De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En algunas partes del mundo, especialmente en los Estados Unidos, los tornados, pueden representar un peligro para los viajeros.

Comprender[editar]

Un tornado tropical.

Un tornado es una columna de aire a muy baja presión, que aspira el aire circundante hacia adentro y hacia arriba. Generan vientos fuertes ―a menudo de 100 a 200 millas/hora― y pueden levantar objetos pesados ​​en el aire, llevándolos a medida que avanza el tornado. Comienzan con forma de embudo que descienden de las nubes y se convierten en «tornados» cuando tocan el suelo. A diferencia de los huracanes, los tornados se desarrollan muy rápidamente, dando poca advertencia previa de que se acerca uno ―minutos como máximo―, pero también son de corta duración. Con frecuencia ocurren en conjunto, con varios tornados golpeando un área aproximadamente al mismo tiempo.

En comparación con un ciclón ―huracán o tifón―, un tornado está mucho más concentrado. Si bien los ciclones generalmente tienen al menos decenas de millas de ancho y, a veces, cientos, es bastante raro que un tornado tenga incluso una milla de ancho.

Se informan alrededor de 1.000 tornados cada año en Estados Unidos, pero solo un pequeño porcentaje de ellos aterrizan y destrozan edificios. Además, menos del 30% de los tornados que ocurren son significativamente poderosos ―EF2+―. a mayoría de las muertes ocurren entre ocupantes de casas móviles y automóviles. Los tornados pueden ocurrir en cualquier momento del año, pero son más frecuentes en la primavera y principios del verano, cuando hay tormentas eléctricas. Tenga en cuenta que, como visitante a corto plazo, las probabilidades de que esté en el lugar equivocado en el momento equivocado para enfrentar un tornado son bastante pequeñas, independientemente de cuándo y dónde viaje. Pero siempre es bueno estar preparado.

El área donde ocurren los tornados con mayor frecuencia se denomina «Tornado Alley». Tornado Alley se encuentra en la región de las Grandes Llanuras de Estados Unidos . Incluye el norte de Texas, Oklahoma, Kansas, Nebraska y el este de Dakota del Sur, pero los tornados pueden desarrollarse en cualquier lugar donde se entremezclan aire frío seco y aire cálido húmedo, y los tornados poderosos ocurren con bastante frecuencia en el Medio Oeste, el Sur y, en menor medida, en el Atlántico Medio. El lado occidental de Estados Unidos también experimenta tornados, pero con mucha menos actividad que la mitad oriental. El área con la segunda mayor probabilidad de que ocurran tornados es el South America Tornado Corridor, un área que cubre el sur y parte del sureste de Brasil, Uruguay, el centro y norte de Argentina y el sur de Paraguay. Los tornados también pueden ocurrir en otros países. De hecho, Holanda tiene la tasa más alta de tornados para su pequeña superficie terrestre. Canadá también experimenta tornados, pero menos extremos y frecuentes que Estados Unidos. La mayoría de ellos se encuentran en el sur de Alberta, Saskatchewan, Manitoba y, a veces, en el sur de Ontario y Quebec. Los tornados no ocurren en las áreas árticas, debido al clima frío durante todo el año.

Preparar[editar]

A pesar de su rápido desarrollo, los tornados no atacan completamente sin previo aviso. Los meteorólogos pueden identificar las condiciones adecuadas para que se desarrollen tornados, y el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emite dos alertas principales para ellos ―con nombres que suenan confusamente similares―:

  • Alerta de tornados: esto indica que las condiciones son adecuadas para tornados, pero no se ha observado ninguno. Supervisa las condiciones y escucha las alertas adicionales.
  • Advertencia de tornado: un tornado o una nube en forma de embudo ―un precursor del aterrizaje de un tornado― ha sido detectado o está indicado por un radar. Aquí es cuando pueden comenzar a sonar las sirenas. Busca refugio de inmediato. Cuando un tornado poderoso se dirige a un área densamente poblada, el NWS emite una Emergencia de Tornado para enfatizar la gravedad.

Escuchar[editar]

Un tornado en Vulcan, Alberta en julio de 1927.

Algunas áreas locales tienen luces y sirenas para tornados, especialmente en Tornado Alley y otras regiones donde los tornados son una ocurrencia estacional. Si escuchas lo que suena como una sirena de un ataque aéreo, probablemente sea una sirena de tornado y debes buscar refugio de inmediato. Muchas comunidades prueban periódicamente estos sistemas a una hora determinada, como exactamente al mediodía de un día laborable de la primera semana de cada mes, así que verifica la hora y el cielo ―los tornados no se desarrollan en un clima soleado― antes de entrar en pánico. La mayoría de las comunidades se saltearán estas pruebas si el clima es tormentoso, para evitar causar una alarma indebida.

Las fuertes lluvias y el granizo pueden ocultar un tornado de la vista. Esto es especialmente probable en las regiones más húmedas del sur y este de Estados Unidos. Los tornados también serán muy difíciles de ver durante la noche, a menos que estén retroiluminados por frecuentes relámpagos. El rugido de un tornado ―similar al de un tren de carga o un avión despegando― puede ser la única señal de que uno se acerca.

