Notas de viaje > Salud

Salud

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La salud como un estado de equilibrio y bienestar físico, mental y social como medio para que una persona puede llevar una vida productiva es un estado al que se aspira a tener para poder gozar al máximo de la vida diaria, lo cual también se aplica a la hora de hacer un viaje. Ya sea un viaje a un lugar cercano a casa o uno a los rincones más lejanos de la Tierra, un viaje se disfruta más si se está saludable.

Este artículo ofrece una introducción a buenas prácticas: cómo vivir de manera saludable, reducir los riesgos a la salud y cómo arreglárselas con heridas y enfermedades cuando se está lejos de casa.

Prepararse[editar]

Tener un estilo de vida saludable[editar]

Hacer ejercicio regularmente ayuda al organismo a tener más resistencia durante actividades físicas.

Independientemente de adónde vayas a viajar, es más probable que te mantengas saludable durante el viaje si tienes hábitos saludables en tu vida. Hacer ejercicio regularmente aumenta tu resistencia, permitiéndote caminar más, hacer caminatas, nadar, esquiar u otras actividades más o menos agotadoras que quieras realizar en tu viaje, lo cual reducirá el riesgo de que una escalada difícil termine en un ataque cardíaco, mareos o falta de aire.

Vacunas[editar]

Recibe todas las vacunas recomendadas a partir de las ocho semanas antes del viaje, en especial cuando se viaja al extranjero a zonas tropicales, con cobertura médica o sanitaria deficiente o zonas con poco cuidado medioambiental. Si vas a viajar a zonas propensas a brotes epidémicos de enfermedades, será prudente consultar a un médico para tomar las medidas indicadas a la situación y a la persona. Por ejemplo, podrías consultar por inyecciones de inmunoglobulina, que te harán inmune a una serie de enfermedades por varios meses. Para mas información acerca de vacunas en particular, consulta el artículo sobre enfermedades infecciosas.

No esperes hasta el último minuto, pues hay vacunas que tardan semanas en producir inmunidad y si necesitas varias vacunas, es probable que algunas de ellas necesiten unas pocas semanas (generalmente de dos a cuatro) antes de la próxima dosis. Esto podría ser la diferencia entre la vida y la muerte. Además, ten en cuenta que algunos países exigen vacunas para los viajeros que entren al país, en especial en zonas en donde la fiebre amarilla es endémica. El Certificado Internacional de Vacunación o Profilaxis (Carte Jaune) es un documento creado por la Organización Mundial de la Salud que es una prueba válida de haber sido inmunizado. Tu médico puede otorgarte una Carte Jaune o actualizar una existente si ya la posees cuando recibas una vacuna. Los funcionarios de aduanas podrían verificar este registro antes de permitir la entrada a un país.

Medicamentos[editar]

Consulta a tu médico sobre tus prescripciones médicas antes de hacer un viaje si tienes dudas.

Si tienes una enfermedad crónica o congénita, consulta a tu médico con anticipación. Podrías necesitar tomar recaudos especiales a la hora de viajar.

Si tomas medicinas de prescripción, asegúrate de traerlas, especialmente en el caso de que en el lugar de destino sean difíciles de encontrar. Si vas a estar de viaje durante un período de tiempo mayor al número de días de medicación restante, consulta con el farmacéutico para obtener un suministro adicional para tus vacaciones. También lleva medicinas que no necesitan receta: algunos medicamentos que se venden sin receta en un país en otro se venden solamente con receta médica. Algunas drogas podrían ser difíciles o imposibles de encontrar en algunos países.

Sin embargo, asegúrate de que por tomar dichos medicamentos en tu viaje, no contravengas las normas del lugar de destino sobre drogas, metiéndote en problemas. Si cruzas una frontera internacional, confirma por anticipado si puedes llevar contigo tus medicamentos. Lo que es legal en tu país de origen podría ser ilegal en otro. En particular, verifica siempre por:

  • narcóticos, como los jarabes para la tos basados en la codeína y medicamentos para tratar el dolor, como hidrocodona/paracetamol (Vicodin), oxicodona/paracetamol (Percocet) y oxicodona;
  • barbitúricos y otras drogas psicotrópicas como fenobarbital para la epilepsia, dronabinol (tetrahidrocannabinol sintético) para las náuseas y algunas pastillas para dormir; y
  • anfetaminas, como las drogas para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad Aderall y el metilfenidato (Ritalin), especialmente al ir a Japón.

