3715Mapa de Mar Mediterráneo
Otros destinos > Mar Mediterráneo

Mar Mediterráneo

De Wikiviajes, la guía libre de viajes
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Mar Mediterráneo es un mar que divide y se encuentra entre Europa, África y Asia. Se puede decir que empieza (o acaba) en Tarifa.

Contexto[editar]

Históricamente ha sido siempre una zona de intensos intercambios comerciales y culturales. Los primeros que establecieron colonias comerciales fueron los fenicios y griegos, con las que comerciaban con los diversos pueblos originarios de cada región. Más tarde fueron los romanos y cartagineses los que se disputaron el control comercial del Mediterráneo y sus costas, dando lugar a varias guerras, las llamadas guerras púnicas, que terminaron con la destrucción de Cartago y la toma del control total por parte del Imperio Romano, que lo hicieron su mar propio (llamado en latín Mare Nostrum, "Nuestro Mar").

Tras la caída del Imperio Romano fue de nuevo una época de disputas comerciales, entre los sucesores de los romanos, el Imperio Bizantino y la nueva civilización emergente, los musulmanes. A esto hay que sumar la aparición de las Repúblicas Marítimas en Italia durante la Edad Media, entre las que destacaron sobre todo Venecia y Génova.

En la Edad Media vivió también numerosas guerras, como las Cruzadas, y los intentos de detener la expansión del Islam hacia el norte, así como el azote de los piratas berberiscos en las costas europeas.

Con el descubrimiento y conquista de América, el eje del comercio mundial se trasladó al océano Atlántico, con lo que el Mediterráneo perdió la importancia que hasta ese momento había tenido. Aunque siguió siendo territorio de disputa, especialmente por los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes.

Actualmente es una zona riquísima en cultura, cuna de muchas de las más importantes civilizaciones antiguas, desde la egipcia y la fenicia, hasta la griega y la romana, y por tanto, plagada de ruinas de aquellas civilizaciones antiguas así como de diversas culturas sucesoras de aquellas. También es el lugar donde se ha generado la famosa dieta mediterránea, considerada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Economía[editar]

Económicamente sigue siendo de gran importancia, sobre todo tras la construcción del Canal de Suez, que ha permitido a los barcos acceder al océano Índico desde el Mediterráneo gracias a la ingeniería. Aunque los altos costes que conllevan su uso han hecho que muchas compañías navieras prefieran seguir rodeando África.

Los mayores puertos en la actualidad del mar Mediterráneo, en transporte de contenedores, son Valencia, Algeciras, Marsaxlokk (Malta), Gioia Tauro (Italia), Barcelona, Génova, El Pireo (Grecia) y La Spezia (Italia)[1]. En cuanto a cruceros, los principales puertos del Mediterráneo son Barcelona, Civitavecchia (Italia), Venecia, Baleares, El Pireo, Nápoles, Livorno, Dubrovnik, Santorini y Savona

Playas[editar]

Las playas mediterráneas tienen fama de ser de clima templado, al contrario que las atlánticas o de otros océanos. Eso hace que el turismo de sol y playa en todas las islas del Mediterráneo haya vivido un boom en los últimos tiempos. Casi cualquier costa europea del Mediterráneo es muy turística, sobre todo entre los habitantes del Norte de Europa, por la buena diferencia de precios. En cambio, las africanas se encuentran en desarrollo, y las asiáticas están viviendo ahora mismo una ola de conflictos armados que las hacen desaconsejables.

Regiones[editar]

Países[editar]

El Mediterráneo también incluye la costa de 21 países:

Islas[editar]

Muchas islas se encuentran dentro del Mediterráneo, la mayoría de ellas formando parte de algún país de los mencionados arriba, y otras siendo un país ellas mismas, como Malta o Chipre (aunque esta última con una situación muy particular). Se pueden clasificar en función de su tamaño:

Mares[editar]

Además, el mismo mar Mediterráneo se puede clasificar en distintos mares más pequeños, con sus correspondientes costas:

Ciudades[editar]

Desplazarse[editar]

Hay servicios de ferrys y barcos entre países cercanos, y además hay muchos cruceros que ofrecen visitas a las ciudades más turísticas mientras se disfruta del clima templado del Mediterráneo. Si no, también se puede recorrer casi toda la costa en coche o en otros medios de transporte, trasladándolo en ferry cuando sea necesario, como al cruzar el Estrecho de Gibraltar.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Error en los parámetros de la plantilla.