De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El forrajeo es la recolección de material orgánico silvestre, como plantas y hongos, para alimentos, recuerdos u otros fines.

Hasta hoy, algunas comunidades en el mundo viven como cazadores-recolectores, e incluso en países de altos ingresos, las bayas y los hongos forrajeros permanecen como parte de la cocina local.

Esta actividad está regulada en la mayoría de los países. Asume que está prohibido hasta que sepas en qué medida está permitido.

Frutas y bayas[editar]

«Cuando tomas un fruto con espinas por fuera y te pinchas la mano, te pinchas en vano. Tomar espinas con la mano es malo. En vez de la mano se usa siempre un palo. Más fíjate bien, usarás la mano cuando cuando tomes la fruta del banano.»

El libro de la selva

La mayoría de los biomas tienen algún tipo de frutas y verduras. Muchas frutas y bayas son comestibles, algunas son venenosas. No existe una regla general para saber cuáles son comestibles, así que aprende a saber cuáles vas a recoger.

La regulación para la recolección de bayas varía. Algunas comunidades suburbanas han abandonado árboles frutales que pueden cosecharse con el consentimiento del propietario; sin embargo, no corras riesgos. Otros que las obtienen pueden tener consentimiento incluso si tú no lo has hecho, y las normas sociales —por ejemplo, sobre cuánto escoger— pueden ser complicadas.

Bayas comestibles en clima templado[editar]

  • Arándanos rojos
  • Zarzamora de los pantanos
  • Frambuesas
  • Moras
  • Fresas
  • Arándanos
  • Bayas de saúco

Madera[editar]

Los árboles tienen un alto valor económico y ecológico, por lo que la tala de árboles, ya sea para una fogata, refugio o decoración, generalmente está prohibida, o al menos muy restringida. Incluso en una tierra de nadie o con el permiso del propietario, la tala de madera requiere un juicio informado sobre cómo minimizar el daño al bosque en su conjunto. Tomar ramas del árbol puede provocar infecciones fúngicas —riesgo que varía según la especie y las circunstancias—, destruyendo igualmente el valor económico.

La recolección de ramitas muertas en el suelo generalmente está permitido, excepto en áreas protegidas, pero donde son un recurso escaso del que dependen los lugareños, probablemente deberías dejarlas en paz.

Flores[editar]

Las flores silvestres generalmente se recogen para decorar, aunque pueden tener fines ceremoniales y algunas también son comestibles.

En clima templado, los parterres de flores más diversos se encuentran generalmente en los pastizales del ganado.

Sin embargo, en muchas áreas, las flores silvestres están altamente protegidas y la recolección requiere un permiso.

Hongos[editar]

Los hongos pueden ser un excelente alimento: muchas especies son muy sabrosas y en muchas partes del mundo puedes obtenerlas gratis si las recolectas tú mismo. Por otro lado, su reputación de ser venenoso también está justificada; algunos lo están, y algunos de ellos pueden ser mortales. No existen medios generales para distinguirlos de los comestibles. Nunca comas ningún hongo que no conozcas lo suficientemente bien, y esto incluye saber si hay hongos venenosos que se parecen y cómo distinguir los comestibles de los venenosos.

También hay advertencias para los hongos comestibles. La mayoría de los hongos se estropean fácilmente, por lo que deben manipularse con prontitud y con cuidado. La primera vez que comas un hongo en específico, come solo poco, ya que no todas las especies comestibles se adaptan a todos. La mayoría de los hongos no son comestibles —o al menos no son sabrosos— hasta que se cocinan. Algunos hongos son venenosos hasta que se tratan de alguna manera específica, a menudo cocinándolos en abundante agua y luego desechados, repetidamente para algunas especies.

La mejor manera de aprender a recoger hongos es pedirle a un experto local que te muestre. También hay guías de viaje. Aprende a reconocer solo un par de especies de hongos a la vez; olvídate de los demás hasta que tengas confianza en ellos y luego, tal vez el año que viene, estudia un par más. Algunos hongos comestibles son bastante seguros, ya que, con cierto cuidado, se distinguen fácilmente de los peligrosos; otros no deben ser elegidos hasta que no seas experto, algunos tal vez ni siquiera entonces.

Si te enfermas después de comer hongos, puede ser importante consultar con tu médico sobre tu plato de hongos. Algunos de los hongos venenosos no dan ninguna señal de advertencia temprana, por lo que esto se aplica también unos días después.

Vegetales marinos[editar]

La vegetación marina comestible —algas, lechugas, nori o algas marinas— tiende a ser rica en minerales y vitaminas y se considera un manjar en los países asiáticos. Sin embargo, esta tendencia se está extendiendo a nivel mundial y las algas comestibles se pueden encontrar literalmente en cualquier parte de la costa. La búsqueda de alimento se lleva a cabo en la zona intermareal, típicamente en costas rocosas. Es recomendable unirse a un guía local para familiarizarse con las especies de algas comestibles. Se debe tener cuidado alrededor de rocas resbaladizas para evitar lesiones. Las verduras de mar se pueden consumir crudas, cocidas o secas.

Animales[editar]

El forraje incluye la recolección de mariposas y otros animales pequeños como recuerdos decorativos, y animales como almejas, insectos y larvas para comer. No dañes especies en peligro de extinción. Además, los comunes pueden protegerse en lugares como parques nacionales. La recolección de huevos de reptiles y aves suele ser ilegal.

La persecución de animales más grandes o más rápidos se describe como caza. Consulta ética animal para más información.

Equipamiento[editar]

  • Una cesta es el recipiente clásico para recoger bayas y setas. Un cubo de plástico también puede resultar práctico.
  • Cuchillo.
  • Rastrillo para recoger bayas.
  • Cuchillo para hongos —tiene un cepillo en el otro extremo—.

Mantente seguro[editar]

Los alimentos forrajeros pueden estar infestados de patógenos. Para algunos patógenos, el lavado es suficiente; otros requieren cocinar. Además, el agua que se usa para lavar puede estar contaminada.

Respeto[editar]

En la mayoría de los países, el forrajeo está restringido, si no prohibido. En las reservas naturales, podría aplicarse el principio de no dejar rastro. El derecho de acceso nórdico es permisivo, pero no se permite todo el forrajeo ni siquiera allí.

Véase también[editar]