Misiones diplomáticas

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Notas de viaje > Misiones diplomáticas
Saltar a: navegación, buscar

Un aspecto importante a tener en cuenta por el viajero son las misiones diplomáticas. Ya sea para pedir información o resolver un problema, a menudo un turista tiene que pasar por una de estas sedes diplomáticas para recibir asistencia.

Una misión diplomática es una oficina de un gobierno nacional ubicado en otro territorio, acreditada por el país anfitrión y que sirve para entablar relaciones diplomáticas y asistir a sus conciudadanos, entre otras funciones. Los tipos más importantes de misiones diplomáticas son las embajadas y los consulados.

Comprender[editar]

En pocas palabras, una misión diplomática es una oficina de un gobierno nacional ubicado en otro territorio, que ha presentado sus credenciales ante el país anfitrión y que gozan de cierta extraterritorialidad en cuanto a la aplicación de la normativa legal (si bien el territorio en que se asientan sigue siendo parte del Estado anfitrión).

Su función —según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas— es la de «representar al Estado acreditante ante el Estado receptor; proteger en el Estado receptor los intereses del Estado acreditante y los de sus nacionales, dentro de los límites permitidos por el derecho internacional; negociar con el gobierno del Estado receptor; enterarse por todos los medios lícitos de las condiciones y de la evolución de los acontecimientos en el Estado receptor e informar sobre ello al gobierno del Estado acreditante; y fomentar las relaciones amistosas y desarrollar las relaciones económicas, culturales y científicas entre el Estado acreditante y el Estado receptor».

Pueden distinguirse dos tipos de misiones diplomáticas de acuerdo a su grado de importancia y tamaño:

  • Embajadas: se dedican a liderar las relaciones diplomáticas entre los Estados. Suelen ubicarse en la capital del país anfitrión y los embajadores están a cargo, por ejemplo, de las relaciones comerciales y políticas de alto nivel entre los gobiernos. Muchos países tienen relaciones diplomáticas entre sí, pero no tienen embajadas físicamente instaladas dentro de su país; para ello existen embajadores concurrentes, que son embajadores que son acreditados por múltiples países pero residen únicamente en uno de ellos.
  • Consulados: se dedican a proveer servicios a individuos y organizaciones que permitan facilitar las relaciones de éstos con su país. Así, por ejemplo, se dedican de proveer de servicios tanto a los nativos del país que se encuentren en el extranjero (facilitando la legalización de documentos, emitiendo pasaportes u organizando las elecciones ) como a extranjeros, especialmente entregando visas o información para ingresar a dicho país. Los consulados suelen ser más comunes que las embajadas, existiendo incluso varios del mismo país dentro de un mismo territorio; en muchos casos, las embajadas tienen una sección consular en su mismo edificio.

Existen otros tipos de misiones diplomáticas. Por ejemplo, los países suelen tener misiones ante organismos internacionales como las Naciones Unidas. En otros casos, cuando oficialmente un país no reconoce al otro, existen estructuras paralelas que suelen tener el rango de embajada pero operan bajo otro nombre (por ejemplo, la República de China tiene diversas «oficinas de representación de Taipei» en los países que no reconocen su independencia). Algunas instituciones subnacionales también poseen misiones diplomáticas en otros países, pero sin la relevancia de aquellas de carácter nacional.

Obtener asistencia[editar]

Las misiones diplomáticas son parte esencial de la vida del viajero. Muchas veces suelen ser el punto donde parte la aventura, ya sea buscando información sobre el destino o realizando los trámites para la visa. Pero también son necesarias en caso de algún accidente o infortunio que suceda durante la travesía. Como recomendación general, siempre tenga a mano el número de contacto de la embajada más cercana de su país.