Presta mucha atención a los medicamentos si estás viajando a los Emiratos Árabes Unidos o si te desvías o retrasas involuntariamente allí. Aquel país restringe o prohíbe una cantidad importante de medicamentos, como las medicinas contra la diarrea, antidepresivos, medicinas para la tos, terapia hormonal (incluidos los estrógenos y la testosterona) y los analgésicos. La sentencia por cualquier rastro de una sustancia prohibida es de cuatro años de prisión. Los EAU incluso castiga con la misma pena por llevar comidas comunes que contengan semillas de amapolas como si fuera tráfico de heroína pura.

Singapur también es conocido por sus políticas antidrogas estrictas y por ejecutar a usuarios de drogas ilícitas. A diferencia de EAU, brinda una lista completa de los fármacos de prescripción para los que se debe pedir permiso de posesión para uso personal (disponible en el sitio web de la Health Sciences Authority, Gobierno de Singapur). También brinda una lista larga de drogas que son ilegales bajo cualquier circunstancias (véase el enlace anterior).

Lleva copias de tus recetas en caso de que te quedes sin medicación o que la pierdas, o para probar que la medicación es para uso personal.

Si estás viajando dentro de tu propio país u otro que tenga un acuerdo con el tuyo, existe la posibilidad de que puedas transferir una prescripción temporalmente a una farmacia local. Consulta con tu farmacéutico si esto es posible en tu caso.

Además, hay algunas enfermedades que pueden prevenirse con medicamentos profilácticos, entre ellos la malaria. Al igual que con las vacunas, podría demorar semanas para que se genere la inmunidad, por lo que averigua con anticipación suficiente a tu viaje qué medicina(s) necesitas y cuándo deberías comenzar a tomarlas.

Botiquín de primeros auxilios[editar]

Siempre lleva contigo un botiquín de primeros auxilios cuando vayas de viaje lejos.

Si vas a hacer caminatas difíciles en regiones remotas, asegúrate de llevar un botiquín de primeros auxilios además de un torniquete, pues no sería bueno encontrarse en una situación complicada sin uno.

Lleva un botiquín con medicamentos y otros artículos de primeros auxilios. Asegúrate de que la cantidad de medicinas de receta y otros artículos que pudieran ser difíciles de obtener durante el viaje sea la suficiente para todo el viaje.

Preservativos[editar]

En caso que exista la posibilidad de que vayas a tener relaciones sexuales durante el viaje, compra los preservativos de tu preferencia y llévalos contigo, de lo contrario, existe el riesgo de que te dejes llevar por el momento y contraigas algo de lo que no te puedas deshacer, quedar embarazada o embarazar a alguien. Además, los preservativos vendidos en algunos lugares pueden ser de un tamaño inadecuado o no haber sido sometidos a un control de calidad adecuado, siendo propensos a romperse. Si bien ya no es común, hay lugares en el mundo en los que es difícil —si no imposible— conseguir preservativos.

Al ser de un material muy duradero, barato y liviano, los preservativos en un apuro pueden servir para otros propósitos distintos para el que han sido diseñados. De hecho, algunas unidades militares habitualmente llevan preservativos para propósitos no sexuales. Los preservativos pueden servir como un impermeabilizante improvisado o como contenedor de hasta un litro de líquidos o de algunas sustancias sólidas. Ten en cuenta que los preservativos no resistirán el contacto con objetos afilados y que pueden romperse bajo la radiación ultravioleta o temperaturas extremas, por lo que en tales casos tendrás que usar objetos que fueron diseñados para cumplir esa función si están disponibles.

