones en esquí, idénticas a las de ANI.
  • Voyage Concepts: Ofrece viaje aéreo al Polo, además de la expedición en esquíes. Salidas desde Buenos Aires hacia Punta Arenas, antes de viajar al continente helado.

Ver[editar]

El Polo Sur ceremonial
El Polo Sur geográfico

El punto más reconocido del sector que rodea al Polo Sur es el llamado Polo Sur ceremonial, que consiste de un monolito formado por una esfera metálica sobre un poste albirrojo, el cual está rodeado por las banderas de los países signatarios del Tratado Antártico. Este lugar simbólico, especial para sacar fotografías, no corresponde exactamente al Polo Sur geográfico y está a unos 300 metros de distancia de dicho lugar.

En el Polo Sur geográfico se encuentra únicamente una vara que es movida, cada año, para indicar el punto exacto donde cruza el eje de rotación terrestre. Producto del movimiento de la masa glacial que está sobre la superficie antártica, la ubicación del Polo Sur se mueve cada año unos 10 metros. Junto a la vara se encuentra una placa con citas de los exploradores Roald Amundsen y Robert F. Scott.

Además del Polo Sur, se puede observar la Base Amundsen-Scott, perteneciente a los Estados Unidos. La antigua base de madera, construida en 1956 y ocupada hasta 1975, se encuentra en la actualidad prácticamente cubierta por la nieve y no es posible visitar por medidas de seguridad. El llamado "domo geodésico", construido en metal en los años 1970, fue desmantelado entre 2009 y 2010 y su lugar también es prácticamente imperceptible por la nieve. En 1999 comenzó la construcción de la actual Estación Elevada (Elevated Station), una estructura modular sobre pilotes, diseñada para evitar quedar sepultada por la nieve.

Dado que oficialmente no se puede ingresar a la base, destinada únicamente a la investigación científica, un pequeño centro de visitas se abrió en el lugar, en el cual se venden algunos souvenirs.

Vista de las instalaciones de la base Amundsen-Scott.

Comer y beber[editar]

Toda la comida y bebida para los turistas que visiten el Polo Sur debe ser provista por la agencia de viajes que organizó la excursión.

Dormir[editar]

Aunque la estación está preparada para acoger a visitantes, esto sólo ocurre en caso de medidas extremas. Debido a que la visita a la base Amundsen-Scott solo puede realizarse a través de tours organizados, la empresa encargada de dicha organización es quien organiza el alojamiento. Este usualmente se realiza en carpas especiales para soportar las bajísimas temperaturas y, en muchas ocasiones, usted deberá traer su propio saco de dormir para pasar la noche.

Seguridad[editar]

Aún en verano, las temperaturas son bajísimas: la máxima histórica alcanzada es de –12℃ y la mínima promedio puede llegar hasta los –30℃.

Junto con las medidas de seguridad generales para visitar la Antártida (prepararse para el clima extremo, protegerse de la radiación solar, seguir todas las indicaciones de los guías, etc.), hay que tener precaución con la altitud en que se encuentra el Polo Sur.

Si bien la superficie terrestre en el área se encuentra cercano al nivel de mar, la enorme capa de hielo que cubre la Antártida eleva la base a una altitud cercana a los 2835 m. A la altitud se suma el efecto generado por la rotación terrestre, adelgazando la atmósfera en los polos. Este efecto genera que la presión atmosférica sea mucho menor a la que correspondería a los 2835 m y es cercana a la que uno tendría a los 3300 m. Es por ello que es probable sentir algunos problemas relacionados con el mal de altura derivados de la falta de oxígeno y presión.

Enlaces externos[editar]

Este artículo es una guía. Tiene información variada y de calidad, incluyendo hoteles, restaurantes, lugares de interés e información de llegada y salida. Sé valiente y ayuda a convertirlo en un artículo destacado.