Sin embargo, es importante que tenga en consideración que el objetivo principal de las misiones diplomáticas no es ayudar al turista en caso de cualquier incidente. En muchos casos, las embajadas y consulados puede que ni siquiera tengan potestad para hacerlo, por lo que considere solicitar ayuda sólo en aquellos casos de emergencia. Algunas situaciones en que las misiones diplomáticas son relevantes pueden ser:

  • En caso de tener un accidente menor o sufrir un asalto, las misiones pueden ayudarlo a comunicarse con su familia, pero muy difícilmente lo ayudarán a volver a su país si perdió su vuelo o le prestarán dinero.
  • En caso de tener un accidente grave, las misiones pueden ayudarlo a que reciba el tratamiento médico adecuado. En caso que fallezca, pueden ayudar a sus familiares en los trámites de la repatriación. Sin embargo, la embajada suele no pagar dichos servicios.
  • En caso de guerras o conflictos civiles, las embajadas pueden organizar evacuaciones de aquellos ciudadanos de su país que se encuentren en riesgo o por su propio personal.
  • En caso de ser arrestado, pueden ayudarlo y proveerle acceso a un abogado local que hable su idioma o sea de su confianza, pero éste usualmente es pagado por el solicitante. Sólo en casos muy extremos, la embajada puede involucrarse directamente en su caso y ejercer presión sobre el gobierno local, pero eso dependerá enteramente de la naturaleza política de su caso. Es muy probable que la embajada pueda involucrarse en el caso de un periodista arrestado injustamente, pero probablemente no lo hará por alguien que fue detenido conduciendo en estado de ebriedad. Tenga en consideración que la embajada es un invitado en el país en que está, por lo que es poco probable que se involucre activamente contra el anfitrión.

Registro[editar]

Muchos países tienen algún sistema de registro que les permite a sus ciudadanos en el exterior registrarse, de forma que su gobierno tenga un registro de su presencia. Para varios países, es posible hacerlo en línea, aunque debe visitarse en algún momento un consulado. El registro generalmente no es recomendado para los turistas, aunque sí para expatriados y estudiantes de intercambio en el exterior.

Al registrarse con frecuencia le permitirá obtener acceso a una lista de correo en la que le llegarán notificaciones de su gobierno; estas notificaciones a menudo son bastante aburridas aunque algunas son útiles o interesantes. Esto puede ser muy importante en algunas circunstancias; por ejemplo, si se desencadena una guerra o una epidemia, la misión de su país puede ser la mejor fuente de ayuda e información. El registro también puede ser útil si necesita servicios del país de origen, por ejemplo, para poder votar en elecciones del país de origen o el deseo de asegurarse de que su seguro de salud allí continúe siendo válido.

Asimismo, las misiones dan buenas fiestas y pueden invitar a cualquiera de sus ciudadadanos. Los diplomáticos tienden a vivir bastante bien, con una buena reserva de bebidas y excelente comida. Por supuesto, muchas de sus fiestas son únicamente para otros diplomáticos, oficiales del gobierno anfitrión y otras personas importantes; el viajero promedio no suele ser visitado, salvo que se tratara de una persona en visita de negocios o un periodista. No obstante, ellos también albergan celebraciones de sus día nacional o cualquier otra celebración, y en su mayoría cualquiera con el pasaporte adecuado puede ser invitado a estas celebraciones. Si usted está en el exterior durante tales fechas, vale la pena preguntar. Una singularidad de esto es que cuanto más alejado sea el lugar, mayor son las probabilidaddes de acceder. Una embajada en una capital grande podría ya tener su lista de invitados completa, pero una más alejada es probable que le de la bienvenida a los visitantes.

Complicaciones[editar]

Hay países que por su situación económica, su tamaño pequeño o debido a su aislamiento de la comunidad internacional, tienen pocas sedes diplomáticas alrededor del mundo o hay pocos países que han presentado credenciales diplomáticas ante estos mismos.
En la imagen, la embajada de Corea del Norte en Beijing.

Hay una serie de complicaciones y situaciones que podrían ser de importancia para los viajeros:

  • Algunos de los países más pequeños o más pobres tienen pocas misiones diplomáticas en el exterior. Por ejemplo, para obtener una visa para ingresar a Tayikistán tiene que ir a un centro importante como Moscú o Londres. El lado positivo es que en estos casos a menudo es posible solicitar una por correo, aunque esto significa dejar ir su pasaporte por varias semanas.
  • Lo anterior puede aplicarse al inverso. Si usted se encuentra en Tayikistán y necesita asistencia consular, su país podría no tener una embajada allí, por lo que podría necesitar contactar a la misión más cercana, tal vez en Kazajistán o incluso en Moscú. Como alternativa, su gobierno puede tener un acuerdo con algún país amigo mediante cuya misión diplomática en Tayikistán provea servicio consular para ciudadanos de su nación. Este último aspecto es algo más a comprobar cuando se planea un viaje hacia un destino remoto lejos del circuito turístico.
  • En algunos lugares fuera de los destinos habituales, la embajada o alta comisión de otro país pudo haber designada para asistirle. Por ejemplo, los ciudadanos australianos pueden dirigirse a una embajada canadiense, o viceversa. Los ciudadanos británicos pueden asistir a los ciudadanos de cualquier nación miembro de la Mancomunidad de Naciones en algunos casos, o los miembros de una nación parte de la Unión Europea pueden proveer asistencia a los ciudadanos de otro país miembro de la UE.
  • Puede ubicarse algunos lugares un consulado honorario, que provea servicios consulares limitados. A menudo la posición es otorgada por un gobierno extranjero a una persona con intereses comerciales en esa ubicación; aun pudiendo no ser un ciudadano del país que representa. Para el viajero esto podría ser de utilidad para servicios notariales (como la firma de documentos públicos o privados que requieran fe pública), y si usted estuviera en un hospital o en la prisión ellos podrían visitarlo y contactar al consulado por usted. Sin embargo, usualmente no están autorizados para otorgar visas o emitir pasaportes.
  • Las misiones diplomáticas de algunos países tienen un sistema por el que dividen al país de destino en zonas, en las que se solicita o incluso requiere que las personas usen el consulado correspondiente a su zona. Por ejemplo, en China, Canadá solicitará a alguien que requiera asistencia diplomática en Wuhan que concurra a la embajada en Beijing, y alguien en Fuzhou que concurra al consulado de Guangzhou, aun si el consulado de Shanghái pudiera ser más conveniente para ambos. Por lo general, esto no aplica a los turistas, sino más bien a las personas que están viviendo en el país anfitrión, si bien esto aplica tanto para locales como los expatriados.

Inmunidad diplomática[editar]

En el derecho internacional las misiones diplomáticas tienen un estatus especial:

  • Las embajadas son consideradas completamente bajo el control de la nación acreditada, y las normas del estado anfitrión no se aplican en esta. Sin embargo, la inmunidad diplomática en los consulados es más limitada, y el edificio de un consulado no posee este mismo privilegio, por lo que rigen las normas locales, salvo en la oficina del cónsul.
  • Algunos diplomáticos son inmunes al procesamiento por el estado anfitrión, ya sea por espionaje o por delitos comunes; como mucho el estado local podría expulsarlo, o en tiempos de guerra entre ambas naciones, internarlo. Durante la Guerra Fría en algunos países era relativamente común ver expulsar a unas pocas docenas de diplomáticos a la vez por presuntos casos de espionaje.
  • El equipaje diplomático y aquello transportado dentro de la valija diplomática son inmunes a la inspección aduanera, aunque algunos países se ven interesados en su contenido e ignoran los tratados internacionales sobre diplomacia, buscando «dar un vistazo» por cualquier medio. Incluso han habido casos en los que los oficiales de aduana ignoraron esta restricción.
  • Respecto al personal diplomático, no todos los empleados de una embajada gozan de privilegios diplomáticos, pero puede que algunos miembros del personal sí, por ejemplo, en una misión comercial o en una agencia de asistencia. Algunos empleados de la misión tienen solamente una leve inmunidad consular, en la que no pueden ser enjuiciados por cualquier cosa hecha durante su trabajo, pero que dicha inmunidad cesa fuera del trabajo. Los empleados de organizaciones internacionales están cubiertos por una serie de normas diferentes.
  • Para los viajeros, la regla más simple es que a menos que sea un empleado del gobierno de su país de origen y esté viajando con un pasaporte especial diplomático o sea un familiar directo de un agente diplomático, no gozará de ninguna inmunidad diplomática.

Véase también[editar]

Este es un artículo destacado. Es un artículo completo con mapas, fotos y mucha información de alta calidad. Si conoces que algo que ha cambiado, sé valiente y ayuda a mejorarlo.