Seguro de viaje[editar]

Nunca está de más contratar un seguro de viaje para cubrir contingencias no cubiertas por tu seguro de vida.

Verifica lo que cubre tu seguro o tarjeta de seguros regulares mientras estás lejos de tu hogar y considera contratar un seguro de viajes para cubrir cualquier contingencia no cubierta. Si bien los seguros de viajes para equipajes perdidos y demoras ahorrarán algunos costos mínimos o inconvenientes, el costo del tratamiento médico o evacuación médica podría ser exorbitante si no está cubierto por el seguro. En algunos países, el hecho de no demostrar que posees un seguro o de que puedes pagar por uno podría llevar a que se te niegue el tratamiento.

Durante el viaje[editar]

Protección contra lesiones en accidentes[editar]

Ya sea al estar en un automóvil o en un avión, siempre debes usar el cinturón de seguridad. Esto es esencial si estás en los asientos delanteros de un automóvil, en donde en caso de una frenada repentina, correrás el riesgo de estrellarte contra el parabrisas.

Si estás en cualquier tipo de bicicleta, asegúrate de llevar puesto un buen casco y en caso de que vayas a algún lugar en donde es difícil encontrar cascos, lleva uno desde casa. Nunca está de más usar un casco para prevenir lesiones cerebrales causadas por un accidente por no llevar casco.

Precauciones ante enfermedades[editar]

Es fácil para una persona mantenerse limpia si se hospeda y come en un hotel de negocios. En un país de ingresos bajos o en la vida al aire libre, esto será más difícil. Los baños son un factor de riesgo.

Agua contaminada[editar]

Asegúrate de averiguar si el agua del grifo de los lugares que estás visitando es seguro para beber. En muchos casos no será seguro usar el agua del grifo ni siquiera para enjuagar el cepillo de dientes, a menos que el agua esté hervida. Del mismo modo, ten cuidado con las bebidas con hielo. Si el agua no es seguro para beber a temperatura ambiente, congelarla no matará a los patógenos que te pueden enfermar seriamente. En algunas ciudades como Shanghái hay restaurantes que usan ósmosis inversa para filtrar los patógenos del agua corriente y usan esa agua para hacer su hielo. Si ese es el caso, el hielo es seguro, pero en caso de duda, ten cuidado.

Alimentos contaminados[editar]

La intoxicación por alimentos puede suceder en cualquier lugar, pero el riesgo es mayor en climas cálidos en donde la comida se pasa a un mal estado más rápido. Ten cuidado con los alimentos que han estado o podrían haber estado a la intemperie durante horas, especialmente en climas cálidos que propician la reproducción de microbios. La diarrea de los viajeros es bastante común cuando personas de países desarrollados viajan a países en desarrollo, en donde los criterios de salubridad pueden ser mucho mas laxos.

Además, en los países en donde el excremento humano es usado como fertilizante (por ejemplo, en China), es peligroso comer frutas u hortalizas crudas a menos que tengan una cáscara dura que pueda desecharse. También las verduras frescas lavadas en agua que probablemente esté sucia supone un riesgo. En muchos países, las frutas y verduras crudas son por lo general bastante seguras, pero en caso de duda sobre la seguridad de frutas y verduras crudas sin pelar de cualquier lugar, no las comas. Asimismo, aún si estás comprando un trozo de melón, si no sabes que el vendedor usó un machete sucio para cortarlo o si lo cortó limpiamente, es posible que corras peligro al comerlo.

Finalmente, hay enfermedades y parásitos que puedes contraer al comer carne, pollo o pescado que no han sido cocinados a una temperatura suficiente como para matar los microorganismos o parásitos. Esto no significa que los restaurantes de sushi y sashimi sean todos inseguros para los clientes, ni que el filete tártaro en el restaurante francés de tu localidad te enfermará: parte de lo que necesitas hacer al patrocinar un restaurante es hacer un juicio sobre cuánto confías en su control de calidad.