Ver[editar]

Hay algunas señales específicas que indica el desarrollo o la probabilidad que se produzca un tornado:

  • Escombros: si ves que una nube de escombros es arrastrada por el aire en la distancia, eso podría marcar la posición de un tornado incluso si no ves la nube en forma de embudo.
  • Nubes verdes: las nubes verdes se ven normalmente cuando hay una gran cantidad de hielo en las nubes. Esta es una indicación de granizo y podría ser una advertencia de que es probable que se produzca un tornado.
  • Granizo: a veces se producirá granizo. Cuanto mayor sea el granizo, es más probable que haya un tornado asociado con la tormenta.
  • Rotación: si ves una rotación en las nubes ―no solo un remolino de viento cerca del nivel del suelo, que es un fenómeno completamente diferente―, eso puede indicar la presencia de un tornado o la posibilidad de que se desarrolle uno.

De día o de noche, un estruendo fuerte y continuo que no se desvanece en unos segundos, como un trueno o un tren, podría indicar un tornado.

Mantente seguro[editar]

En caso de un tornado, olvídate que eres un turista con una cámara. No intentes tomar fotos para documentar tu gran aventura. No intentes recuperar tu equipaje. Solo ponte a salvo de inmediato.

¡Entra![editar]

El lugar más seguro para estar es un refugio para tormentas o una habitación construida específicamente para la seguridad de un tornado. En áreas de tornados, estos se encuentran con frecuencia en o cerca de casas rurales y parques de casas móviles. Lo más importante es no entrar en pánico. Mantén la calma y encuentra el área más segura a la que puedas llegar rápidamente.

Casa[editar]

Si estás en una casa, aléjate de las ventanas —probablemente se romperán— y ve a la planta baja. Si hay un sótano, ve allí y colócate debajo de algo, como un banco o una mesa. Si no hay sótano, ve a una habitación central sin ventanas, como un armario o un baño. Si estás en el baño, acuéstate en la bañera. Agáchate y si tienes algo con relleno, como un colchón, para protegerse de los escombros que vuelan o caen, colócalo encima. No pierdas el tiempo tratando de salvar la propiedad.

Edificio alto[editar]

Ve a la planta baja o al centro del edificio lejos de las ventanas y cerca de una pared interior. Agáchate y cúbrete la cabeza. No entres al ascensor; quedarás atrapado si se corta la electricidad, y siempre existe la posibilidad de que el mecanismo de elevación falle si el techo está dañado. Si no está demasiado alto, usa las escaleras internas para llegar a la planta baja o al sótano. De todos modos, las escaleras son probablemente uno de los lugares más seguros para buscar refugio en tales circunstancias —es decir, sin ventanas, construcción sólida—.

¡Sal![editar]

Desvastaciones por un tornado en abril de 1999.

El lugar menos seguro para estar es dentro de algo que el tornado pueda recoger; en realidad estás mejor afuera.

Casa rodante[editar]

Si te encuentras en una casa rodante y hay una advertencia de tornado, debes buscar el refugio para tormentas o el edificio protegido más cercano. La gente bromea morbosamente diciendo que las casas rodantes y los remolques de alguna manera deben atraer tornados porque a menudo se muestran en la televisión como áreas de desastre sinuosas; la verdad es que su vulnerabilidad es la razón por la que se convierten en los clips de noticias más sensacionales. Los estudios han demostrado que una casa rodante es el peor lugar en el que puedes estar durante un tornado; los lados anchos de la estructura son como una vela en el viento, y no hay nada que los mantenga en su lugar. Puede sonar contradictorio, pero debes dejarla casa rodante y entrar en una zanja, alcantarilla o tubería de drenaje, cerca del suelo. Si te hospedas en una de esas casas y un parque específico para ellas, pregunta a la gerencia si hay un refugio para tornados cerca. Pueden ser sótanos o edificios robustos.

Automóvil[editar]

Si estás en tu automóvil y ves que se acerca un tornado, no intentes adelantarlo. Los tornados pueden superar fácilmente a un automóvil que conduce con un viento en contra de 100 mph. Tu opción más segura es dejar el automóvil y entrar en un edificio sólido. Si no hay ninguno disponible, salg del automóvil y dirígete a un área baja, como una alcantarilla, una tubería de drenaje o una zanja. Si te queda en tu coche, intenta conducir en ángulo recto con el tornado para salir de su camino. Si el tornado no parece moverse hacia la izquierda o hacia la derecha, es probable que vaya directamente hacia ti. Un automóvil es probablemente más seguro que una casa rodante —tendrá menos superficie para arrastrarte—, pero aún es más seguro salir y agacharse. La mejor opción es encontrar una zanja para que puedas acostarte y cubrirte.

Luego de un tornado[editar]

Ten cuidado con los objetos cortantes y los cables eléctricos caídos. No te pares sobre el agua donde haya cables eléctricos caídos. Mantente alejado de casas y edificios muy dañados, ya que puede haber peligro de derrumbe. No se deben utilizar encendedores ni fósforos, ya que puede haber peligro de fugas de gas. Mantén la calma y espera las instrucciones del personal de emergencia local.

Véase también[editar]