De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta guía trata de las regiones áridas «cálidas». Para mayor seguridad en áreas áridas por temperaturas frías, consulta Seguridad en la nieve, Seguridad en el hielo y Climas fríos.

Una región árida tiene poca o ninguna precipitación. Estas áreas cálidas y secas presentan peligros especiales para el viajero.

Comprender[editar]

Regiones desérticas no polares.

Las regiones áridas son aquellas donde las precipitaciones son muy escasas y, en consecuencia, puede existir poca humedad superficial. Las principales regiones áridas se pueden encontrar en todo el mundo en América del Norte, América del Sur, África, Asia y Australia, y son comúnmente denominados también desiertos.

Las regiones áridas generalmente carecen de grandes asentamientos humanos y pueden ser un gran lugar para observar un entorno natural virgen. Dada la falta de agua, estas áreas también pueden ser muy peligrosas y se requiere una buena preparación.

Preparar[editar]

Viajar en regiones áridas requiere una planificación cuidadosa.

Cosas para revisar con cuidado:

  • ¿Estás en buena forma física para afrontarlo? La exposición prolongada a las condiciones calurosas puede agravar ciertas condiciones médicas debido al estrés por calor. Para alguien de un clima relativamente frío, el impacto repentino de un clima cálido puede ser alarmante. Considera pasar unos días en un lugar donde pueda aclimatarse de manera segura, antes de aventurarse en el desierto.
Nómada con camellos en el Sahara.
  • ¿Es confiable el modo de transporte que seleccionaste? Haz que revisen tu vehículo de antemano, incluso si utilizarás carreteras pavimentadas. Asegúrate de que no solo esté lleno de combustible, sino que también tenga suficiente refrigerante y aceite para el radiador, y que tenga los «repuestos» adecuados. En regiones más remotas, considera llevar más de un vehículo, incluso aún cuando no necesites más espacio. Si viajas solo, considera la posibilidad de organizar un convoy con otros viajeros.
  • ¿Tienes alguna forma de contactar con el exterior? Muchas regiones áridas están escasamente pobladas y la cobertura de ciertas redes de comunicación puede ser irregular. ¡Un teléfono celular puede estar fuera de alcance! Se recomienda encarecidamente estar familiarizado con equipos de radio bidireccionales o un teléfono satelital.
  • ¿Sabes a dónde vas, cuánto tardarás y qué rutas alternativas tienes? Visitar una región árida necesita planearse por adelantado, puede haber peligros específicos para una ruta prevista. Trata de no ser complaciente. Es muy recomendable seguir los consejos de los lugareños en la región que pretendes visitar antes de un viaje. También se debe considerar la contratación de un guía responsable.
  • ¿Sabrás dónde estarás? Considera llevar un GPS o agregar uno a tu teléfono o vehículo, tanto porque te ayudará a navegar de manera segura ya que te permitirá informar a los rescatistas dónde te encuentras si se desarrolla una emergencia. También debes tener un mapa o brújula y saber cómo usarlos.
  • ¿Sabrás dónde estarás? Deja detalles de a dónde vas con alguien. Esto debe incluir tanto tu ruta planificada —y posibles rutas de salida alternativas— como también la hora a la que esperas regresar.

Equipamiento[editar]

  • Agua. Como mínimo, debe haber de 6 a 8 litros para cada persona por día, pero si hace calor o si realizas una actividad física intensa, es posible que necesites mucha más agua. Recuerda tener extras para emergencias. También ten en cuenta que es necesario mantener los niveles de electrolitos. El sodio, potasio, calcio, magnesio, yodo y otros minerales se pierden a través del sudor. Se pueden reponer comiendo frutas, verduras y alimentos salados. Las bebidas deportivas tienden a ser débiles en potasio y yodo, pero pueden ser útiles. Algunas personas sudan más que otras y el sudor de algunas personas es más salado que otras. Si tu ropa presenta marcas blancas y saladas cuando has estado sudando, entonces tu cuerpo pierde más sodio y otras sales que una persona promedio. Especialmente si no estás acostumbrado a un clima cálido y seco, tu cuerpo sudará más y puedes perder más sales de lo habitual.
  • Alimentos. ¿Tiene suficientes suministros? El agua ya se mencionó, pero no olvides que necesitas comida para ti. Trae más de lo que crees que necesitarás.
  • Ropa holgada de colores claros. Use ropa liviana de manga larga y un sombrero de ala ancha para protegerte del viento, el sol y el calor. Usa lentes de sol y también una cantidad generosa de protector solar y vuelve a aplicarlo varias veces al día. Una quemadura de sol puede ser dolorosa y, en un ambiente árido, también puede hacerlo más susceptible a la deshidratación y a complicaciones médicas graves, como un golpe de calor e insuficiencia renal.
  • Protección solar. En una región árida, el sol durante el día puede ser implacable.
  • Ropa de abrigo. algunos entornos desérticos pueden volverse muy fríos después de la puesta del sol
  • Un método de señalización para emergencias. Una radio o un teléfono satelital son excelentes, pero considera usar un método de la vieja escuela que no dependa también de la electricidad, como un silbato, un espejo de señales, bengalas o fósforos para iniciar un fuego de señal.
  • Un botiquín de primeros auxilios. Lo que necesitarás depende de lo que estés haciendo. Los mochileros necesitarán moleskin u otros métodos para lidiar con las ampollas, mientras que alguien que conduzca en una carretera puede que no.
  • Combustible para tus vehículos. Es una buena idea llevar más gasolina, refrigerante y aceite.
  • Equipo de autorrescate. En caso de que tu vehículo se atasque o necesites reparar una llanta pinchada, también debes llevar un gato de gran elevación, una cadena de remolque, tablas o tapetes para salir de la arena y una pala.
  • Mapas, brújula y dispositivos GPS. No querrás perderte.