Plagas[editar]

Si vas a viajar a una región en donde son endémicas las enfermedades transmitidas por mosquitos, garrapatas, moscas u otros vectores, asegúrate de tomar medidas preventivas. Para evitar las picaduras de mosquitos lleva un repelente como el aceite de citronela y dormir debajo de un mosquitero. Para evitar picaduras de garrapatas pon los calcetines por debajo del pantalón largo.

Cuidado del cuerpo[editar]

Los servicios como spa, baños públicos y las peluquerías suelen ser baratos relativamente en países de bajos ingresos. Pueden ser una buena compensación para viajes largos sin posibilidad de higiene adecuada.

Animales peligrosos[editar]

Básicamente debe respetarse a los animales, escuchar los consejos que te brinden la población local sobre ellos y usar el sentido común.

Riesgos al nadar y bucear[editar]

Es peligroso nadar durante la marea roja.

Algunas playas son bastante peligrosas, por lo cual pregunta a la gente del lugar en dónde puedes encontrar una playa segura. Nunca está de más decir que —si planeas nadar en una playa oceánica remota sin guardavidas—, asegúrate de que esté cerrada parcialmente por un cabo, debido a que es probable que corte parte de la corriente. Por supuesto, es más seguro no nadar a menos que haya un guardavidas de servicio.

También sé cauteloso en lugares en los que son endémicas las medusas peligrosas. Los ataques de medusas son mucho más frecuentes que los ataques de tiburones, y frente a algunas especias, es más probable que sean fatales.

No hay razón para que cunda el pánico sobre los riesgos relacionados con la natación; tan solo infórmate sobre cuáles son los riesgos de cada lugar que visitas y evalúalos según tu criterio.

En cuanto a los riesgos del buceo, el buceo con escafandra autónoma (scuba diving) puede ser fatal si no posees el entrenamiento adecuado. Afortunadamente, en general no puedes bucear con escafandra autónoma a menos que hayas cursado la capacitación y tengas la certificación, lo cual reduce los riesgos considerablemente.

Si prefieres permanecer más cerca de la superficie del agua, una buena alternativa es el buceo libre con esnórquel (snorkelling), el cual tiene sus propios riesgos, pero en muchos lugares puedes permanecer en aguas tranquilas, en las que puedes nadar de regreso a la costa más rápido e incluso puedes levantarte si es necesario (aunque es malo ponerse de pie sobre arrecifes de corales frágiles y debe evitarse siempre que sea posible).

En algunas playas son frecuentes las floraciones de algas. Si el agua tiene una capa con un color extraño, averigua si esto es normal o si podría tratarse de proliferaciones de algas nocivas.

Qué hacer cuando estás enfermo o herido[editar]

Si hay un número de emergencia para ambulancias confiable en el país que visitas, trata de memorizarlo o llévalo contigo. Para los teléfonos con GSM, el 112 o el 911 debería llamar al centro de emergencia local. Puedes intentar con cualquier teléfono y esperar a ser redirigido al lugar correcto. Tu aseguradora también podría tener una línea de ayuda.

Si estás enfrentando una situación que no es una emergencia, pero que de todos modos estás enfermo, trata de no hacerte el héroe: busca recomendaciones de un buen médico (con preferencia que hable en tu idioma, aunque si prevés que será difícil encontrar a uno que hable tu idioma, consulta la guía de conversación indicada) y ve a consultarle. Si estás de viaje en una región remota en donde no hay médico o tu situación es bastante seria como para impedir que te dirijas a uno en tu condición, averigua quién es el médico tradicional local de reputación y ve a verlo. Las hierbas que te prescriba podrían ser justo lo que necesitas, aunque no suple la consulta de un médico.

En algunos países europeos que cuentan con un sistema de salud respaldado por el Estado son muy costosos para los extranejors (a menos que tengas un seguro). Por ejemplo, si te encuentras en un país como el Reino Unido, el costo de ver a un médico privado puede ser de más de £ 150 por una consulta presencial.

Véase también[editar]

Peligros ambientales
Cuestiones de salud
Este artículo es un esquema y necesita más contenido. Tiene un modelo de artículo, pero no tiene suficiente información. Sé valiente y ayuda a mejorarlo.