Navegar[editar]

No siempre se proporcionan señales útiles como esta.

Se recomienda encarecidamente un dispositivo GPS. Incluso una simple brújula debería ser un elemento estándar. Usa un mapa, incluso si tienes la intención de utilizar un dispositivo de navegación.

Incluso si utilizas una brújula o un GPS, comprueba el rumbo previsto a intervalos regulares. Es fácil desviarse de un rumbo cuando hay pocos puntos de referencia obvios o familiares. Dos elementos de vegetación pueden ser confusamente similares, y para los no sepan utilizarlos, dos formaciones rocosas pueden ser igualmente idénticas.

Planifica tu ruta con cuidado y no intentes hacer mucho en un día.

En regiones más remotas, considera la posibilidad de contratar un guía local o, al menos, toma en serio los consejos locales.

Mantente seguro[editar]

Las regiones áridas pueden albergar animales salvajes peligrosos, especialmente serpientes y escorpiones. Ten cuidado por donde pisas y sacude tus botas antes de ponérselas. Mantente alejado de la vida silvestre del desierto, incluso si te parece seguro o familiar. Un encuentro con un enjambre de abejas puede arruinar cualquier viaje.

Aunque las regiones áridas son en gran parte secas, cuando llueve, las condiciones pueden cambiar rápidamente. Las inundaciones relámpago pueden surgir aparentemente de la nada. Nunca acampes o estaciones en un barranco, wadi o cualquier espacio bajo con forma de arroyo, incluso si no crees que va a llover en tu área.

Además, no te dejes engañar pensando que el «calor» del día continúa en la noche. Muchas regiones áridas pueden volverse considerablemente más frescas por la noche; en algunos, incluso las heladas son posibles.

Si estás en un automóvil, conduce según las condiciones. Si conduces fuera de la carretera, estate atento a los cambios repentinos en el terreno o la firmeza de la superficie. Evita estrictamente las áreas alrededor de minas abandonadas, sumideros y otros peligros.

En ciertas áreas, incluidas extensiones de arena o carreteras asfaltadas, se pueden formar espejismos en condiciones de calor. Se trata de una forma de neblina de calor o brillo, que puede dar a un objeto distante la apariencia aparente de ser visto en una superficie similar al agua. Un espejismo también puede hacer que parezca que estás viendo un lago o una orilla distantes, cuando no existe tal cuerpo de agua. Todas son ilusiones ópticas, no hay agua presente en estas circunstancias. ¡Que no te engañen!

Espejismo inferior en el desierto de Mojave.

En algunas regiones áridas, la población local estará preparada para ofrecer consejos específicos para esa región. El viajero haría bien en prestarle atención discretamente cuando se le ofrezca.

Los desiertos no están necesariamente bien vigilados y pueden albergar grupos criminales o terroristas. Verifica cuidadosamente antes de aventarte a la aventura.

Mantente saludable[editar]

  • La cantidad de agua que necesitas beber depende de una serie de factores, como cuánto te estás esforzando o sudando. No existen reglas estrictas y, en general, si estás sano, puedes dejar que tu cuerpo te guíe.
  • Estate atento a los síntomas del estrés por calor, como confusión, mareos, náuseas o dolor de cabeza. Si tú o tus compañeros de viaje los tienen, es hora de ponerse a la sombra, beber un poco de agua y tomarse el tiempo para refrescarse. Mojar la ropa puede ayudar, al igual que un ventilador.
  • Es un mito peligroso que se pueda obtener agua de los cactus, que en cualquier caso son nativos sólo de América; beber de plantas desconocidas podría causar más daño que bien.

Si te quedas atascado[editar]

Si está en un vehículo, quédate con él. Un vehículo es más fácil de detectar que un viajero solitario. Abandonar un vehículo, si se considera siquiera, debería ser el último recurso absoluto. Si tienes que dejarlo, deja los detalles en el vehículo con respecto a tus planes previstos, incluida la fecha y hora de tu salida, en qué dirección te diriges y cómo marcarás tu camino.

El refugio temporal y la sombra son prioridades, al igual que el agua potable. Si tienes agua de sobra, bébela con sensatez.

Véase también[editar]